“Mis alumnos aprenden desde el interés porque les sirve lo que hacen”

La experta a nivel nacional del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), Isabel Vizcaíno, cree que el desinterés que tienen los alumnos se debe a la pasividad que se aplica en las aulas y explica que hay que trabajar la acción para motivarlos.
José Mª de MoyaMartes, 10 de julio de 2018
0

Isabel Vizcaíno es maestra de Educación Infantil y Primaria y experta a nivel nacional del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Será la ponente del curso blending “ABP desde la práctica” que impartirá Aula Siena en Madrid los próximos 25 de septiembre y 11 y 25 de octubre. El ABP es un marco que permite reflexionar sobre la Educación desde otra óptica. Cuestiona los elementos más anquilosados de la enseñanza tradicional y ofrece una solución didáctica basada en tres premisas: empodera a los alumnos, estabiliza el trabajo cooperativo y abre aulas y centros al entorno.

Me gustaría que nos explique en qué consiste el curso sobre ABP que va a impartir desde Aula Siena.
El curso intentará motivar al profesorado desde el ABP para trabajar por medio de la escucha y desde lo que le interesa al alumno. A partir de esa información, se plantea cómo aplicar los contenidos curriculares que nos manda la Administración. La idea es hacerlo desde la práctica, que los docentes sean capaces de realizar todo el proceso que conlleva un ABP desde el primer momento.

En el programa del curso aparecen casi todas las metodologías activas implicadas. ¿Por qué?
Desde mi punto de vista, el ABP es la cuna de las metodologías activas. El ABP incorpora las nuevas herramientas que están saliendo, que no son más que las técnicas para hacer lo que realmente al alumno le interesa.

¿Le parece que el ABP es el antídoto imprescindible contra la pasividad de muchos profesores?
Yo creo que la pasividad que tienen los chavales es por la pasividad que se aplica en muchas aulas. Si trabajamos la acción ellos van a estar activos. Pero si planteamos una estructura en la que el profesor solo habla y el alumno solo memoriza, entramos en conflicto. Por eso, los chavales están desmotivados. Y esto debemos cambiarlo porque los informes PISA no nos benefician.

¿Le parece que un colegio que incorpore ABP mejorará los resultados?
Lo certifico y lo sé. Los colegios en los que se trabaja con metodologías activas y con ABP obtienen mejores resultados. Los alumnos aprenden desde el interés y aprenden significativamente porque lo que hacen les sirve para algo.

Hay otros profesionales que trabajan metodologías activas, pero cuando les pregunto si los chavales van a adquirir más competencias no están muy seguros de los resultados de los alumnos.
Porque no nos hemos leído la ley. Tenemos estándares de aprendizaje evaluables y a los alumnos les tenemos que evaluar cada estándar. Evaluar los estándares de aprendizaje desde una manera instrumental y con acción es mucho más divertido. No obstante, tengo claro que mis alumnos aprenden lo que tienen que aprender a pesar de estar usando un sistema de ABP.

¿Cómo evalúa a sus alumnos?
Tenemos muchas fórmulas. Sin embargo, creo que se malinterpreta el ABP. El ABP no está reñido ni con los contenidos, ni con lo que nos manda la Administración. ¿Cómo vas a aprender a aprender si solo cogemos un libro y memorizamos?

¿Le funciona?
Sí, lo que intento en el curso es dar todas las herramientas que me he ido encontrando. El ABP y las metodologías activas funcionan en todos los ámbitos, en todos los sitios y en todas las situaciones.

¿En qué cursos da clase?
Soy maestra de Infantil, pero ahora mismo estoy en 2º de Primaria. Actualmente, hemos infantilizado Primaria para que el paso no sea tan complicado.Por eso tenemos asambleas, rincones, participación activa de las familias, grupos interactivos etc.

La metodología de este curso que está impartiendo ahora es por una parte presencial y por otra, on line. ¿Cuántas horas son? ¿En cuántas sesiones?
12 horas presenciales y 12 on line en tres sesiones.

Otra característica del curso es que es muy práctico. De hecho, termina con la realización de un proyecto en clase y en la plataforma on line.
La idea es hacerlo desde la práctica. A los docentes que hacen el curso les planteo un reto: ponerse en la tesitura de los alumnos. Realizan un proyecto de ABP para saber cómo se hace y ver lo fácil que es trabajar así. Las nuevas tecnologías facilitan mucho la información, ya que hace 25 años esto era más difícil. La escuela tiene que ser un entorno donde los alumnos socialicen y no podemos cambiar un libro de texto por una tableta, yo creo que ahí nos equivocaríamos. Tampoco podemos pensar que un ABP es solo buscar información para una determinada pregunta o cuestión que se tenga, sino que también tiene que ver con la acción y la ejecución. En conseguir los contenidos a través de la experimentación.

A veces se asocian metodologías activas con TIC necesariamente.
Es un error porque los niños en su entorno ya tienen TIC. Lo que no tienen son amigos con los que trabajar. Por eso la socialización tiene que estar en la escuela. Desde mi punto de vista, nosotros somos los poseedores de las herramientas para poder enseñarle a los alumnos las competencias necesarias para su futuro como, por ejemplo, las competencias de trabajar en equipo y de la creatividad.

Los efectos colaterales de las TIC: la dispersión, poca concentración, ya se están dando en centros educativos. ¿Lo ve también?
Sí, y sobre todo en la escucha activa. Los alumnos se encierran en sí mismos con los aparatos y no atienden a los demás compañeros.

¿Hay que humanizar la escuela?
Por supuesto.

Algunos profesores, a veces, me cuentan que hay una frustración por parte del profesorado porque falta la emoción en la Educación.
Las emociones son muy importantes. Los niños vienen con ganas de expresar y de contar y por eso hay que darles tiempo para que puedan hacerlo. La relación profesor-alumno se basa en eso.

La metodología del curso se basa en grupos reducidos, ¿facilita esto la enseñanza?
Sí, porque al tener un grupo reducido pueden hacer más intervenciones y participar más.

0