Un 56% de los jóvenes vive con sus padres durante la universidad

Beatriz Gámez JareñoViernes, 31 de agosto de 2018
0

El estudio realizado en el año 2017 por Sodexo y la fundación de investigación Youth Sight sobre El estilo de vida universitario pone de relieve las realidades, necesidades y expectativas de los universitarios de seis países (Estados Unidos, India, España, Italia, China y Reino Unido).

Según el sociólogo y filósofo Zygmunt Bauman, en una sociedad el conocimiento no es algo inmutable y el aprendizaje es continuo a lo largo de la vida. La universidad no debe ser solo un lugar de paso en el que únicamente se trasmita conocimiento, sino un lugar de experiencia que desde una visión holística responda a las necesidades de desarrollo de las actuales y futuras generaciones.

El estudio realizado en el año 2017 por Sodexo y la fundación de investigación Youth Sight sobre El estilo de vida universitario pone de relieve las realidades, necesidades y expectativas de los universitarios de seis países (Estados Unidos, India, España, Italia, China y Reino Unido).

De los resultados globales se aprecia que las pautas de comportamiento de los estudiantes españoles difieren en algunos aspectos de sus homólogos europeos en cuanto a estilo de vida, quizás porque la mayoría de los estudiantes españoles continúan viviendo con sus padres durante el periodo universitario (56%).

Por un lado, la vida en los campus de las universidades españolas no parece presentar gran dinamismo fuera de los aspectos relacionados directamente con el conocimiento. Por otro lado, los universitarios coinciden con los de otros países en cuanto a su preocupación sobre su posterior inserción en el mercado laboral (67%) y demandan apoyo a la universidad en este aspecto.

Según la profesora de Sociología en la Universidad Europea de Madrid, Fátima Gómez, “la universidad española presenta grandes retos en el siglo XXI. Por ello, debe adaptarse tanto al contexto europeo de Educación Superior como al entorno global en el que los estudiantes van a desarrollar su carrera profesional”.

Gómez también añade que “los años durante los cuales los jóvenes se forman en la universidad constituyen un periodo de socialización muy importante en su vida adulta configurando gran parte de su identidad y de su forma de vida”. Así pues, la universidad es una parte muy importante de la vida.

Universidades españolas
La mayoría de las universidades españolas son públicas, y a pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años por modernizarse y ser competentes, los estudiantes consideran que la relación calidad-precio de la universidad es baja. Por tanto, esto marca su percepción general de la misma.

Según el estudio, la elección de la universidad viene condicionada por dos aspectos: el prestigio o reputación y la recomendación de los padres. No obstante, hay otros aspectos que también consideran importantes los estudiantes españoles: la cercanía del centro a la casa familiar y la conexión de transporte.

Otro dato que muestra la encuesta es que la información obtenida
a través de internet comienza a tener influencia en la decisión final. Algo que no sorprende entre las nuevas generaciones, caracterizadas por su conectividad y por el uso de las redes sociales.

Por un lado, aspectos como el ambiente global de los centros universitarios, instalaciones o servicios ofrecidos por los campus no son muy relevantes en la elección de
la universidad (quizás por el hecho señalado de que la mayoría vive en la casa familiar).

Por otro lado, la sociabilidad de los universitarios se desarrolla mayoritariamente fuera de los centros o campus (muchas universidades no poseen campus). Además, las tareas cotidianas como el estudio o comer se realizan principalmente en la casa familiar o en cafeterías cercanas.

Una de las carencias percibidas en la encuesta es el hecho de que las universidades no apoyan el desarrollo de la vida social de los estudiantes (70%). Sería importante mejorar la oferta social y cultural de la universidad para crear un mayor vínculo con las mismas.

Además, cuando los jóvenes quieren ahorrar acuden a pocas actividades sociales y deportivas de pago o salen menos con los amigos. No obstante, ir a casa de los amigos, a un bar o a comer fuera una vez a la semana son las actividades más populares que llevan a cabo los estudiantes españoles.

Otro dato preocupante es que un 56% piensa que la universidad no ofrece apoyo psicológico ni en temas de salud.

Estos datos muestran que ambos aspectos son muy importantes en la calidad de vida de los estudiantes. Asimismo, los estudiantes quieren un entorno donde poder expresar sus preocupaciones (82%).

Las demandas
Los resultados obtenidos en el estudio sugieren que las demandas de los estudiantes van por delante de lo que ofrecen las universidades y se alinean con sus valores y preocupaciones, no estando exentas de contradicciones entre la práctica y el deseo.

Por lo tanto, los estudiantes españoles perciben varias deficiencias en la universidad española en cuanto al apoyo a su vida social y necesidades psicológicas; y sobre todo demandan formación en habilidades y competencias que les permitan mejorar sus estudios y perspectivas profesionales en el futuro.

0