La desigualdad educativa entre comunidades entra en campaña electoral

Las declaraciones de la vicesecretaria de Acción Social del PP y exministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, en las que afirmó que en Andalucía “un niño de 10 años sabe lo que uno de 8 en Castilla y León” han agitado la precampaña electoral y han aunado críticas del resto de partidos y el rechazo del propio PP andaluz.
Diego FranceschMartes, 23 de octubre de 2018
0

A pesar de que horas después Tejerina matizó sus palabras, asegurando que se refería a la gestión educativa del gobierno socialista de la Junta, la polémica ya estaba en la actualidad política y provocaba numerosas reacciones.

Pero si vamos al fondo de la cuestión, vemos que las declaraciones no tienen ni el más mínimo rigor. En primer lugar porque no se pueden comparar datos de rendimiento educativo de alumnos de 8 y 10 años de una comunidad y otra en función de los resultados de informes como PISA, que evalúa a alumnos de 15 años.

Pero si efectivamente comparamos los resultados a los 15 años, vemos que las diferencias existen –incluso hasta representar una diferencia de un curso y medio– pero que aun así hay que tener en cuenta el Índice Socioeconómico y Cultural (ISEC) que, lógicamente, es diferente entre Andalucía y Castilla y León. Además, hay que considerar que este índice explica al menos el 38,8% de la variabilidad en las puntuaciones medias obtenidas.

En comunidades con un alto ISEC, como la Comunidad de Madrid, se obtienen mejores resultados que en comunidades menos favorecidas con respecto a este índice, como Andalucía.

Por otro lado, en esta edición del estudio las comunidades de Castilla y León, Galicia y Castilla-La Mancha obtienen puntuaciones medias en ciencias significativamente más altas que las esperadas para su ISEC, mientras que el País Vasco alcanza una puntuación en ciencias significativamente más baja que la esperada para su nivel de ISEC. Los resultados del resto de comunidades están dentro de lo esperado para su nivel de ISEC.

Descontar el ISEC
Si se descuenta el efecto del ISEC, todas las comunidades autónomas ven incrementada su puntuación media. Los mayores aumentos se observan en Andalucía (24 puntos) que pasaría a tener 497 puntos, Región de Murcia (24 puntos), que pasaría a los 508 puntos y Canarias (23 puntos), que alcanzaría los 498 puntos. De esta manera, las tres comunidades se situarían en torno al promedio OCDE.

Por otro lado, los menores incrementos en la puntuación media en ciencias se dan en la Comunidad de Madrid (3 puntos), que llegaría a los 519 puntos; País Vasco (6 puntos), que alcanzaría los 489 puntos; Comunidad Foral de Navarra (9 puntos), que se situaría en los 521 puntos y Castilla y León (9 puntos), que pasaría a los 528 puntos de media en ciencias.

Países más equitativos
El impacto del ISEC en España (2,7 puntos) la sitúa entre los países más equitativos de los seleccionados en este informe y el segundo más equitativo en el seno de la OCDE, cerca de países como Italia o Islandia.

En todas las comunidades autónomas el impacto del ISEC es menor que el promedio OCDE. Galicia, Castilla y León y País Vasco son las comunidades en las que el ISEC tiene menor influencia en el rendimiento de los alumnos en ciencias. Los mayores impactos se observan en Principado de Asturias, Región de Murcia y Cataluña.

Combinando la influencia del ISEC y el rendimiento, no se observa una relación sistemática, pues países con puntuaciones medias altas presentan niveles de equidad superiores al promedio OCDE, mientras que otros con puntuaciones también altas tienen niveles de equidad inferiores a la media. 

0