Aprender la paz y desaprender la violencia

28 de noviembre de 2018
0

La violencia contra la los niños es una de las lacras sociales más dolorosas que se pueden dar e indica el grado de corrupción de nuestra sociedad. Si atentamos contra los niños, en cualquiera de las formas de violencia, estamos atacando a la base misma de la sociedad, de nuestro futuro. Indica que somos una sociedad enferma, una sociedad que no respeta la inocencia y la candidez de la infancia. El centro escolar es uno de los espacios donde los niños perciben más violencia, seguido de la calle. Esto indica que hay un problema sin resolver en nuestras aulas, que no son espacios de convivencia pacífica sino de confrontación y de lucha. Por ello, necesitamos enseñar la paz y desaprender la violencia, por desgracia tan presente en nuestra realidad como en los medios de comunicación o en las creaciones de ficción. Si no aprendemos la paz, si no enseñamos a perdonar, a convivir, a respetar, a escuchar, a dialogar… estamos incumpliendo nuestro deber de enseñar.

0