El Ministerio no solo quiere enterrar la Lomce sino también el MIR docente

Según las fuentes ministeriales consultadas por MAGISTERIO, al Ejecutivo socialista no le interesa sacar adelante ahora un MIR docente, que debería ser de carácter nacional para unificar los criterios de acceso a la profesión y, por tanto, disgustaría a sus socios nacionalistas.
Diego FranceschMiércoles, 28 de noviembre de 2018
0

La ministra Celaá en una de sus últimas comparecencias antes los medios de comunicación.

Según un alto cargo del Ministerio, “el MIR educativo es historia, no es viable económicamente”. Aunque esta sería la razón oficial para no implantarlo, la motivación política habría que buscarla en que se trata de una medida “centralista”, que chocaría frontalmente con los socios de Gobierno nacionalistas. “Habrá que mejorar el sistema de acceso, pero no siguiendo un modelo MIR”, dice este alto cargo que prefiere permanecer en el anonimato. “Lo que funciona para el sistema sanitario no tiene por qué funcionar para el educativo”, añade.

En cambio, al Ejecutivo socialista le urge sacar adelante la reforma de la LOE (en realidad, una nueva ley) agotando todos los plazos para iniciar los debates parlamentarios en la próxima primavera y tenerla aprobada a final de curso para implantarla el curso siguiente.

"

Lo que funciona para el sistema sanitario no tiene por qué funcionar para el educativo

"

Para ello, el Ministerio ha redactado ya un texto articulado que ha sometido, como es preceptivo, a consulta de la comunidad educativa a través de su página web y que se va a llevar al pleno del Consejo Escolar del Estado el próximo 18 de diciembre, ya bajo la presidencia de Enrique Roca, muy favorable al PSOE.

No obstante, y aunque una buena parte de los representantes del profesorado en el Consejo Escolar son a priori favorables a la derogación total de la Lomce, se muestran muy cautelosos en relación con el devenir parlamentario de la ley y con el hecho de que se haya presentado un texto sin debate previo.

"

Las modificaciones que plantea el borrador de la nueva ley en el conjunto del sistema educativo no han sido debatidas

"

Además, critican que esta reforma se haga –de nuevo– de espaldas a los profesores. La Confederación de STEs-i, por ejemplo, manifesta su “desagrado por el hecho de que la Administración vuelva a caer en el error de introducir cambios desde arriba, sin un debate profundo y serio con los representantes de la comunidad educativa, en especial de la escuela pública”.

“Las modificaciones que plantea el borrador de la nueva ley en el conjunto del sistema educativo no han sido debatidas y corremos el riesgo de que dicho debate se circunscriba al ámbito parlamentario”, añade este sindicato.

"

Pedimos que se cuente siempre con la implicación y participación del profesorado

"

El sindicato ANPE, por su parte, “exige” que se debata cualquier modificación en la Mesa de Negociación del personal docente. “Pedimos que se cuente siempre con la implicación y participación del profesorado”, señala. Respecto al contenido, ANPE dice que es “una de tantas reformas que se han sucedido y que solo conlleva cambios legislativos superficiales sin una reforma profunda que necesita nuestro sistema educativo”.

Alternativa del PP

Desde el PP creen que este anteproyecto responde a una decisión “absolutamente precipitada del Partido Socialista que se apoya sobre motivos electoralistas más que sobre una mejora del conjunto del sistema educativo”.

"

Este anteproyecto responde a una decisión "absolutamente precipitada del Partido Socialista

"

Por otro lado, estas fuentes aluden a “defectos de fondo y de forma en la tramitación”. Además, indican que se trata de volver a una ley “de hace 12 años” (la LOE), motivo por el que el PP quiere presentar “una alternativa no de pasado sino de futuro”. Efectivamente, el PP quiere elaborar un texto alternativo a medio camino entre la LOCE y la Lomce, que no les acaba de satisfacer. De forma inmediata, el PP va a presentar una enmienda a la totalidad de la ley socialista porque considera que la voluntad de acuerdo del Gobierno es “absolutamente nula”.

0