Especial Premios

Los Premios cumplen 10 años con más de 100 galardonados

La periodista Ana García Lozano fue la encargada de presentar la gala. La conferencia inaugural corrió a cargo del profesor David Bueno sobre los efectos de la Educación en el cerebro.
Adrián ArcosJueves, 29 de noviembre de 2018
0

Los Premios Magisterio cumplen diez años. A lo largo de todo este tiempo, son más de un centenar los protagonistas de la Educación que han recibido la estatuilla conmemorativa de las letras de imprenta que, formando columnas o galeradas, permitían leer textos en publicaciones o libros.

“La Educación debe ser algo plural, por eso desde el Consejo Editorial de MAGISTERIO hacemos un gran esfuerzo por plasmar esa pluralidad en los premiados”, afirmó José Mª de Moya, director general del Grupo Siena. “Aquí no sobra nadie, y para llegar a acuerdos es importante no hacer juegos de suma cero”, añadió.

De Moya aprovechó también para presentar el rediseño de la web y la edición impresa de MAGISTERIO: “Más allá de la cosmética, nuestra intención es acercarnos más al profe que está en el aula, entrar dentro del colegio y crear comunidad”.

Ana García Lozano "

Tenemos una carencia tremenda en nuestro sistema educativo, que no nos enseña a hablar en público

"

La periodista Ana García Lozano fue la encargada, en esta ocasión, de presentar la gala, que se celebró el pasado jueves en CaixaForum Madrid. La presentadora, que ahora trabaja como coach, contó su propio testimonio acerca de su experiencia educativa impartiendo cursos de comunicación y formación.

“Tenemos una carencia tremenda en nuestro sistema educativo, que no nos enseña a hablar en público. No sabéis la cantidad de ejecutivos o ingenieros que controlan perfectamente su trabajo, pero a la hora de tener que expresar lo que saben son un auténtico desastre”, comentó. Ella cree que “las cosas están mejorando a medias”, porque a sus dos hijos no les están preparando correctamente para vencer el miedo a hablar en público.

García Lozano se mostró convencida de que “hay muchos proyectos ahora que están incentivando la inteligencia emocional, la creatividad y la comunicación, pero lo principal es que no perdamos el sentido común,  y que no solo formemos en el qué –el contenido–, sino también en el cómo –en la manera en que podemos transmitir el mensaje–”.

Cómo funciona el cerebro

Sobre la importancia de cómo educar habló precisamente David Bueno, profesor de Genética de la Universidad de Barcelona, que fue uno de los premiados de la noche con la mención de honor. Bueno realizó una experiencia con varios voluntarios del público. Con cartulinas, todos intentaron hacer aviones de papel, pero al final el resultado no fue el mismo. “Hemos seguido las mismas instrucciones pero, sin embargo, no todos vuelan de la misma forma. ¿Qué ha pasado aquí? Es un ejemplo de cómo concibo yo el cerebro”, manifestó. 

La cartulina representa el material biológico, 86.000 millones de neuronas que, desde la propia concepción, van condicionando cómo se va construyendo todo nuestro cuerpo, incluido nuestro cerebro. Según el profesor, “tenemos variables para estos genes, que no son grandes cambios, pero sí sutilezas”.

David Bueno "

Tenemos que ser suficientemente flexibles en Educación para que cada cerebro encuentre su punto de encaje

"

Las cartulinas, por tanto, representarían los cerebros. “No existen dos cerebros iguales, lo que hace que desde la concepción haya personas que tengan más facilidad para la música, la ciencia, la lengua, la empatía, las relaciones sociales, más capacidad de memoria, o incluso más agresividad”, explicó Bueno.

Sin embargo, “la Educación es la forma que tenemos de doblar esas cartulinas, de sacar el máximo provecho posible para que el cerebro se construya y reconstruya y crear así personas capaces de transformar el entorno de forma crítica, adaptándose a él. Tenemos que ser suficientemente flexibles en Educación para que cada cerebro encuentre su punto de encaje”, recomendó el profesor.

Un objetivo "ideológico"

Para David Bueno, “el objetivo de formar el cerebro no lo da la pedagogía ni la neurociencia, sino que es ideológico siempre, y debe nacer de un pacto social”. Para él, “ese objetivo ideológico de la Educación debe servir para ver a las personas crecer en dignidad, en el respeto absoluto por las diferencias y en aportar las máximas oportunidades a cada uno para vencer las limitaciones que cada cerebro tiene”.

El profesor advirtió de que “es la capacidad de gestionar las propias funciones ejecutivas la que mas pronostica el éxito vital” que, desde su punto de vista, “es lo que más se identifica con la capacidad dignificante de la Educación”.

Premios Magisterio 2018
1 de 28
0
Comentarios
  1. "Todo lo bueno que somos se debe a la generosidad de los demás." | Asociación Educación Abierta | Asociación Educación Abierta
    28 de diciembre de 2018 12:23

    […] el Grupo Siena han tenido la generosidad de reconocer este trabajo con el premio Magisterio a los Protagonistas de la Educación, que este año cumple su décimo aniversario. El pasado mes de noviembre se celebró la gala de […]