Descubre las ventajas para las mujeres (y los hombres) de estudiar carreras STEM

Numerosas iniciativas buscan motivar a jóvenes, especialmente mujeres, en estas carreras.
RedacciónMartes, 15 de enero de 2019
0

La Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) ha presentado recientemente unos datos sobre la evolución de las mujeres especializadas en ramas de Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas (STEM) en comparación con los hombres; así como una reflexión sobre su participación en la universidad, en la sociedad y su inserción laboral.

En lo que respecta al nivel salarial se observa que hay menos discriminación para las mujeres STEM que para el conjunto de tituladas. El estudio se ha realizado con datos de matriculados y graduados procedentes del Sistema Integrado de Información Universitaria (SIIU) y del INE.

Mientras el porcentaje de mujeres sobre el total de matriculados de Grado se ha mantenido más o menos constante en la última década (54-55%), el porcentaje del alumnado femenino en áreas STEM ha caído más de un punto porcentual (del 32,9% al 31,6%); descenso que se observa en todas las subdivisiones STEM: ciencias, matemáticas y estadística (de ser mayoría las mujeres a estar por debajo del 50%), informática y tecnologías de la información y comunicación, de casi el 18% al 12%, e ingeniería y similar (del 30% a poco más del 28%).

Presencia mayoritaria
La presencia de mujeres solo es mayoritaria teniendo en cuenta una división más detallada de las áreas STEM, en 11 de 48 (poco más de una quinta parte de campos), destacando biomedicina, bioquímica, ciencia y tecnología de los alimentos e ingeniería alimentaria.

Mientras el porcentaje de mujeres sobre el total de matriculados de Grado se ha mantenido más o menos constante en la última década (54-55%), el porcentaje del alumnado femenino en áreas STEM ha caído más de un punto porcentual (del 32,9% al 31,6%)

En el otro lado, las mujeres son clara minoría, menos del 15% de estudiantes, en ingeniería electrónica industrial y automática, ingeniería eléctrica, ingeniería mecánica, ingeniería del automóvil, informática, desarrollo de videojuegos, desarrollo de software y aplicaciones e ingeniería de computadores.

El indicador que aproxima los conocimientos de alta cualificación con mejores perspectivas futuras de empleo entre la población joven de un país (ratio de graduados en STEM entre población de 20 a 34 años), es muy superior para hombres que mujeres (7,7 frente a 4,1), y se amplía en la última década (2,2 puntos de diferencia entonces frente a los 3,6 de ahora).

Inserción laboral
Tanto para los hombres como para mujeres se observa, en general, una mejor inserción laboral para los titulados STEM (especialmente en el caso de los campos de matemáticas y estadística, informática e ingeniería) que para el global de graduados.

Tanto para los hombres como para mujeres se observa, en general, una mejor inserción laboral para los titulados STEM (especialmente en el caso de los campos de matemáticas y estadística, informática e ingeniería)

En términos de un mayor porcentaje trabajando cuatro años después de graduarse, un menor porcentaje de asalariados con contrato temporal, un menor porcentaje trabajando a tiempo parcial, un menor porcentaje que se siente sobrecualificado (cree que no es necesario tener una titulación universitaria para su trabajo), un mayor porcentaje trabajando en su área de estudio u otra relacionada, y un mayor porcentaje que está entre el 20% que más gana, esto es, está en el último quintil (el más elevado) de la distribución de ingresos.

Finalmente, se puede observar claramente que hay menos discriminación salarial para las mujeres STEM que para el conjunto de egresadas en grado; especialmente en informática, ciencias de la vida e ingeniería. Así, mientras que un titulado ganaba un 11,4% más que una titulada, en términos generales, en las ramas de informática y ciencias de la vida el porcentaje era de poco más del 5% y del 6% en el caso de ingeniería (dato de la base media de cotización anual a la Seguridad Social (ganancias) de los titulados en el curso 2009-10 que estaban, en marzo de 2014, afiliados a la Seguridad Social por cuenta ajena y a tiempo completo).

Fomentar vocaciones
Por otro lado y según un estudio de la Cátedra de Políticas Educativas de la Universidad Camilo José Cela, existe un déficit general de las vocaciones STEM en España es particularmente intenso en el caso de las chicas: solo un 16,3% de los adolescentes españoles de 15 años contempla dedicarse a esta área cuando sean adultos y de ese porcentaje, solo el 4,2% corresponde a alumnas y el 12, 1 restante a alumnos.

Mientras que un titulado ganaba un 11,4% más que una titulada, en términos generales, en las ramas de informática y ciencias de la vida el porcentaje era de poco más del 5% y del 6% en el caso de ingeniería

Las razones que, de acuerdo con el estudio, explican esta brecha en España, tienen que ver con los efectos de los sesgos de género de origen social, como, por ejemplo, la transferencia de expectativas colectivas y el papel de los estereotipos en nuestra sociedad, y el impacto de las preferencias personales.

Para disminuir la brecha, el estudio propone actuar, desde las prácticas docentes, en áreas como la autoconfianza, el apoyo de sus iguales y la implicación parental.

0