Las tecnoadicciones existen cada vez con más frecuencia en los adolescentes

Hay 1.707 adolescentes atendidos, desde abril de 2018, por la adicción a los videojuegos y a las redes sociales.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 29 de enero de 2019
0

Actualmente, nos hallamos ante un gran reto educativo porque los adultos sabemos que todos los niños y adolescentes quieren tener un móvil inteligente. Sin embargo, aprender a usar este tipo de móviles no es tan fácil como ver la televisión. De hecho, el mal uso de un smartphone puede generar conflictos familiares importantes. Otro de los datos que preocupan es que las tecnoadicciones existen. La Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), CIE10 y la nueva CIE11, que se aprobará en 2022, han incluido la denominación de las adicciones sin sustancia como trastornos adictivos que provocan los videojuegos o la ciberludopatía.

Por su parte, el presidente, Ángel Garrido, señaló que el Gobierno regional quiere contribuir a prevenir, mejorar y dar respuesta a la utilización inadecuada o abusiva de las nuevas tecnologías entre los jóvenes madrileños, en un momento en que estas han transformado radicalmente nuestra manera de relacionarnos. “Se trata de una responsabilidad que nos incumbe al conjunto de la sociedad, puesto que vincula a la Administración y a la propia familia”, finalizó el presidente.

Atención a la adicción

El Servicio de Atención en Adicciones Tecnológicas de la Comunidad de Madrid ofrece un tratamiento especializado destinado a adolescentes entre 12 y 17 años con conductas de uso inadecuado, abuso o dependencia de las nuevas tecnologías. Por el momento, en los nueve meses desde su apertura, ha atendido a un total de 2.386 usuarios, entre familias con hijos adolescentes (el     71,5 %) y profesionales que trabajan con niños y adolescentes (el 28,4 % restante, 679 personas) a través de formación y actividades divulgativas.

El Servicio dispone de un servicio de prevención y otro de tratamiento especializado, y se encarga de la evaluación de la conducta de los adolescentes, la interacción que les provoca el uso de las tecnologías en su vida cotidiana y su grado de pérdida de control, analizando si interfiere en las actividades escolares, las relaciones sociales y familiares e, incluso, en su propio cuidado. Entre las situaciones más atendidas está la dependencia severa de los videojuegos y de las redes sociales, siendo los adolescentes varones los que presentan una sintomatología más severa que las chicas.

“El auge de las nuevas tecnologías nos obliga a estar alerta, ya que si bien tienen un gran potencial educativo, comunicativo y de ocio, su uso inadecuado puede ocasionar también desde aislamiento social y bajo rendimiento escolar hasta incluso la propia pérdida de identidad”, reflexionó Garrido.

Guía dirigida a la familia

La guía Aprender a Convivir con el Móvil se trata de un manual dirigido a toda la familia para fomentar el aprendizaje de un empleo adecuado de las nuevas tecnologías. Algunos de los pasos que se exponen en la guía para evitar la adicción son, por ejemplo, saber explicar a nuestro hijo que cuando tenga móvil, cambiarán sus relaciones con el tiempo, con la inmediatez, con su libertad, con su memoria, con la información, con las ganas de entretenerse, con la satisfacción por su autonomía, con su sentimiento de felicidad… Y también las relaciones sociales con sus amigos, conocidos y desconocidos.

Finalmente, el reto es que los padres eduquen a sus hijos de manera adecuada a usar el teléfono inteligente.

0