La implicación de padres y madres, tema pendiente en consejos escolares de Extremadura

La colaboración de los padres y madres de la mayoría de estudiantes no acaba de dar los resultados esperados, según indicó la Consejería de Educación.
Emma Prieto LópezMartes, 5 de febrero de 2019
0

La implicación efectiva de los padres y madres de alumnos en los consejos escolares de Extremadura es una asignatura pendiente, que no acaba de funcionar de la manera deseada y que se plasma también en la escasa participación que suele haber en las elecciones para designar a los miembros de este colectivo.

Los datos ofrecidos por la Consejería de Educación y Empleo sobre las últimas elecciones para renovar los consejos escolares de centros públicos, celebradas el pasado 22 de noviembre, recogen que votaron 20.218 padres y madres de alumnos de un censo total de 159.973, lo que representa el 12,64% de participación.

Distinta participación

Son seis puntos por debajo de la registrada en el curso 2012-13, cuando fue del 18%, aunque no es la más baja de este período, ya que en el curso 2013-14 fue del 1,78%.

En el período 2015-16, en cambio, fue de 1,94%. Y, por último, del 2,17% en el curso 2016-17. En el curso 2014-15, la participación de padres y madres fue del 15,58% y en el 2016-17, del 15,85%.

Sin embargo, el presidente de la Federación Extremeña de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Freampa), Joaquín León, explicó en declaraciones a EFE que “con ser escasa esta participación, lo más relevante es la falta de facilidades para poder hacer efectiva esa implicación una vez que entran a formar parte de los consejos escolares”.

Según explicó, aunque la normativa establece que los consejos deben convocarse atendiendo a la conciliación de la vida familiar y laboral, no se cumple, además de que con la Lomce la participación “está prácticamente sin contenido” y en muchas ocasiones “se limita a organizar actividades de carnaval, navidades y tareas extraescolares”.

“Lo que ocurre en la mayoría de los casos es que convocan a las cuatro o cinco de la tarde y eso dificulta el que se pueda asistir”, lamentó Joaquín León, que pidió que lo primero es “cumplir la normativa y convocar en horarios que faciliten la asistencia”. A su juicio, los datos sobre participación en las elecciones “son un reflejo más de la sociedad, que siempre tiende a pensar que es mejor que haya otra gente que nos resuelva el problema y, por eso, considera que los datos actuales no son  malos si se comparan, por ejemplo, con los que celebran colectivos como el de docentes, que, pese a tener dos horas libres en sus trabajos para votar, fue de un 60%.

Cambio de horarios

Por ello, insistió en que, si se quiere una mayor implicación, hay que convocar las reuniones en otros horarios y no ceñirse a lo que marca la normativa, que es un consejo escolar al trimestre, sino hacerlo más abierto y con mayor dinamización por parte de los equipos directivos.

Joaquín León también reclama mayor poder de decisión en la elección de los directores de los centros, ya que, según señaló, por parte del profesorado suele haber entre 5 y 7 representantes, del equipo directivo tres y otros tres de padres.

Además, para el presidente de la Freampa, “teniendo claro que la línea pedagógica la llevará el personal docente, hay otros proyectos educativos en los que se puede participar”.

Los consejos escolares son los órganos de participación de los centros educativos, en los que están representados profesores, padres, alumnos, personal no docente y, en el caso de los concertados, de la titularidad del mismo.

0