Fundación Orange y Empieza por Educar celebran FPB en red

El 24 de junio se celebró en CaixaForum Madrid la jornada para profesores de Formación Profesional Básica.
María GallegoMiércoles, 26 de junio de 2019
0
Representantes de Ministerio de Educación, Consejería Educación Comunidad de Madrid, Empieza por Educar y Fundación Orange

Fundación Orange y Empieza por Educar ha celebrado, el pasado 24 de junio en CaixaForum Madrid, la jornada para docentes de Formación Profesional Básica FPB en Red. En horario de 9.00 a 18.00 horas, se han desarrollado ponencias, talleres y mesas comunes en las que tanto docentes como alumnos y representantes institucionales han puesto en valor la Formación Profesional Básica.

La primera parte del acto contó con Alejandro Tiana, Secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Rafael Van Grieken, Consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Beatriz Morilla, Directora de Empieza por Educar, Luz Usamentiaga, Directora de RRII, RSC y Fundación Orange, y Alejandro Fernández, responsable del Área Comercial y Educativa de La Caixa. La presentación del acto, que contó con la batuta de David Martínez, Director de Comunicación Externa de Orange, puso el foco en el reconocimiento de la Formación Profesional Básica, más allá de una segunda oportunidad para sus alumnos.

En palabras del Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, la FPB “no es una segunda oportunidad, es una trayectoria tan digna como las demás, que encaja con las características del alumnado”.

En total, en la Comunidad de Madrid, la FPB cuenta con más de 11.000 alumnos, de los que 7.000 reciben clase en la enseñanza pública y en 16 ciclos diferentes. Según estos datos, Alejandro Tiana sigue insistiendo en que “hay que dar un mayor peso a la Formación Profesional Básica. Los alumnos tienen que obtener el título de la E.S.O. en mayor medida que lo hacen hasta ahora”.

La FPB en la Comunidad de Madrid cuenta con más de 11.000 alumnos, de los que 7.000 reciben clase en la enseñanza pública

Esta necesidad de fomentar la FPB se une a la creación de un mundo realmente digital, con foco en el Medio Ambiente. Carlos Barrabés, pionero del comercio electrónico en España, incide en las nuevas competencias con las que han de contar los alumnos, pero también las empresas. Bajo la idea de “la especialización constante es el nuevo marketing personal”, se potencia, por un lado, la Educación en todos sus sentidos. Por otro, la creación y desarrollo de compañías que piensen en el ámbito digital y en el entorno: “El planeta es el foco”. Esta nueva situación, en la que el Medio Ambiente protagonista el discurso empresarial, requiere a los estudiantes también habilidades humanas.

Ésta última es uno de los grandes problemas con los que, según los propios profesores, se encuentran en el aula. Para motivar e involucrar al alumnado en las materias, los docentes han desarrollado proyectos que, de manera práctica y con trabajo en equipo, consiguen el aprendizaje. Bajo la metodología GarageLab, los centros Ortzadar y La Casa de la Cultura han creado trabajos de carácter social en el colegio a través de la impresión digital.

Más de 300 profesionales se dieron cita en la jornada, que contó con ponencias, talleres y mesas redondas.

“Cine para la vida”, de Casa Escuela Pías Santiago Uno, mostró la labor social que se realiza con alumnos que, en un primer momento, contaban con problemas educativos en un entorno complicado. Las actividades artísticas, en este caso, fomentan la inclusión del alumnado y el desarrollo de actividades de integración paralelas a sus estudios curriculares.

El objetivo de estos proyectos coincide con el desarrollo de nuevos métodos de innovación en el aula, también presentados durante la jornada FPB en Red:

  • GOSCOS. El colegio Salesianos Los Boscos de Logroño presentó su software de gamificación de una parte de una de las asignaturas de FPB, realizado por los propios alumnos. El desarrollo de la aplicación, la realización de infografías de presentación, el informe final y la comunicación del proyecto ha sido labor de los estudiantes. Éstos, además, han terminado un trabajo global de realidad aumentada, susceptible de ser utilizado por cualquier centro.
  • WOODEN ISLANDS. El centro La Rosaleda de Málaga ha desarrollado, durante los últimos cursos, la creación de islas de madera a través del trabajo del alumnado de manera internivelar y por parejas pedagógicas. Los alumnos trabajan en grupos y parejas, enseñando y aprendiendo de ellos mismos y con más de un profesor de referencia. Estos grupos de trabajo favorecen la adquisición de rutinas en el campo laboral y, además, un aprendizaje evolutivo tutorizado.
  • HIPERBARIC. Realizado entre institutos de Alicante y Valencia, se trata de la fabricación, desde cero, de un vehículo de inercia. En total, se han visto involucrados alumnos de cuatro institutos, con un total de doce coches. Este proyecto se ha llevado a cabo con la colaboración de diferentes familias profesionales, lo que ha conseguido el aprendizaje multidisciplinar de los estudiantes.
  • GASTRONOMIX. Gastronomía creativa y reciclaje personal para 50 alumnos involucrados en Formación Profesional Básica. Durante un curso, los sábados por la mañana, los estudiantes reciben clases de cocina y de trato personal para fomentar su empleabilidad futura. Este programa cumple ya su quinta edición y amplía miras con nuevos programas especializados en comida vegana y dulce.

Gosco, Wooden Islands, Hiperbaric y Gastronomix potencian el aprendizaje evolutivo y la inclusión social en el aula.

La jornada de mañana también dejó espacio a la mesa redonda con ex alumnos de FPB. Dirigida por Miguel Costa, Director de la sede de Madrid de Empieza por Educar, los estudiantes hicieron hincapié en que no todas las personas aprendemos de igual modo, de ahí la necesidad de métodos diferentes dentro del sistema educativo. Todos ellos coincidieron en la necesidad de crear empatía con el alumnos para que la Formación Profesional Básica no sea el último recurso al alumno, sino una opción igual de válida que la E.S.O.

Durante la tarde, los profesores pudieron asistir a talleres, con compañeros docentes, en los que se les animaba a enfocar su labor hacia la motivación, las nuevas metodologías de gestión del aula y nuevas formas de aprendizaje a través de la formación GarageLab.

En total, FPB en Red dio cita a más de 300 profesionales de la Educación, involucrados en la nueva formación y en la creación de una Formación Profesional Básica que suponga la primera opción de su alumnado y no una segunda oportunidad.

0
Comentarios