Diálogo, diversidad y unidad en las jornadas del Parlamento Universal de la Juventud

El Parlamento Universal de la Juventud es un foro ecuménico que congrega a jóvenes de todas las culturas y creencias.
RedacciónViernes, 2 de agosto de 2019
0

El pasado 29 de julio se ha inauguró en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) la 5ª sesión plenaria del Parlamento Universal de la Juventud, foro ecuménico que congrega a jóvenes de todas las culturas y creencias que en esta edición desarrolla el tema Paz en construcción: tomando decisiones juntos para una nueva civilización.

Los 120 jóvenes provenían de 22 países pero representaban a varios miles de un total de 31 naciones de América, África, Asia y Europa, e incluso de las nacionalidades indígenas ecuatorianas otavalo y shuar. Es promovido por la organización internacional Juventud Idente con el apoyo de la UPSA y de la Fundación Fernando Rielo.

Raffaele Lanzilli recordó que la paz no exige uniformidad sino la riqueza de la diversidad.

Previamente los parlamentarios fueron recibidos por el concejal de Turismo del Ayuntamiento salmantino, Fernando Castaño, quien les agradeció el esfuerzo y contribución que supone este foro. Ya en el Aula Magna de la UPSA, el vicerrector de la misma, Jacinto Núñez Regodón, subrayó el modelo histórico de paz y diversidad que simboliza la ciudad y el papel especial que cumple en ello la Pontificia.

Tras la inauguración siguió una sesión formativa con la intervención de Raffaele Lanzilli, consultor del Sínodo de los Obispos, quien comenzó preguntando a todos si de verdad querían la paz y lo que ello implica, dado que lo contrario no es la guerra sino las relaciones falsas. Propuso pasar del dominio del ‘yo’ a la comunión del ‘nosotros’ y recordó además que la paz no exige uniformidad sino la riqueza de la diversidad.

Le siguió María Fernanda Lacilla, miembro del patronato de la Fundación Juventud Idente, quien relacionó la construcción de paz con la comunicación. Recordó la invitación de Gandhi al silencio, como condición para la comunicación, así como a la ‘Educación en el éxtasis’ de Fernando Rielo para quien salir de uno mismo es imprescindible para escuchar al otro, y esto es el amor.

Luis Casasús afirmó que la unidad y la compasión son necesarias para transformar un mundo violento en otro del cuidado mutuo.

Por la tarde, Luis Casasús, vicepresidente de la Fundación Fernando Rielo, diferenció la simple conexión de la unidad, la cual implica el esfuerzo de trabajar juntos con un mismo objetivo. Afirmó que es la conciencia de la propia vulnerabilidad lo que crea unidad y la compasión, necesarias para transformar un mundo violento en otro del cuidado mutuo. Negar la propias carencias incapacita para la conexión y para la responsabilidad colectiva.

Durante toda la semana, los parlamentarios han trabajado en comisiones y sesiones plenarias, en las cuales los delegados han presentado la propuesta de cada país y han hecho un trabajo de síntesis y construcción conjunta hasta llegar a un manifiesto final.

0
Comentarios