Rompiendo prejuicios sobre los videojuegos

15 de octubre de 2019
0

Algunos de los videojuegos más populares, como World of Warcraft, Call of Duty, League of Legends o Minecraft han sido a menudo objeto de críticas por su componente adictivo y solitario, sobre todo entre los menores. Sin embargo, existen también expertos que defienden los valores y efectos positivos que producen los videojuegos, también a nivel social. Aquellos con un formato multijugador fomentan la relación y la colaboración con el objetivo de conseguir beneficios comunes, lo que puede ser una forma de prepararse para el mercado laboral y el mundo académico del futuro. Además, constituyen una herramienta de máximo potencial educativo que puede resultar muy útil para sacar el máximo rendimiento posible a unos más que desmotivados niños que encuentran aquello que se les presenta poco interesante, inadecuado y de poca interactividad. La clave está en enseñar un uso educativo adecuado, y para ello el papel del profesor es fundamental, y por tanto, se necesita más formación docente en estos temas.

0