Castells da 15 días a las universidades para que le informen de su modelo de evaluación final

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha garantizado que el curso se va a acabar "en los plazos establecidos" y ha urgido a las universidades a que pregunten a los estudiantes y definan cuanto antes un modelo de evaluación no presencial –exámenes en línea o evaluación continuada– para que puedan preparase con tiempo.
RedacciónViernes, 24 de abril de 2020
0

En su primera comparencia en la Moncloa desde que comenzó la emergencia sanitaria, Castells también ha reclamado a las universidades que mantengan un “diálogo permanente” con el alumnado y pide que, en un plazo de 15 días, se les informe del modelo de evaluación final que decida cada centro.

El ministro no descarta la posibilidad de que finalmente se puedan celebrar exámenes presenciales si las autoridades sanitarias consideran que se dan las condiciones adecuadas en junio, para lo que “sí daría tiempo” a tomar medidas para garantizar el distanciamiento social. Ha advertido, sin embargo, de que es “muy difícil” improvisar en el último momento si se opta por los otros dos modelos, los exámenes online o la evaluación continuada, que tiene en cuenta el trabajo del estudiante a lo largo de todo el curso, tanto en su fase presencial como telemática.

Castells ha a defendido que los alumnos “no pueden estar esperando hasta el último minuto” y por ello urge a los centros que aún no lo han hecho a que tomen una decisión lo antes posible, como ya ha recomendado en las reuniones mantenidas con la Conferencia de Rectores (CRUE), la Conferencia General de Política Universitaria –donde están representadas las comunidades autónomas–, así como con los representantes del alumnado y con los sindicatos.

El ministro no descarta la posibilidad de que finalmente se puedan celebrar exámenes presenciales si las autoridades sanitarias consideran que se dan las condiciones adecuadas en junio

Tras reiterar esta petición a las universidades, el ministro ha insistido en que “ningún estudiante” va a perder el curso por la pandemia, vamos a hacer todo lo posible”, ha aseverado Castells.

Con respecto a esta última parte del curso universitario que ha debido celebrarse de manera telemática, el ministro ha considerado existe una brecha digital, pero “no en los términos de hace 20 años”, porque el 91,4% de los hogares tienen acceso a ordenador por internet, una cifra que se eleva al 93,3% en el caso de familias donde hay una persona joven, según datos del INE citados por Castells, que afirma que la principal dificultad para los alumnos es el coste de las redes.

De cara a un retorno a las aulas, ha explicado que las universidades tendrían que asegurar el cumplimiento del distanciamiento social de metro y medio o dos metros y “adecuar las clases presenciales en las aulas para que se respete esa distancia”. Se tendría que enseñar en aulas grandes y hacer horarios distintos para que una vez desinfectada la clase se pueda volver a usar por la otra mitad de alumnos, “haciendo cursos rotatorios en la misma aula desinfectada”, ha propuesto.

Si no se pudieran hacer las clases presenciales, se cursarán en línea, aunque se ha mostrado partidario de “mantener las condiciones presenciales” a las que están acostumbrados los docentes.

Se tendría que enseñar en aulas grandes y hacer horarios distintos para que una vez desinfectada la clase se pueda volver a usar por la otra mitad de alumnos

Castells considera que es “un problema muy serio” el hecho de que algunos alumnos no puedan volver a los pisos o residencias donde vivían durante el curso para recoger el ordenador y los apuntes, y ha explicado que el ministro del Interior podría abordar esta cuestión para ver “en qué medida y sin riesgo” pudieran volver, aunque ha recordado que se trata de la movilidad “de cientos y miles de estudiantes”.

Parece difícil en estos momentos aunque hay “un rayito de esperanza”, si hubiera una relajación de las medidas de confinamiento tras el 9 de mayo: “Ahí se podría incluir una movilidad puntual con salvoconducto de las universidades, con permisos nominativos para ir de un sitio concreto a otro y en un día fijado”. No obstante, el margen de lo que decida Interior, se evaluará esta situación en la Conferencia de Rectores, según ha explicado Castells.

También se ha referido a la bajada de las tasas universitarias, que llevará a la próxima Conferencia de Política Universitaria con las comunidades autónomas, y ha insistido en que, aunque esa es la postura del Gobierno, depende de que haya presupuestos.

Sobre la subida de becas, ha afirmado que el Ejecutivo lo va a intentar, pero que no se anunciarán los criterios hasta que no se consensúen entre los distintos ministerios del Gobierno. “Sería irresponsable prometer cosas que no están en nuestras manos”, ha aseverado.

0