Estudiantes madurando

Manuel Carmona
Profesor universitario
29 de junio de 2020
0

El sábado al mediodía llegó Rúas a Aranjuez para acompañarnos durante una semana a un grupo de docentes y excelentes estudiantes universitarios y bachilleres que acaban de terminar 2º de Bachillerato. Somos en total 20 personas pertenecientes a 5 generaciones entre los 18 y los 80 años.

Hemos alojado a Rúas en las magníficas dependencias de un conocido hotel Collection que en su día fue el palacio del afamado y complejo Gobernador, Godoy. La historia interactuando. Si entre 1808 y 1812 los hombres y las mujeres de España de todas las edades tuvieron que luchar por detener y vencer a las tropas napoleónicas, en lo que en la bibliografía internacional se conoce como la primera guerra de guerrillas; en este 2020 todo el mundo está luchando contra el enemigo invisible del Covid-19. Ya estamos más cerca de vencerlo, pero aún queda camino por recorrer, por eso lectores os emplazamos de nuevo a que todos sigamos cumpliendo con las medidas básicas de protección cada día.

Por gentileza de Patrimonio Nacional nos han habilitado el Patio de los Caballos del Palacio Real para estas jornadas donde estamos conversando de manera interdisciplinar sobre la educación, los medios de comunicación y la literatura. Este patio tiene forma cuadrangular, su bella y sobria estructura es de piedra gris de la sierra madrileña con arcos de medio punto con sus respectivas columnas de mármol blanco. El suelo es de granito pulido. Una conocida empresa gastronómica y de ricos caldos nos ha facilitado seis sombrillas para guarecernos cuando llegan las horas centrales del día. Escuchamos el canto de los vencejos, de los gorriones, el zureo de las palomas y la brisa fresca que nos llega del Tajo y del Jardín del Príncipe.

Si entre 1808 y 1812 los hombres y las mujeres de España de todas las edades tuvieron que luchar por detener y vencer a las tropas napoleónicas, en lo que en la bibliografía internacional se conoce como la primera guerra de guerrillas; en este 2020 todo el mundo está luchando contra el enemigo invisible del Covid-19

A todos nos llama la atención el sonido del silencio de los pasillos cuando los competentes y amables trabajadores de Palacio nos abren la puerta que nos han habilitado para acceder a sus dependencias y al patio. Se imagina uno a Espartero debatiendo intensamente con Godoy; o a éste haciendo llegar un mensaje a su amante Pepita Tudó a través de uno de sus mozos.

Esta mañana hemos empezado la tertulia analizando cómo evolucionan los estudiantes universitarios y de 2º de Bachillerato a lo largo del curso. El camino que recorren desde comienzos del año académico a principios de septiembre hasta que terminan a finales de junio. Para ello, Rúas, un servidor y la compañera Sofía –profesora de Estructura del sistema de medios–, hemos preparado una entrevista a nuestros jóvenes.

Rúas es el primero en cuestionarles: –¿Cómo sentís y pensáis que habéis evolucionado desde inicio del curso el pasado otoño hasta hoy?

Toma la palabra Paloma, estudiante que acaba de terminar su penúltimo curso del doble Grado de Fundamentos de la Arquitectura y Diseño Integral, y señala: -Quiero felicitar y agradecer al profesor por las clases recibidas en este curso. Fundamentos de la Comunicación Corporativa ha sido una asignatura que me ha generado distintas sensaciones tanto positivas como negativas a lo largo del curso.

Por un lado, ha habido momentos en los que me he llegado a sentir ‘inferior’ o ‘inútil’ cuando se hablaba en clase de temas que no llegaba a manejar del todo como para intervenir o cuando he estado escribiendo el artículo, que me ha resultado una actividad muy costosa y, a ratos, angustiosa de realizar.

Ha habido momentos en los que me he llegado a sentir 'inferior' o 'inútil' cuando se hablaba en clase de temas que no llegaba a manejar del todo

Por otro lado, ha habido momentos en los que he sentido que estaba aprendiendo muchas cosas de mis compañeros y de mi misma. He aprendido además a buscar información en distintas fuentes, he entendido bien cómo fueron los orígenes de mi ciudad y también he aprendido a escuchar e interpretar los comentarios realizados en clase, que aunque quizás es algo que deberían enseñar en el bachillerato, sinceramente, esos dos años se dedican a preparar al alumnado para la selectividad, sin importar si en realidad está sirviendo de algo.

Sin embargo, de lo que estoy segura es de que ha sido una asignatura totalmente diferente a las demás. Sin necesidad de exámenes o pruebas apenas, ha sido de las que más me han hecho reflexionar y, de veras, es una suerte tener un profesor muy cercano a nosotros y creo que se ve que tiene muchas ganas de vernos aprender y reflexionar.

Al escuchar a esta muchacha, abrimos el debate para que otros jóvenes se expresen y nos comuniquen su evolución, sus meditaciones, sus sensaciones y experiencias. Entre todos hacemos un repaso a lo que hemos sido capaces de aprender unos de otros, a gestionar los turnos de palabra y los silencios, y cuando los más mozuelos coinciden en lo que la compañera universitaria nos transmite durante su intervención, todos los presentes coincidimos en la necesidad apremiante de establecer puentes y sinergias ya entre la universidad y los IES.

Dedicado a los estudiantes a los que he impartido clases en los cursos 2018-19 y 2019-20.

0
Comentarios