Plena inclusión demanda un plan de desescalada para 34.000 alumnos con discapacidad

El impacto del Covid-19 sobre el aprendizaje de estos chicos exige de medidas compensatorias, en opinión de la organización con más centros de Educación Especial en España.
RedacciónMartes, 30 de junio de 2020
0

Plena Inclusión gestiona 232 aulas o centros de Educación Especial, el 53% de los existentes en España. © Olesia Bilkei

La organización Plena inclusión España solicita al Ministerio de Educación un Plan Estatal urgente que dé el apoyo que demandan los más de 34.000 alumnos con discapacidad intelectual o del desarrollo que estudian en cientos de colegios ordinarios y centros de Educación Especial. “Las dificultades vividas, especialmente en el alumnado con necesidades educativas y sus familias, precisan de un refuerzo en los apoyos de cara al proceso de desescalada”, explica Santiago López, presidente de la confederación que trabaja con 140.000 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo (TEA, síndrome de Down y parálisis cerebral) y sus familias. Las entidades englobadas dentro de esta confederación gestionan 232 aulas o centros de Educación Especial, lo que representa el 53% de todos los existentes en España.

La red de Plena inclusión propone habilitar, de forma urgente, un plan de apoyo educativo inclusivo para la reanudación de las actividades escolares en el próximo curso, tanto en los colegios ordinarios, como en los centros de Educación Especial. Para financiar estas acciones se sugiere que la inversión a realizar se contemple dentro de los 2.000 millones de euros previstos para Educación en el marco de los planes de desescalada, una cantidad que el Ministerio prevé transferir próximamente a las comunidades.

La red de Plena inclusión propone habilitar, de forma urgente, un plan de apoyo educativo inclusivo para la reanudación de las actividades escolares en el próximo curso

El proyecto de Plena inclusión plantea al Ministerio que dirige Isabel Celáa al menos cinco áreas de refuerzo a la Educación inclusiva vinculadas a los siguientes objetivos: realizar un análisis del impacto del Covid-19 en el proceso de aprendizaje, en la situación emocional y social, y ante la ausencia de apoyos especializados en la fase de confinamiento. Además, se promovería dentro de un programa de mayor intensidad. En segundo lugar, mejorar la accesibilidad y adaptación de las medidas de seguridad y sanitarias para su adecuación a las especiales características de cada niña y niño y sus familias generando contextos accesibles con materiales de lectura fácil y, en tercer lugar, esarrollar un plan de alfabetización digital accesible a niños y niñas con discapacidad con equipos software adaptados y acceso a datos.

0
Comentarios