fbpx

“La vuelta al mundo con Willy Fog”: Motivación y ABP en Infantil

Nos colamos en las aulas de Infantil del Colegio "Santa Teresa de Jesús" de las Carmelitas Misioneras en Terrassa. Allí, Ingrid Campoy, Raquel Príncep, Marina Riba y Helena San José, maestras de la escuela, nos presentan: "Cómo motivar al alumnado en la etapa de Educación Infantil a partir del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)".
RedacciónMiércoles, 12 de mayo de 2021
0
Maestras
1 de 7

Ingrid Campoy, Raquel Príncep, Marina Riba y Helena San José.

Brainstorming
2 de 7

Para escoger la temática y el contenido que abordaremos, convertimos el aula en una experiencia participativa global empleando técnicas como las hipótesis o la lluvia de ideas (Brainstorming)”.

Captar la atención
3 de 7

Captar la atención de los niños/as en este entorno social y educativo tan rico en estímulos es complicado y a la vez, implica un reto para el maestro.

ABP
4 de 7

Este sistema está inspirado en la obra acerca de ABP en edades tempranas, publicado en 2016 por las pedagogas norteamericanas Helm y Katz.

Viaje alrededor del mundo
5 de 7

En la etapa de Infantil del Colegio "Santa Teresa de Jesús" de Terrassa se han embarcado en un viaje alrededor del mundo donde han conocido distintos países,

Ambientación
6 de 7

Dado el atractivo del tema y para lograr la mayor ambientación posible con el mismo, las maestras decoraron los pasillos del colegio con elementos característicos de los países donde viajaron durante el proyecto.

Wordwall
7 de 7

Para interiorizar los contenidos, finalizaban la semana poniéndose a prueba, resolviendo un Wordwall.

Los tiempos han cambiado y los intereses del alumnado también, por ello debemos adaptarnos a sus necesidades para poder lograr un aprendizaje significativo. Las características psicoevolutivas del alumnado se han ido desarrollando y por tanto sus alicientes también. Observamos que es mucho más motivador trabajar por proyectos en el aula, ya que de esta forma ellos son los protagonistas de su propio aprendizaje.

Las maestras explican: “Los escuchamos y descubrimos qué les interesa y entonces trabajamos juntos para aprender aquello que realmente quieren saber del tema escogido. Para lograrlo, utilizamos un aprendizaje significativo a partir de lo que los niños/as ya saben. Para escoger la temática y el contenido que abordaremos, convertimos el aula en una experiencia participativa global empleando técnicas como las hipótesis o la lluvia de ideas (Brainstorming)”.

Captar la atención de los niños/as en este entorno social y educativo tan rico en estímulos es complicado y a la vez, implica un reto para el maestro. A veces, el alumnado abandona el razonamiento, las inquietudes y lo más importante la curiosidad, que forma parte inherente de la edad del niño o niña de Infantil.

Trabajar por proyectos es una actividad conjunta y reflexiva entre adulto y niño que, al retroalimentarse, permite crear un camino de aprendizaje compuesto, rico y motivador. Este sistema está inspirado en la obra acerca de ABP en edades tempranas, publicado en 2016 por las pedagogas norteamericanas Helm y Katz, quienes escribieron: “Este enfoque metodológico favorece la curiosidad hacia el aprendizaje de los nuevos contenidos y se adapta a los ritmos de aprendizaje del alumnado, ya que investigar un tema en profundidad ayuda a alcanzar los objetivos educativos programados, a la vez que favorece la atención a la diversidad y la inclusión del alumnado”.

En la etapa de Infantil del Colegio “Santa Teresa de Jesús” de Terrassa se han embarcado en un viaje alrededor del mundo donde han conocido distintos países, además de los contenidos propios de cada curso. El proyecto se inició a raíz de la situación actual de pandemia, dónde los alumnos manifestaron sus ganas de volver a viajar y conocer diferentes partes del planeta.

Trabajar por proyectos es una actividad conjunta y reflexiva entre adulto y niño que, al retroalimentarse, permite crear un camino de aprendizaje compuesto, rico y motivador

Las maestras buscaron un agente motivador, cercano a los niños/as de esta edad, pero que fuera desconocido para ellos/as. El siguiente paso fue sorprenderles con un baúl en la clase. En él hallaron una carta y material del personaje de Willy Fog y sus compañeros de viaje (serie de animación de 1993  de la productora BRB Internacional que se inspira en La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne.). Esta motivación fue el punto de partida del proyecto.

Dado el atractivo del tema y para lograr la mayor ambientación posible con el mismo, las maestras decoraron los pasillos del colegio con elementos característicos de los países donde viajaron durante el proyecto.

“Los niños/as nos mostraron su interés por los edificios más emblemáticos de cada país y por los platos de comida más típicos. Entre todos decidimos viajar cada semana a un lugar distinto. Al iniciar la semana, Willy Fog nos enviaba al correo un Genially con información del país y durante el resto de días trabajaban con bits, vídeos y actividades manipulativas. Algunas de estas consistieron en recrear “La fiesta del bote del Dragón de China” (Duanwu), el “Holy Festival” (fiesta de los colores) de la India, trabajar el trazo con el Skyline de Nueva York, etc. Al final de cada semana hacían un vídeo explicando aquello que más relevante les había parecido del país. Para interiorizar los contenidos, finalizaban la semana poniéndose a prueba, resolviendo un Wordwall (herramienta web con juegos de preguntas y respuestas). “Todos estos recursos se compartieron con las familias mediante la herramienta de Google Classroom, creando así, un espacio conjunto para que las familias se pudieran implicar y seguir el trabajo del aula en casa”, explica este grupo de comprometidas docentes.

El proyecto duró seis semanas y como cierre, las maestras editaron un vídeo con los vídeos semanales de cada país para enviárselos a nuestro querido Willy Fog.

El trabajo por proyectos funciona y las maestras de la etapa de educación infantil del colegio Santa Teresa de Jesús de Terrassa así lo expresan: “creemos que el trabajo por proyectos enriquece y afianza el aprendizaje de nuestros alumnos. Es una metodología que pretende invertir los roles en el aula y alejarse del aprendizaje tradicional donde el maestro como fuente de todo conocimiento, es el instrumento comunicador y el alumno es el instrumento receptor, el recipiente que hay que llenar. Con el método ABP se rompe este esquema y se insta al alumnado a convertirse en los protagonistas de su propio aprendizaje, transformando  la figura del maestro en una herramienta de soporte y ayuda. Por otro lado, el uso de las herramientas TIC como medio de comunicación con las familias en tiempos de pandemia, ha resultado ser todo un éxito. Por eso estamos satisfechas, pues para nosotras la implicación de las familias es fundamental. Y es que, cuando trabajamos en equipo y el feedback con los padres y madres es tan fluido, el alumnado se muestra más motivado y conectado con el tema escogido. En estos tiempos de pandemia, donde nuestra relación diaria con las familias lamentablemente no es tan cercana como desearíamos, el contemplar cómo se siguen implicando y viviendo conjuntamente todas las actividades del centro es muy gratificante”.

Tradicionalmente el maestro/a ha sido el emisor y el alumno el receptor, pero en el siglo XXI ambos interactúan con la tecnología y la vida.

0
Comentarios