fbpx

Rectores temen "un auténtico mercadeo de intereres" con la ley universitaria

La reforma universitaria de Manuel Castells no convence a los rectores, que piden avanzar "sin prisa" ante las múltiples "voces divergentes" y temen "un auténtico mercadeo de intereses" durante su tramitación parlamentaria, tras lo ocurrido con la ley de convivencia universitaria.
EfeMartes, 2 de noviembre de 2021
0

El ministro Manuel Castells.

Según explican a Efe fuentes de Crue Universidades Españolas, va a resultar “muy difícil” alcanzar un consenso y “preocupa enormemente” que la ley orgánica del Sistema Universitario (LOSU) llegue al Congreso de los Diputados y se produzca durante su debate “un auténtico mercadeo de intereses ajenos a la Universidad”. Incluso, añaden, puede que no sea necesaria la LOSU, sino hacer reformas puntuales para atender los requerimientos de la Unión Europea, “sobre todo cuando vemos que una ley que estaba muy pactada (la de convivencia) entre estudiantes, rectores y el propio ministerio, llega al Congreso y unas enmiendas acaban con su columna vertebral: los procesos de mediación”.

Tras estudiar los últimos cambios introducidos por el equipo ministerial de Castells en el anteproyecto de la LOSU, “algunos a mejor, algunos a peor”, el texto “sigue sin gustarnos porque sigue sin plantear un modelo de Universidad; no nos genera un valor añadido sobre lo que actualmente hay”. Lo que interesa es tener “una buena ley, no cualquier ley”, subrayan las fuentes, que recuerdan que su aprobación forma parte del acuerdo del Gobierno de coalición.

"Sigue sin gustarnos porque sigue sin plantear un modelo de Universidad; no nos genera un valor añadido sobre lo que actualmente hay", dice la Crue

En este sentido, explican que las anteriores leyes universitarias han impulsado el sistema español hacia el modelo europeo, mientras que la LOSU “hace todo lo contrario” y, además, “compromete mucho” la gestión “eficaz” del gobierno de la Universidad. “Al final nos pasamos la vida intentado contentar a unos y otros y no llegamos a ningún sitio”, explican las fuentes en alusión al proceso negociador que lleva a cabo el Ministerio de Universidades con toda la comunidad universitaria, sindicatos y partidos que ha dado como resultado sucesivos y numerosos cambios en el anteproyecto.

“Nos vamos a encontrar con lo siempre: que se legisla de espaldas a la Universidad y son ellas las que tienen que poner el dinero detrayéndole de otros sitios. De repente hay una subida salarial o una bajada de tasas que se le ocurre a un Gobierno o a una comunidad autónoma y no se nos compensa, lo que supone quitar programas de becas, de internacionalización, de investigación…”, concluyen.

0