fbpx

Recomienda un libro: "Una herramienta necesaria para conseguir la libertad"

bell hooks habla de la fortaleza y del poder de la enseñanza como herramienta para cambiar las cosas, para conseguir que seamos realmente libres.
Olvido Andújar MolinaViernes, 21 de January de 2022
0

La autora anima a repensar la Educación como práctica de libertad. © TANEWPIX4289

En el primer poema de Appalachian Elegy. Poetry and Place (2012), bell hooks escribía:

escúchalos llorar

quienes murieron hace tiempo

quienes se marcharon hace tiempo

nos hablan

desde más allá de la tumba

nos guían

para que podamos aprender

todas las maneras

en que podemos cuidar la tierra

(fragmento)

bell hooks fue el nombre adoptado por Gloria Jean Watkins, en un homenaje a sus antepasadas y que escribía siempre en minúscula, desafiando a la academia y en un intento de controlar el ego, porque las mayúsculas debían ser las ideas y no las personas. bell hooks era la pensadora del feminismo negro, del antirracismo y del amor feminista.

Pero no solo, también era poeta y profesora. Y sobre su faceta docente, que quizá fuera más desconocida, hablaba en su libro Enseñar a transgredir. La educación como práctica de la libertad, originalmente publicado en 1994 y que Capitán Swing recuperó en 2021 con traducción y prólogo de Marta Malo. El libro está ensamblado por 14 ensayos en los que la autora nos deja ver su pasado como estudiante, su trayectoria como educadora y sus referentes.

"

Para ella, el aula debe ser un lugar vivo en el que docentes y discentes trabajemos juntos para instaurar y sustentar una comunidad de aprendizaje

"

Estamos ante una obra que es, ante todo, un diálogo: bell hooks dialoga con ella misma, con sus maestros, con su alumnado y con quienes hoy leemos su obra. Por sus páginas pasan su concepción de la Educación, sus estudiantes, la propia Gloria Jean Watkins y bell hooks, Paulo Freire, Martin Luther King, Ron Scapp y un sinfín de referentes. Y en ese diálogo nos habla de la fortaleza y del poder de la enseñanza como herramienta para cambiar las cosas, para conseguir que seamos verdaderamente libres. Para ella, el aula debe ser un lugar vivo en el que docentes y discentes trabajemos juntos para instaurar y sustentar una comunidad de aprendizaje.

bell hooks, que fue un símbolo del feminismo, se fue hace poco, el 15 de diciembre de 2021, y, como los muertos del poema que abría su Appalachian Elegy. Poetry and Place, nos hablará y guiará siempre, nos enseñará la manera de mantener la tierra abonada y fértil a través de sus más de 30 libros publicados y traducidos a más de 15 idiomas.

Quienes amamos la Educación, quienes hemos consagrado a ella nuestras vidas, tenemos la obligación de escuchar a quienes fueron antes que nosotros, a quienes se fueron y a quienes nos guían desde su obra. En unos tiempos en los que la palabra libertad se confunde y trivializa, es urgente enseñar a transgredir y repensar la educación como práctica de la libertad. Leer la obra de bell hooks no es solo una recomendación, sino una necesidad.

Olvido Andújar. Secretaria de Didáctica. Lengua y Literatura del Departamento de Didáctica de las Lenguas, Artes y Educación Física de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid.
0