fbpx

Madrid recomienda a los centros mantener los libros de texto el próximo curso

La Comunidad de Madrid ha recomendado a los centros educativos el mantenimiento de los libros de texto vigentes en 2021-22 durante el curso que viene en aquellos cursos donde, de acuerdo con la Lomloe, deba implantarse el nuevo currículo, persistiendo así el rechazo del Gobierno autonómico a la norma educativa del Ejecutivo de Pedro Sánchez.
RedacciónMiércoles, 15 de junio de 2022
0

En una circular aclaratoria enviada este martes tras recibir numerosas consultas realizadas por parte de los directores y equipos directivos, la Consejería de Educación hace esta recomendación y achaca la situación a “la tardía aprobación y entrada en vigor” de los currículos de Primaria, Secundaria y Bachillerato por parte del Gobierno central.

Este es el motivo, según la Comunidad de Madrid, por el que todavía no ha aprobado sus correspondientes currículos de Primaria, ESO y Bachillerato, lo que ha obligado a muchas editoriales a publicar nuevas ediciones de libros de texto basándose en las enseñanzas mínimas establecidas en los reales decretos y en los borradores de los currículos autonómicos, sin que se hayan podido incorporar “los contenidos definitivos”. Esta situación afecta directamente al Programa Accede de de gratuidad de los libros, mediante el cual las familias reciben de los libros del curso siguiente a cambio de entregar los utilizados en el actual.

La normativa regional establece que los libros deben tener una duración de al menos cuatro cursos escolares y la adquisición en la actualidad conllevaría “un enorme gasto extra”, puesto que los centros deberían cambiarlos en los próximos meses con contenidos actualizados, subraya la Consejería. Por ello, desde el Gobierno regional se recomienda que los centros educativos faciliten en septiembre a los usuarios de Accede los libros que han cursado en el curso 2021-22 y considera procedente que los libros no se adquieran en la actualidad, puesto que todavía no están completos al no incorporar las aportaciones definitivas del Gobierno madrileño.

La ley educativa estatal destaca que la adopción de los libros de texto y demás materiales no requieren de la previa autorización de la Administración educativa, por lo que serán los propios centros, en virtud de su autonomía, los que deban adoptar esa decisión

Según el calendario de implantación de la Lomloe, los nuevos currículos se implantarán 1º, 3º y 5º de Primaria, 1º y 3º de Secundaria y 1º de Bachillerato en el curso escolar que se inicie un año después de la entrada en vigor de esa ley, es decir, en el curso escolar 2022-23.

La ley educativa estatal destaca que la adopción de los libros de texto y demás materiales no requieren de la previa autorización de la Administración educativa, por lo que serán los propios centros, en virtud de su autonomía, los que deban adoptar esa decisión. El Gobierno madrileño lleva advirtiendo desde hace meses de esta situación y de las consecuencias que podrían acarrear los retrasos propiciados por el Ejecutivo central. De hecho, ya solicitó en diversas ocasiones, la primera en septiembre de 2021, al Gobierno central que aplazase al curso escolar 2023-2024 la entrada en vigor de los nuevos currículos ante el temor de que los nuevos contenidos no llegasen a tiempo.

Los sindicatos lamentan los retrasos

El sindicato CCOO ha cargado contra la Comunidad de Madrid, preguntándose si “este retraso” en la publicación de los currículos de Madrid “es un instrumento más para dilatar y entorpecer” que la Lomloe entre en vigor en la región y esté en las aulas el curso que viene. “Esta circular sorprende mucho porque quien la ha escrito desconoce absolutamente cómo se eligen los libros de texto en los centros educativos”, afirma en una nota la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, antes de indicar que “la Consejería puede recomendar, pero los departamentos y los equipos docentes son absolutamente soberanos para tomar decisiones sobre los libros de texto y el material curricular”.

El secretario general ANPE-Madrid, Andrés Cebrián, ha explicado a Efe que la actualización de los currículos “se ha hecho mal desde el principio”, recordando que a estas alturas la Comunidad sólo ha aprobado el de Infantil, y agrega que “llegados a este punto, quizás sea la mejor solución” mantener los libros de texto actuales porque las editoriales no tendrán tiempo para actualizarlos.

Y el secretario de Educación de CSIF Madrid, Miguel Ángel González, lamenta la situación provocada por la “guerra política” entre el PSOE y el PP, pero no rechaza la recomendación de la Comunidad si con ello se protege el Plan Accede. “Todo lo que sea no deshacernos de toneladas de papel para cambiar cuatro líneas, no lo vemos mal”, ha declarado a Efe.

Pilar Alegría pide respeto para las editoriales

Por su parte, la ministra de Educación, Pilar Alegría, ha pedido respeto para el sector de editores y libreros encargados de diseñar los libros de texto y también para el profesorado, que es el que escoge los que mejor se adapten a su centro educativo. Alegría ha defendido al sector editorial en respuesta al anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de usar los libros de texto actuales el próximo curso y no los de la nueva ley. “Cualquier libro de texto que se hace en las editoriales está basado en el rigor científico, así que antes de hacer grandes soflamas o criticar, pediría sosiego, prudencia y respeto a las editoriales y docentes”, ha advertido la ministra.

Alegría ha lamentado que haya dirigentes, “sobre todo del PP”, que aludan siempre a la falta de esfuerzo en el sistema educativo, por lo que les ha pedido que “respeten” al sector de las editoriales porque hacen “un magnífico trabajo”. La ministra ha señalado que solo piden “lo que les corresponde”, que es que las comunidades autónomas aprueben sus decretos, porque hasta que eso no suceda, no podrán ser publicados para que los profesores los puedan utilizar en sus centros, y ha advertido que la Junta de Andalucía aún no ha aprobado ninguno de los cuatro decretos de los niveles educativos.

Preguntada por los periodistas sobre la nueva selectividad, ha avanzado que entrará en vigor en verano del 2024 y afectará, por tanto, al alumnado que se matricule en Bachillerato en el curso 2022-23. En este momento, ha dicho, están “escuchando a los agentes implicados y trabajando en distintos borradores” y se espera que en julio se haga público este nuevo modelo, “que respetará la autonomía de las comunidades autónomas y universidades, pero que contempla una prueba algo más homogénea”, ha apostillado.

0
Comentarios