Un simposio pasa revista al presente y al futuro de la Inspección

Durante tres días se debatieron en Madrid diversos aspectos relacionados con la inspección educativa: la heterogeneidad de los puntos de vista contribuyó a su éxito.
Miércoles, 10 de enero de 2001
0

Autor: José Manuel LACASA

Entre los días 18 y 20 de diciembre tuvo lugar el Simposio Internacional de Inspección Educativa 2000, con el título La inspección ante los retos de la Educación actual. A él acudieron más de 600 inspectores venidos de toda España, además de un considerable número proviniente de Europa, África y América.

Entre los ponentes que llenaron las mesas redondas previstas también abundaban especialistas de multitud de países que intentaron explicar el cómo y el porqué de la función inspectora desde las diversas perspectivas nacionales, debates repetidos a otra escala cuando los participantes eran los responsables de las áreas de Inspección de sus respectivas comunidades autónomas.

Entre las ponencias mejor acogidas estuvo la del siempre interesante y ameno profesor García Garrido, que hizo un magistral repaso a las filosofías, concepciones y métodos de la Inspección en los países de la UE. La conferencia del Dr. González Dacal, actualmente consejero de Educación y Ciencia de la Embajada de España en EE.UU. –y responsable del enorme boom de los “profesores visitantes” en aquel país– versó sobre el concepto sajón de la accountability –que podríamos traducir por “responsabilidad”– y sobre su papel integrador de las diversas concepciones de la escuela y de los objetivos de los centros.
Con división de opiniones, a pesar de su interés, fue acogida la conferencia del Dr. Meuret, profesor de CC. de la Educación en la Universidad de Dijon (Francia). Relacionó diversas investigaciones recientes sobre lo que hace a un centro educativo eficaz y equitativo con la labor de los inspectores: qué aspectos deben potenciar y cuáles no, en qué errores pueden caer –en concreto, el más dañino según el Dr. Meuret sería desprestigiar a un profesor a los ojos de sus alumnos–, y qué acciones pueden llevar a un centro a los mayores niveles de excelencia.

Despedida con grandes aplausos fue la conferencia de clausura, a cargo del Dr. Puelles, que hizo un análisis de los modelos educativos europeos para argumentar su visión de hacia dónde debe tender el modelo de descentralización español, que ha pasado a policéntrico, cuando el objetivo debería ser una mayor autonomía de los centros educativos.

 

0