Magislex se viste de largo ante la familia educativa

Si existe un momento cumbre desde la puesta en marcha de un nuevo proyecto es ése en que se ha de presentar en sociedad y esperar con espectación un ‘feed-back´ que no siempre es acorde con el empeño que se ha puesto en él. No fue este el caso de Magislex. La comunidad educativa ha dado su visto bueno, y con nota.
Miércoles, 7 de febrero de 2001
0

Autor: María José LÓPEZ
Fotos: Pedro GONZÁLEZ

En la redacción de MAGISTERIO llevábamos varios meses viendo trabajar concienzudamente a los compañeros de MAGISLEX; unos colegas que iban a compartir con nosotros algo más que el centro de operaciones y la raíz del vocablo que da nombre a ambas publicaciones (magis). De ahora en adelante vamos a dirigirnos a un mismo público: los profesionales de la Educación.

Pero es que Magislex, además, nace bajo el amparo de la ley (lex) y, ante eso, no caben objeciones. O, por lo menos, esto parecían pensar las numerosas y destacadas personalidades que no quisieron perderse la presentación en sociedad de la última hija que ha nacido y crecido en el Grupo SIENA.

MAGISLEX es ahora la envidia de todos los que habían intentado hacerse con un proyecto como este, ya que puede satisfacer la necesidades de quienes quieran disponer rápida y ordenadamente de todas las normas educativas vigentes –estatales, autonómicas y europeas– actualizadas cada jornada.

Los padrinos llegaron altaneros y orgullosos a semejante evento. Juan Pablo de Villanueva, presidente de SIENA, dio la bienvenida a los asistentes aludiendo a la filosofía de un proyecto como este, cuyo objetivo final es “que Internet y Educación se den la mano en feliz matrimonio, pero ya habrá tiempo”. Esta es la razón última de la “nueva Educación”, argumentó Villanueva, y la humanidad perdería una oportunidad de oro si no la abrazara con el mismo entusiasmo con que se defiende “la nueva Economía”.

Juan Ángel España, director general de Cooperación Territorial y Alta Inspección, aportó con su presencia la bendición institucional que todo servicio a la sociedad requiere. El ex secretario de Estado de Educación Álvaro Marchesi, felicitó a los padres de la criatura, pero no tuvo pelos en la lengua para precisar que el resultado hubiera sido perfecto de haber incluido algunos datos, cifras, estadísticas… En fin, ya se sabe que no siempre el vestido de una puesta de largo ha sido confeccionado a gusto de todos.

Sin embargo, con frecuencia aparece un familiar más cercano que muestra su afecto de manera incondicional, como el catedrático de Educación de la UNED, José Luis García Garrido, quien tuvo que dar una pequeña regañina a Marchesi –aseguró que casi nunca está de acuerdo con él– para indicarle que, incluir cualquier otro elemento que no fuese mera legislación, desvirtuaría la esencia de tan “brillante y necesario” producto. Únicamente sugirió, como estudioso de Educación Comparada que es, que el bloque de normativa europea estaría completo si se incluyese también la específica de cada país miembro.

José María de Moya, director de MAGISTERIO, se mostró paternalista con esa criatura que, de la mano de toda la comunidad docente irá engordando las más de 10.000 disposiciones legislativas que, hoy por hoy, ordenan el campo educativo español; MAGISLEX aprenderá también a relacionarse con los profesionales del ramo por medio del correo electrónico y ofrecerá sus consejos a través del servicio de Asesoría Jurídica.

Javier Acedo fue, sin lugar a dudas, el más maternalista; el más orgulloso, el más calmado por seguro y confiado ante el producto que estaba presentando. Ni un sólo fallo en la apertura con el primer baile: enumeración lenta pero segura de los pasos que deben seguir los usuarios de MAGISLEX; precisa y elegante la presentación off line, que no dio ni un solo traspiés, y reverencial final ante todos aquellos que directa o indirectamente han permitido que “la niña de sus ojos” sea la niña de todos.

Y desde luego, no podía faltar un detalle para con los invitados; el momento del ágape dio pie a que el presidente de Siena, Juan Pablo Villanueva, recibiera todo tipo de felicitaciones. Un reconocimiento que se hizo extensivo a otros miembros del Grupo Negocios, como Clemente Ferrer, Santiago Toneu, Domingo Curcio o Juan Ollero.

Por supuesto, allí estaban algunas personalidades del mundo educativo estatal y autonómico como Emilio González Páramo, de la Secretaría General Técnica del MECD; Gregorio González Roldán y Miguel Ángel Varas, del CIDE; María Teresa Pelayo, de la Comisión de Educación del Grupo Popular; Carmen González, de la Oficina del Defensor del Menor; José Antonio Palacios, jefe del Servicio de Inspección de la CAM; Juan Pérez Rodríguez, de la Oficina de Relaciones Institucionales en Madrid del Gobierno de Canarias; José Luis Carbonell, director del Área Territorial de Educación Madrid-Norte; y Sixto Santolino, de la Secretaría General Técnica de la Consejería de Educación de Madrid.

La patronal y los sindicatos tuvieron también ocasión de estrecharse la mano, a sabiendas de que los nuevos servicios de la Red trabajan conjuntamente para todos ellos. Así pudimos ver a Néstor Ferreras, presidente de Educación y Gestión; Félix Falcón, presidente de CECE; Pilar Martínez, directora de Actualidad Docente; Cándido Ferreras, asesor jurídico de ANPE-Madrid; Saturnino Giménez, de CSI-CSIF; y Joaquín Chávarri Andrés, de FETE-UGT, entre otros.

Quienes trabajan en pro de las Nuevas Tecnologías desde su campo de actuación quisieron emitir un juicio directo de esta nueva alternativa. Una prueba de fuego, pues hablamos de José Mª Martín Patino, presidente de la Fundación Encuentro. Felipe Segovia, rector de la Universidad Camilo José Cela; Alberto Portera, director de los Cursos de Verano de El Escorial de la UCM; Miguel Ángel Sancho, consejero delegado del Grupo Fomento y Mercedes Esteban, directora de Comunicación del Grupo.

El mundo de la comunicación y de los ámbitos editoriales y empresariales no quisieron tampoco permanecer ajenos a este evento. Entre los asistentes se encontraba el siempre afable, Manuel Rodríguez, director de Escuela Española; Nuria Martín, de Jugar y crecer; Nuria Mayoral, de la editorial Everest; Laura Peña, de Telefónica; Susana García, de PC Actual; José Aguilar, de Edunet; Antonio Franco, de Cospa, SA.

 

0
Comentarios