fbpx

La India, un poco más cerca

‘Actividades de Sensibilización y Educación al Desarrollo´. Éste es el proyecto que la Fundación Vicente Ferrer ha llevado a cabo entre los alumnos de Primaria y Secundaria de más de 40 colegios de Madrid.
Miércoles, 14 de November de 2001
0

La Fundación Vicente Ferrer, desde su Delegación en Madrid, ha realizado un proyecto de Sensibilización y Educación para el Desarrollo como complemento a la Educación en Valores de los temas transversales del sistema educativo entre los alumnos de Primaria y Secundaria de más de 40 colegios de Madrid. Esto mismo también se ha hecho llegar al ambiente universitario.

En todos los centros visitados, los alumnos mostraron una acogida extraordinaria a las ideas de solidaridad y amor inteligente. Los alumnos son conscientes de la labor que realizan las ONG, como organizaciones de cooperación que distribuyen eficazmente los recursos de entidades locales, particulares, etc.

Otro aspecto relevante ha sido el interés mostrado por la cultura y costumbres de otros países, lo que da pie a una apertura a la interculturalidad, algo que en nuestro país, al ser cada vez más receptor de movimientos migratorios, favorece un respeto mayor a la diferencia y una convivencia más armónica con las culturas que se van integrando en la nuestra, sobre todo en ciudades como Madrid.

Tanto las actividades, la proyección de un vídeo sobre la marcha de proyectos de desarrollo tras una charla introductoria, como el coloquio posterior han hecho percibir a las personas que impartían las conferencias la gran necesidad que tienen los jóvenes de hoy de poner en práctica y reforzar los valores humanos.

Asimismo, se ha podido comprobar con satisfacción la aceptación de los contenidos de las actividades por parte de los padres y profesores de los centros visitados. Y es que estos, sin excepción, consideraron que merecería la pena extender la iniciativa a reuniones de padres. Por otra parte, los profesores que estuvieron en contacto con el proyecto se mostraron interesados por obtener una información más amplia sobre las posibilidades de cooperación en temas de desarrollo.

Proyecto Vicente Ferrer

La Fundación Vicente Ferrer centra su esfuerzo y dedicación en los más desfavorecidos de India. Gracias a su trabajo y al de los voluntarios que le acompañan, muchos hombres, mujeres y niños reciben atención médica, tienen escuelas, hogares dignos, agua potable y cultivan fértiles campos en los que eran hace menos de 30 años terrenos semidesérticos.

De este modo, hoy poblados enteros pueden sobrevivir a catástrofes naturales como sequías, plagas o monzones, y miles de mujeres y discapacitados han encontrado la independencia económica y conseguido el respeto que se merecen de sus familias y de su comunidad.

El Proyecto de Desarrollo ideado por Vicente Ferrer se inició en el sur de India, en la zona geológicamente más antigua del subcontinente, donde hay una meseta desértica en la que luchan por sobrevivir millones de indios pertenecientes a las clases más pobres.

Los orígenes de la Fundación se remontan a 1969, cuando Vicente Ferrer fundó Rural Development Trust (RTD) en Anantapur. Formado por un equipo local y con el apoyo de diversas organizaciones humanitarias, RDT tiene el objetivo de proporcionar a la comunidad de los dalits o parihas una infraestructura educativa y sanitaria que cubra sus necesidades básicas, para así constituir un punto de partida para su propia sustentación.

En 1996 nació la Fundación Vicente Ferrer, compartiendo los principios de dignidad e igualdad así como la filosofía de desarrollo integral a partir de los propios recursos para proporcionar un apoyo constante y específico. En la actualidad cuenta con más de 65.000 colaboradores para su financiación. El lazo de unión más importante entre la población india y la española es la figura del apadrinamiento, mediante el que una persona se suscribe a una cuota fija con la que apoya a un niño hasta su mayoría de edad.

Educación

Con las cuotas de apadrinamiento (2.500 pesetas al mes) se nutre un Proyecto Integral que cubre necesidades de todo lo que pueda crear una posibilidad de desarrollo en una sociedad, porque lo mejor que se puede ofrecer a un niño es que crezca en una familia estable y en una sociedad con expectativas de futuro. El dinero no se entrega ni al niño ni a su familia directamente, porque así se enriquecería a las familias de los niños apadrinados y no así a los otros niños, que serían cada vez más pobres y sufrirían mucho más por ello.

En el terreno de la Educación, el apadrinamiento es fundamental, ya que, en palabras de Vicente Ferrer, “en nuestro proyecto la Educación es lo más importante, sin ella no podrán vencer el concepto de inferioridad que tienen”.
En la actualidad el 56 por ciento de los alumnos que estudian en las escuelas de la fundación Vicente Ferrer finalizan la Educación Primaria. Un éxito si se tiene en cuenta que la zona donde se trabaja es rural y la escolarización no es una necesidad asumida.

De mujer a mujer

El proyecto De mujer a mujer pretende a ayudar a los grupos de mujeres, mayoritariamente dalits, de los 1.550 pueblos en los que trabaja la Fundación. El objetivo es que estas mujeres adquieran confianza en ellas mismas y se las respete y valore en su entorno social.

Y es que la mujer dalit nace discriminada por partida doble: por ser mujer y por el hecho de ser dalit. La mujer en la india es el pilar fundamental de la economía familiar y la transmisora de los valores y tradiciones. Sin embargo, su papel no es reconocido en un país donde nacer niña se considera una gran carga familiar. La dote que las familias tienen que pagar para sus hijas les obliga en muchos casos a endeudarse.

La Fundación trabaja por la igualdad de la mujer, por una auténtica transformación social según las necesidades de la población. Y lo que propone el proyecto es potenciar los lazos de unión entre las mujeres de India y España por medio de los lazos de la solidaridad.
En éstas y otras iniciativas se intenta sensibilizar a los estudiantes. 

0
Comentarios