fbpx

Un contrato de por vida firmado por los niños

El respeto por la Naturaleza debe interiorizarse en los primeros años de escuela. Para conseguirlo, nada mejor que un compromiso con el medio ambiente, al que podemos ayudar cambiando pequeños hábitos.
Miércoles, 14 de November de 2001
0

“La Tierra es nuestra casa gigante. En ella tenemos que vivir y convivir. En ella crecemos y aprendemos, jugamos y reímos. En ella tenemos que ser felices. Por eso tenemos que cuidarla”. Así comienza el Contrato Educativo de la Tierra, una iniciativa que llevó a cabo el CP “Manuel Riquelme” de Hurchillo (Orihuela), en el curso 1999-2000.

Ese año, la comunidad educativa del CP de Hurchillo inició esta nueva aventura, creando un contrato en forma de decálogo básico, cuyo objetivo era conseguir que los niños y niñas españoles se comprometieran en el cuidado de nuestro planeta.

Más de un millón de voces

El Contrato Educativo con la Tierra fue remitido a todos los colegios de España y a los 200 colegios asociados a la Unesco. La acogida de la iniciativa fue increíble: un total de 1.025.000 niños y niñas de todas las Comunidades Autónomas de España, con edades comprendidas entre los tres y los 18 años, firmaron este contrato, consiguiendo un récord, ya que es la primera vez en el mundo que se alcanza esta cifra en un compromiso con el medio ambiente.
Además, el contrato fue firmado por dos personas adultas, que actuaron como representantes del territorio donde surgió la idea. En primer lugar, lo firmó el Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, Fernando Mondrego, y más tarde lo hizo también el alcalde de Orihuela.

Un centro ejemplar

La iniciativa del Contrato Educativo con la Tierra no es más que un paso más dentro del trabajo que, durante trece años, ha llevado a cabo el colegio de Hurchillo. En su labor de entrega en pro de la Educación Ambiental, este centro ha recibido ya dos Premios Nacionales de Medio Ambiente. Asimismo, el colegio ha editado diferentes materiales curriculares sobre esta materia, que son los siguientes: La Educación Ambiental en un centro escolar, La guía del explorador, El cuaderno del tiempo, y Cuaderno de campo. Por otra parte, el colegio de Hurchillo es, desde el año 1992, una de las escuelas que se ha asociado a la Unesco.

Apoyo incondicional

Este proyecto ha contado con el respaldo de la Casa Real, a la que se han sumado el presidente del Gobierno, la presidenta del Parlamento Europeo, los ministerios de Educación y de Medio Ambiente, la Federación de Municipios y Provincias de España y la mayoría de las consejerías de Educación de las diferentes comunidades autónomas españolas.

Además, los principales medios de comunicación de nuestro país han dado cuenta del gran mérito que supone este proyecto. Entre ellos se encuentra MAGISTERIO, que ha colaborado activamente en el desarrollo de esta campaña.
En definitiva, muchos nos hemos alegrado del éxito de esta iniciativa, que nunca podría haberse hecho realidad sin el trabajo y el esfuerzo de miles de alumnos, profesores y padres de toda España, que han unido sus fuerzas por una preocupación común.
 

0
Comentarios