fbpx

El congreso de la OIEC apuesta por un concepto más humano de calidad

El Congreso de la Escuela Católica se reunió en Brasilia para analizar su situación en el mundo y analizar los problemas a que se puede enfrentar la Educación en el futuro.
Miércoles, 8 de May de 2002
0

El Congreso mundial de la OIEC tuvo lugar en la capital brasileña entre el 15 y el 20 de abril, y a él acudieron un total de 1.200 congresistas que representaban a 109 países, 250.000 escuelas que daban clase a más de 40 millones de alumnos.

En él, entre otras cosas, se eligió al nuevo secretario general de la Oficina Internacional de la Educación Católica (OIEC) –ONG fundada en 1952 en Lucerna y que tiene su sede en Bruselas–, el hasta hace poco secretario general de la FERE Ángel Astorgano, que sustituye al también español Andrés Delgado.

En el congreso se analizaron las distintas situaciones a las que se tiene que enfrentar la enseñanza en el mundo, y se definieron las líneas generales, más bien una apuesta por la Educación integral, que poco a poco se va perdiendo.

África

Quizás lo que más impresionó a los asistentes fue el caso de algunos países africanos, donde se llegaron a cerrar las escuelas y enseñar a los niños a manejar un fusil y enviarlos al frente. Sin llegar a esos extremos, toda el África central está sufriendo guerras y destrucciones contínuas, lo que llevaba a preguntarse a alguno de los congresistas del África negra si de verdad la paz existe.

La situación en los países islámicos es distinta por la presión integrista y la incomprensión entre las religiones. En Asia, en una situación minoritaria dentro de un mosaico de religiones, lo que prima dentro de las escuelas es la multiculturalidad.

Justicia y pobreza

Quizás fueron las palabras más oídas entre las múltiples delegaciones de los países iberoamericanos, que intentan apostar “por los excluidos, por los descartados, por los indeseables”. Sus objetivos radican especialmente en dar servicio a estas personas. Acudieron incluso dos representantes de Cuba, donde la escuela católica como tal no existe, y tiene que realizar la labor en las escasas parroquias.

El análisis de Europa no es mucho más positivo, si bien por razones distintas: la escuela europea responde a la sociedad europea, y como tal se orienta cada vez más a producir riqueza, a la mercantilización. “Desde las aulas hay que evitar mercantilizar a los jóvenes, enseñarles a venderse bien en una sociedad competitiva, abrir la brecha entre los que valen y los que no. Hay que apostar por la Educación integral”, dijo su presidente, el belga Etienne Verhack.

Propuestas comunes

Tras los análisis, los grupos de trabajo elaboraron unas propuestas comunes que sirvieran como conclusiones al congreso. Éstas giraron en torno a la lucha por que todos los niños tengan derecho al acceso a la Educación, y por la libertad de elección de los padres. la Educación de calidad es una preocupación general, pero de un modo menos mercantilista que en Europa: el objeto de la calidad no es tanto el funcionamiento del centro ni los procesos, sino el valor que la Educación confiere al ser humano, el asegurar que esa Educación toque todos los aspectos del alumno y no sólo aquellos más utilitarios, dotarlos de una conciencia social.

Oriente Medio: Educación multirreligiosa

El mismo año, 1948, en que las seis iglesias católicas del Líbano se agruparon, estalló la primera guerra árabe-israelí: un millón de palestinos son desplazados al Líbano, y con ellos se extiende el panarabismo y el integrismo musulmán.. En una situación así, una iglesia ya minoritaria se ha visto proporcionalmente muy reducida, pero a pesar de ello en este pequeño país existen aún 341 escuelas, muchas de ellas sin un sólo alumno cristiano, e incluso sin profesores cristianos. Sin embargo, aún en esas condiciones –e incluso más duras– se niegan a abandonar.

Por ello, intenta asegurar una “presencia de testimonio, de acción, de servicio y de innovación”. Todos estos términos buscan un camino, servir a cada ser humano, atender a todos sin distinguir credo o medios, actuando para mejorar las condiciones de vida, priorizando a los necesitados.

Una de las acciones, que intenta llevar a la comprensión entre los miembros de las tres religiones del Libro, consiste en habilitar salas de oración comunes, pasar del simple acogimiento a la colaboración frente a problemas comunes, impulsar el diálogo, y desde estas bases, organizar actos sociales donde puedan participar todos los alumnos.

Europa: humanizar la Educación

Etienne Verhack, secretario general de la Confederación de Escuelas Católicas de Europa, centró su análisis de la Educación en Europa en las cinco trampas en las que, a su juicio, puede verse atrapada la enseñanza, inspirado Ricardo Petrella:

–La ofensiva de la cualificación: Europa se basa en el “principio de la empleabilidad”, lo que hace que se tienda a considerar la Educación como la que confiere esa empleabilidad.
–La Educación como supervivencia: el concepto “aprendizaje para toda la vida” esconde una Educación como algo competitivo que permite sobrevivir.
–¿Educación al servicio de la tecnología?: existe actualmente un “imperativo tecnológico”, donde parece que la Educación debe adaptar al ser humano a comprender los avances tecnológicos más que enseñarle a preguntarse la dirección de los cambios.
–Educación para la igualdad vs. Educación para la equidad: se tiende a una Educación que legitime una división social basada en el acceso a la alfabetización de base, lo que lleva a preponderar equidad sobre igualdad
–Mercantilizar la personalidad: en vez de educar el carácter, se está primando la facilidad de adaptación, la flexibilidad.

0