fbpx

Érase una vez el gran Don Quijote

La editorial Vicens Vives pone al alcance de los lectores más pequeños El Quijote de Cervantes a través de tres adaptaciones: Érase una vez Don Quijote, Don Quijote –que obtuvo una mención en el IX Premio Internacional del Libro Ilustrado Infantil y Juvenil 2004–y Don Quijote de La Mancha.
Miércoles, 16 de February de 2005
0

Autor: Zaida PÉREZ DE ARANDA

Érase una vez Don Quijote, adaptación de Agustín Sánchez con ilustraciones de Nivio López, cuenta las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza para que los más pequeños puedan saborear por primera vez el mundo loco, divertido y profundo de la obra maestra de Cervantes.

¿Aquello de allí es un molino de viento o un gigante que agita los brazos? ¿Puede una princesa tener mal aliento? ¿Será verdad que Pandafilando tiene vino en las venas? Las respuestas a estas y otras preguntas están encerradas en esta inolvidable adaptación de El Quijote.

Por su parte, Don Quijote, también de la editorial Vicens Vives y también escrita por Agustín Sánchez, pero esta vez con ilustraciones a cargo de Svetlin, se dirige a los lectores más jóvenes. Su intención no es otra que acercarles la diversión y la humanidad de El Quijote y, para ello, se recrea la asombrosa vida de Don Quijote con agilidad narrativa y un estilo literario tan ameno como accesible.

En este libro, a pesar de todos sus disparates, Don Quijote logra nuestra adhesión y despierta nuestra ternura porque sus ideales de justicia son propios de un corazón noble. Además, sus palabras revelan a menudo una envidiable lucidez. Por eso, al leerlo, uno acaba preguntándose si a este mundo tan desatinado no le harán falta unos cuantos locos cuerdos como el ingenioso hidalgo.

Don Quijote de la Mancha

Por último, Don Quijote de La Mancha es una adaptación de Eduardo Alonso, con ilustraciones de Víctor G. Ambrus, destinada a jóvenes lectores, que recrea con fidelidad el estilo cervantino, a la vez que da testimonio de la extraordinaria variedad literaria del original. Así, no sólo se recogen todos los episodios de la obra, sino también los relatos intercalados, las arengas del protagonista y las disgresiones sobre los libros de caballerías.

En definitiva, se muestra a El Quijote como mucho más que una simple novela humorística, pues constituye una lección magistral sobre la grandeza y la miseria humanas. El texto se completa con un prólogo escrito por un especialista en El Quijote: el académico Martín de Riquer. 

0
Comentarios