fbpx

Más de 2.200 viviendas para El Salvador

En 2001 se produjeron dos seísmos de gran magnitud en El Salvador que dejaron destrucción y muertes. Manos Unidas, en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional, ha desarrollado un proyecto para aliviar el sufrimiento de los damnificados y dotarles de una casa.
Martes, 12 de July de 2005
0

Autor: Belén BRITO

Más de 2.200 viviendas construidas en los municipios salvadoreños de San Pedro Masahuat y Tacuba han sido destinadas a las familias damnificadas por los terremotos. Esta iniciativa se enmarca dentro del programa Dotación de viviendas permanentes para los damnificados de los terremotos de 2001 en El Salvador.

Este programa se puso en marcha tras los dos seísmos de gran magnitud que azotaron el país y que causaron cuantiosos daños en diversas regiones: más de 1.000 muertos, 8.000 heridos y 144.000 viviendas destruidas.

La dotación de viviendas permanentes a familias de escasos recursos económicos que perdieron sus inmuebles viene a solventar una parte de sus problemas. Además, el proyecto pretende fortalecer a las comunidades que se sienten vulnerables tanto en lo social como en lo medioambiental.

Manos Unidas ha colaborado con Adic y Fundasal, que han sido las encargadas de ejecutar los proyectos. Durante el tiempo en el que se han construido las casas se ha constituido un grupo de trabajo con los miembros de las familias beneficiarias, de modo que la edificación se ha hecho de forma comunitaria.

Ana Álvarez de Lara, presidenta de Manos Unidas, durante la ceremonia de entrega de las viviendas, destacó la ampliación del proyecto con una dotación económica de 7,5 millones de euros, que irán destinados a la mejora de las viviendas, la traída de agua, cocinas y fogones ecológicos y la mejora de los caminos y vías de comunicación. Esto viene a completar la inversión de más de ocho millones de euros ya realizada.

Por otra parte, Ana Álvarez de Lara animó a las mujeres de estas comunidades a participar en la vida comunitaria y a organizarse para dar a conocer sus preocupaciones y sus necesidades como base del núcleo familiar. “Ustedes están transformando su municipio, no sólo han construido unas viviendas que reúnen condiciones antisísmicas que les permiten vivir tranquilos, sino que tienen una nueva oportunidad de mejorar su entorno”, les dijo. 

0
Comentarios