“El modelo de inclusión es el que mejor atiende a la discapacidad”

Desde la Fundación ONCE, Alberto Durán trabaja por lograr una mayor inclusión escolar de los chicos discapacitados, donde en etapas no obligatorias las cifras son aún muy bajas.

José Mª de MoyaMiércoles, 15 de septiembre de 2010
0

(Foto: Jorge Zorrilla)

Alberto Durán es vicepresidente primero ejecutivo de la Fundación ONCE y presidente del Grupo Fundosa, la división empresarial creada por la Fundación ONCE en 1989 para  crear y gestionar empleo a los discapacitados. Nacido en Ferrol (A Coruña) en 1969, tiene una discapacidad visual del 90%. Es licenciado en Derecho y Máster en Economía y Dirección de Empresas del IESE. Ha sido director general de Desarrollo Socioempresarial de Fundosa Grupo, director gerente de Coordinación de Empresas Participadas, y director general de la Fundación ONCE.
• Pregunta. El ámbito de la discapacidad es un ámbito que ustedes han descrito con frecuencia como el del talento invisible. ¿Podría explicarlo?
• Respuesta. Efectivamente, el problema de los discapacitados es la invisibilidad social. Actuamos poco, tenemos unas tasas de actividad y de paro mayores, baja presencia en la sociedad, utilizamos poco las oportunidades de ocio que es, en general, un ámbito bastante hostil con el discapacitado, además de nuestras propias barreras. El discapacitado no participa en igualdad de condiciones en la Educación o en la sociedad como corresponde al 10% que somos. Al ser un problema invisible no se resuelve. Desde la Fundación ONCE luchamos contra eso, porque las personas invisibles no están exentas de talento. Además se someten a duras pruebas todos los días que para los no discapacitados son rutinarias. Por tanto, se trata de un talento desaprovechado.
• P.  Además, supongo que se tienen que enfrentar contra los estereotipos…
• R. Si la discapacidad es una realidad que está en los colegios y en la sociedad en general, ¿por qué no aparece también en los medios de comunicación?
• P. ¿Debería considerarse una inversión en lugar de un gasto, todo lo relacionado con la discapacidad?
• R. Las personas con discapacidad tienen su papel en la sociedad. Una sociedad que excluye es una sociedad en la que todos pueden ser excluidos y no avanza más rápido.
• P. ¿Es partidario de la total integración escolar?
• R. El modelo de inclusión escolar es el que mejor atiende a la discapacidad. El alumno tiene una oportunidad real de integrarse en la sociedad y sus compañeros también son receptivos a la diferencias. El día de mañana, cuando tengan que gestionar la diversidad, estarán más abiertos a ello. La anomalía no está tanto en la persona discapacitada sino en la sociedad, que no es capaz de admitirla. Rechaza a un miembro propio porque no sabe bien cómo tratarle. Algunos colectivos muy concretos de la discapacidad pueden tener la necesidad, por su especial dificultad, de una Educación especializada, pero en los demás casos somos partidarios de la inclusión. Tiene que haber medios para que se produzca con naturalidad y, con ello, se hace visible la disparidad en el sistema educativo.
• P. ¿Cree que debe haber reformas legislativas para lograr esa inclusión?
• R. Con muy pocos incentivos se consigue que en un entorno como el nuestro, donde hay más paro, haya una mejora importante. Somos gente agradecida y las estructuras que generan empleo en nuestro sector necesitan muy poco. En el ámbito educativo, en Infantil sólo el 0,9% de alumnos escolarizados tienen discapacidad. No hay receptividad. El 75% de discapacitados están en la ESO de forma inclusiva y en el Bachillerato hay una nueva caída. Se ven abocados a salir del sistema por algún  motivo.
• P. El modelo Logse se ha criticado por su falta de flexibilidad y de opcionalidad. ¿Quizá tenga que ver con ello esas bajas cifras de inclusión en las etapas no obligatorias?
• R. En la etapa obligatoria el sistema potencialmente funciona, conceptualmente es válido. Hay una mayoría de discapacitados integrados, pero en las demás etapas no y, especialmente en la universitaria, a donde ya ni llegan, al no haber pasado antes por el Bachillerato. Seguro que podría mejorar la inclusión, pero el modelo es válido en la etapa obligatoria.
• P. ¿Y también faltan más recursos?
• R. Claro. Hay que formar a los profesores, concienciar a los padres, etc. Que el niño se sienta apoyado y que el centro cuente con medios materiales. Integrar por integrar no funciona. Hay que adaptar materiales, etc. Si conseguimos integrar en los centros, daremos un paso grande hacia un mundo normalizado.
• P. ¿Existe rechazo de otros compañeros hacia el alumno discapacitado?
• R. Creo que los chicos son más flexibles que los adultos. En una edad temprana son como esponjas, asumen todo con naturalidad. Ni son racistas ni excluyentes, pero sobre los niños va influyendo la sociedad. Si el niño ve que los discapacitados son elementos extraños o que son un problema, el niño va a aprender eso. Por eso hay que fijarse más en lo que los discapacitados pueden hacer que en lo que no pueden.

La Fundación ONCE en datos

• Empleo y discapacidad
La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunció el 28 de agosto que la contratación de discapacitados ha aumentado un 19,2% del 1 de enero a julio de 2010 respecto del año anterior. En este primer semestre se ha contratado a 29.606 personas, mientras que en los seis primeros meses de 2009 fueron 24.832 los discapacitados que firmaron un contrato de trabajo. La ONCE y su Fundación son consideradas por la población española como el tercer mejor lugar para trabajar, según Merco Personas.
• Fines de la fundación
La Fundación ONCE para la Cooperación e Inclusión Social de Personas con Discapacidad nace en febrero de 1988, por acuerdo del Consejo General de la ONCE, y se presenta ante la sociedad en septiembre de ese mismo año como un instrumento de cooperación y solidaridad de los ciegos españoles hacia otros colectivos de personas con discapacidad para la mejora de sus condiciones de vida.
• Grupo Fundosa
El Grupo Fundosa es la división empresarial creada por la Fundación ONCE en 1989 con el objetivo de generar y gestionar empleo para personas con discapacidad. Cuenta con 14.280 trabajadores, de los cuales el 64% pertenecen a este colectivo. Su volumen de facturación en el 2008 fue de más de 273 millones de euros.

0
Comentarios