El PP reúne a consejeros y portavoces para ofrecer una alternativa al modelo del PSOE

RedacciónMartes, 5 de octubre de 2010
0

El PP celebró en Sevilla la semana pasada unas jornadas educativas en las que participarán expertos en la materia, consejeros y viceconsejeros de Educación en comunidades gobernadas por el PP. Según la secretaria nacional de Educación, Sandra Moneo, estas jornadas, que han comenzado en Sevilla, se celebrarán también en otras comunidades, con el objetivo de “ofrecer una alternativa basada en una reforma educativa y de comenzar a configurar el programa marco de Educación de cara a las próximas elecciones generales”. Moneo indicó que se debe evitar una situación como la actual en la que existen “diferentes velocidades” entre las distintas comunidades autónomas, y para ello ha anunciado que tiene una propuesta “seria y rigurosa para aplicar en España un modelo educativo alternativo al que plantea el Gobierno socialista”. Por su parte, el presidente del PP andaluz, Javier zrenas, manifestó que Andalucía necesita “un compromiso de verdad con la educación”, ya que de ella depende el futuro del empleo y la competitividad de la sociedad. Durante la lausura de las jornadas de Educación, Arenas afirmó que la Educación se ha convertido “en un problema de Estado que debería invitar a un debate sincero. Es lo más importante y lo más urgente”, subrayó.

En este sentido, se mostró abierto a la posibilidad de alcanzar un pacto educativo en Andalucía, pero siempre y cuando “sea creíble, suponga reformas profundas y que, en ningún caso, sea para que todo siga igual”. Para ello, abogó porque “desaparezca la politiquilla de los colegios, buscando la libertad y la calidad de lo público”. En este sentido criticó el veto del gobierno de Griñán a la entrada de diputados populares en centros educativos coincidiendo con el inicio del curso escolar. Además, volvió a criticar los recortes de más de 500 millones recogidos en el Plan de Reequilibrio Financiero de la Junta que afectarán a la Educación y consideró necesario alcanzar un pacto para que toda la austeridad y el ahorro que se consiga en los presupuestos globales se destine a Educación y así se blinde presupuestariamente esta materia.

Arenas criticó también que Andalucía sea la comunidad que menos invierte por alumno y que además esté por encima de la media nacional en las ratios de alumnos por profesor. En esta línea, indicó que el “enemigo número uno” de Andalucía es en estos momentos el fracaso escolar, cuyas tasas alcanzan un 38%. En su opinión, el 80% de los problemas que tiene hoy esta comunidad derivan de la Educación, lo que, por ejemplo, supondrá que el 50% de los parados tengan problemas gravísimos para acceder a un puesto de trabajo por su baja formación. Asimismo, abogó por la puesta en marcha de un Plan de Convivencia eficaz; el reconocimiento del profesor como autoridad pública; la revisión de los sistemas de evaluación para hacerlos personalizados; o dar prestigio a la FP, a la que ha vinculado con la creación de empleo.

Plan de bilingüismo “por sorteo”
El Partido Popular de Andalucía revelado hace unos días la última "burla" del gobierno de Griñán en política educativa. Se trata de unas notas informativas que las delegaciones provinciales de Educación están enviando a los padres de alumnos en las que les comunican que tienen que solicitar en la matrícula si desean que sus hijos formen parte del Plan de Bilingüismo, pero que si las plazas no son suficientes se realizará un sorteo para acceder a ellas, incluso dividiendo a alumnos de la misma clase. “En un mismo curso coexistirán
grupos de alumnos que reciban el programa bilingüe con otros grupos de alumnos que no lo sigan”, se explica en una de las misivas, en la que se añade que “si hubiese más de 25 solicitudes se procederá a un sorteo público”. Para el secretario general del PP de Andalucía, Antonio Sanz, ésta es una de las “artimañas” del Gobierno andaluz para “vender políticas ficticias” que no existen y para “maquillar” las cifras de centros educativos en los que se imparte el Plan de Bilingüismo. “Se trata de una indecencia política y de una falta de respeto a las familias andaluzas”, afirmó Sanz,quien añadió que esto demuestra que la apuesta del Gobierno andaluz por el bilingüismo es “una mentira”, ya que, en realidad, se está jugando con los niños y con los padres.

0