fbpx

El porcentaje de alumnado extranjero no condiciona la tasa de abandono educativo temprano

Madrid, con un 25,8% de alumnado inmigrante, tiene una tasa del 26,3%, situándose a cinco puntos de la media nacional (31,2%)
Laura del PozoMartes, 22 de February de 2011
0

El sistema educativo madrileño es uno de los que mayor cohesión social logra al acercar la tasa de abandono educativo temprano de los estudiantes extranjeros a la de los españoles, reduciendo el porcentaje de alumnos que no consiguen titular en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y mejorando su inserción en tramos formativos superiores –Bachillerato, Grado Superior de FP y Universidad–. Ésta es una de las conclusiones que se desprenden del recientemente publicado Informe 2010 sobre la situación de la Enseñanza no Universitaria en la Comunidad de Madrid –Capítulo D. ‘Los resultados del sistema educativo y el impacto de la Educación’– y que viene a ratificar un aspecto que ya señalaba el informe PISA 2009, al situar a la región en el grupo de países con un alto número de inmigrantes y buenos resultados en la prueba de Lectura –competencia central en esta convocatoria–, junto a Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Cohesión social
Consideramos abandono educativo temprano a la situación que se produce cuando un alumno abandona los estudios sin haber concluido la Educación Secundaria Obligatoria o, de haberlo hecho, no continúa su desarrollo cursando ninguna formación reglada. Este indicador, que se enmarca dentro de los objetivos y niveles de referencia establecidos en la Estrategia de Lisboa para el horizonte 2010, explica fundamentalmente el impacto de la Educación en la sociedad, al medirse algunos años después de la edad teórica de terminación de los estudios correspondientes, y es un referente a la hora de determinar el grado de cohesión social, ya que nos ofrece datos relativos al comportamiento de la población atendiendo a su género o procedencia.

En el caso de España, la tasa de abandono educativo temprano, o porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que se encuentran en este caso en el 31,2%, más del doble de la media de la Unión Europea (14,4%), según datos de la Oficina Estadística del Ministerio de Educación y Eurostat para el año 2009. En la Comunidad de Madrid el porcentaje era del 26,3%.

Atendiendo a la variable sexo, los datos nos muestran como este fenómeno tiene mayor incidencia sobre los varones que sobre las mujeres, siendo en el conjunto de la Unión Europea de 16,3 para los chicos, frente al 12,5 para las chicas. En España, donde el dato duplica la media europea, el abandono educativo entre los hombres llega al 37,4%, frente al 24,7% de las mujeres, 12,7 puntos más.

La Comunidad de Madrid, como hemos observado anteriormente, presenta un comportamiento más positivo aunque alejado de los Objetivos de Lisboa; en la región la tasa entre los varones es del 32,8%, mientras que la de las mujeres desciende 13,2 puntos hasta situarse en el 19,6%.

En cuanto a la variable nacionalidad, hay que señalar que el abandono educativo temprano tiene mayor incidencia entre la población inmigrante –jóvenes nacidos de padres extranjeros o llegados a España– al situarse en el 46,4% en todo el territorio nacional.

Frente a esta dato tenemos el de los españoles, 28%, 18,4 puntos por debajo del anterior. En la región los porcentajes son bastante más favorables: con un abandono educativo temprano del 26,3 %, en la Comunidad las diferencias entre el alumnado español y el extranjero se acortan, siendo de 23,1% para los primeros y de 35,5 % para los segundos. Además, hay que destacar que en el caso del alumnado de fuera su evolución a lo largo de los últimos siete años ha sido muy positiva ya que, pese a que el número de inmigrantes ha aumentado exponencialmente, la tasa de abandono educativo se ha ido reduciendo paulatinamente, pasando de un 49,4% en 2005 –donde el peso del alumnado inmigrante sobre el total era del 19,3– al actual 35,5 con un 25,8% estudiantes extranjeros.

Causas del abandono
Dos han sido los factores a los que tradicionalmente se ha señalado como responsables de los datos del abandono: el índice socioeconómico y el porcentaje de alumnado inmigrante. Pues bien, tanto PISA 2009 como el informe del Consejo Escolar madrileño echan por tierra esta teoría. En el primer caso, el documento de la OCDE concluye que esta causa sólo explicaría, en el caso de España, el 15% de los resultados. Para Madrid el porcentaje se reduce al 14%.

En cuanto al peso de los estudiantes extranjeros basta con observar como, siendo Madrid una de las regiones como mayor número de alumnado procedente de otros países (25,8%) tanto su porcentaje de fracaso escolar (23,8%) como la tasa de abandono educativo temprano( 26,3%) están muy por debajo de la media nacional –28,5% y 31,2% respectivamente– donde el peso total de los estudiantes inmigrantes es del 17,4%.
¿Cuáles son las causas de estos resultados por encima de la media? PISA 2009 nos pone sobre la pista de algunas de esas medidas: evaluaciones externas, fijación de estándares, buen ambiente en el aula, autonomía de los centros y planes de fomento de la lectura. Pero también podemos destacar el trabajo realizado en los centros, sobre todo los públicos donde se escolariza gran parte del alumnado extranjero, ya que a través de sus aulas de enlace, compensatoria y del trabajo de los profesores han logrado reducir la brecha dada entre ambos tipos de alumnado, generando cohesión social.

0
Comentarios