Pintura y poesía en clase de Infantil

Niños y niñas aprenden construyendo, reinterpretando con las demás personas los conocimientos y saberes de la cultura en la que viven. Conocer de forma globalizada supone establecer múltiples relaciones entre lo que ya se sabe o se ha vivido y aquello que es un nuevo aprendizaje.
Lunes, 25 de abril de 2011
0

Esta forma significativa de formación con sentido permitirá aplicar lo asimilado en una situación a otros contextos. Si además añadimos la emoción, lo interiorizado permanecerá con nosotros toda la vida.

Con estas consideraciones planifiqué en el CEIP “Cardenal Herrera Oria” (Málaga) el año pasado la actividad que ahora os presento, segura de que el arte nos ofrecería otra forma educativa de contemplar y disfrutar la realidad. Este proyecto se llevó a cabo inicialmente con alumnos de Educación Infantil en tres fases y, posteriormente, se sumó el alumnado de Educación Especial, Primaria y Secundaria en diferentes talleres.

Durante todo el mes de marzo y con motivo de profundizar en el conocimiento del pintor malagueño Pablo Ruiz Picasso, y su obra, planteé la posibilidad de comparar sus obras con las de otro artista y recoger todas las huellas emocionales que uno y otro dejaban en nosotros.

En abril conocimos la obra y vida de Picasso, escribimos lo que más nos llamó la atención de su biografía, elegimos entre todos un cuadro de su obra y lo reprodujimos. Finalmente visitamos el Museo Picasso donde pudimos deleitarnos con sus pinturas.

Una vez finalizada esta actividad, decidí poner en marcha el proyecto En abril con Mª Carmen, un cuadro y… cuentos mil. En primer lugar, los alumnos y sus familias recabaron información sobre Mª Carmen Fernández Rivera, pintora y poeta de Vélez-Málaga.

A continuación se organizó un primer encuentro con la artista, quien se mostró encantada de compartir esta experiencia con nuestros escolares.

En la siguiente visita, la autora mostró en vivo y en directo cómo realizaba su obra creativa y, junto con los estudiantes, pintaron un cuadro. Esta experiencia fue muy motivadora para el alumnado, que inventó su propio cuento donde se recogía toda la poesía, experiencia y emoción vivida durante este mes de abril.

En la tercera y última visita montamos un taller de poesía haciendo coincidir esta fecha con el Día del Libro. Como colofón, cada ciclo hizo entrega a la artista de una muestra de lo realizado con ella, donde el arte, la motivación, la poesía, las risas y el cariño fueron los protagonistas.

Fue un proyecto muy integrador desde mi punto de vista, ya que permitió a nuestros niños y niñas construir su propio aprendizaje. Gracias a esta iniciativa se abarcaron diferentes ámbitos de la enseñanza y logramos, mediante los distintos agrupamientos dentro de clase y con los escolares de otros niveles, promover la formación de seres humanos respetuosos, observadores, comunicativos, creativos y relacionados con su entorno significativo.

La organización de los talleres
Para preparar la primera visita de la artista los alumnos se repartieron las tareas en distintos grupos: los niños de 3 años se aprendieron una poesía y mediante la técnica de punteado realizaron una reproducción de una de sus obras en la modalidad gran grupo. Los de 4 años se encargaron de la presentación del acto de bienvenida y de la reproducción de algunos de sus cuadros utilizando la técnica del collage. Los alumnos de 5 años realizaron la entrevista a la pintora y reprodujeron algunos de sus cuadros con acuarelas.

Habilitamos un aula del centro para montar entre todos los alumnos de Infantil y Educación Especial el museo-exposición de Fernández Rivera con los cuadros de la autora y las reproducciones creadas por los alumnos a partir de su obra. Dicho museo estuvo abierto al público durante una semana y fue visitado por el resto de la comunidad educativa.

Las dos partes del proyecto –Picasso y Mª Carmen Fernández Rivera– gustaron mucho al alumnado. Las anécdotas que se vivieron con la artista y la experiencia de pintar un cuadro como un auténtico profesional, les confirió una carga emocional infinita.

Irene Posadas Suárez
CEIP “Cardenal Herrera Oria” de Málaga

0
Comentarios