Actividades plásticas para animar a los más pequeños a leer libros

Cuando pensamos en iniciativas para la animación a la lectura, el mundo de las actividades plásticas cobra gran importancia. A través de éstas, no sólo vamos a conseguir despertar el deseo e interés por leer y acercarse a los libros, sino que vamos a estimular la adquisición de habilidades y destrezas para despertar la sensibilidad estética y la creativa.

Miércoles, 4 de mayo de 2011
0

Las actividades que aquí os presento se pueden desarrollar en el segundo ciclo de Infantil y primer ciclo de Primaria, adaptando y graduando el nivel de dificultad:

  • Dibujar el cuento previamente contado: cada niño puede elegir una escena y dibujarla, o pintarlas de manera colectiva, distribuyendo a los alumnos por equipos para que cada equipo pueda dibujar un momento del cuento. También pueden hacer un mural entre todos con las escenas.
  • Pintar un personaje para un ‘móvil’ como los de los bebés: cada niño puede dibujar un personaje que le guste del cuento, en media cartulina blanca tamaño folio, para recortar después. Una vez recortados, se atan con lana entre sí, cuatro personajes. Se cuelgan de un palillo de brochetas para formar el móvil. Éstos se pueden usar para decorar toda la clase o ambientar el rincón de lectura o biblioteca.
  • Realizar caretas con papel de periódico y cola blanca: los trocitos de papel de periódico se van pegando con la cola blanca encima del globo para obtener la forma deseada de careta. Cuando estén secas, se despegan del globo o éste se pincha. Se decoran para dar vida a distintos personajes.
  • Realizar marcapáginas: en trozos rectangulares de cartulina, se pueden dibujar escenas de cuentos o frases características de alguno de ellos. Plastificar para hacerlo resistente.
  • Inventar finales distintos para un mismo cuento: para ello tenemos que dibujarlos, redactarlos brevemente y exponer los distintos finales elaborados en un gran mural.
  • Diseñar portadas distintas para un mismo relato: se dibujan y se realiza un mural con las portadas.
  • Crear escenas típicas con errores tecnológicos: se expondrán todas juntas y se jugará a descubrir el error. Por ejemplo, en la escena de La Bella Durmiente en la que se pincha, se puede dibujar o recortar de revistas, una máquina de coser actual, no de época, una radio, un ordenador…
  • Dibujar escenas típicas con errores de otros relatos: parecido al anterior, pero con errores de otros cuentos. Por ejemplo, en La Bella y la Bestia, que este último personaje se convierte en bestia cuando se come una manzana –escena de Blancanieves–, o que en La Cenicienta, en lugar de perder un zapato, pierde un espejo –también de Blancanieves–.
  • Un mural sobre la biografía del autor del cuento elegido: se puede escribir, dibujar y pegar fotos; trabajar la época del cuento: forma de vestir, costumbres, inventos de la época…

Considero importante la ambientación del aula y recomiendo que se encargue a los niños que recorten letras de diferentes tipos y tamaños o que las confeccionen con distintas texturas para pegarlas en papel continuo, obteniendo un tapiz.

También sería interesante actualizar cuentos ya existentes para enseñar valores y conceptos actuales. Por ejemplo: contar y dibujar un partido de fútbol con los siete enanitos.

Rosa Ana Hernando García
CP “Tierno Galván” (Valladolid)

0
Comentarios