Descienden al 6% las agresiones de los alumnos a los profesores

Laura del PozoMartes, 13 de diciembre de 2011
0

Mejora el clima de disciplina en el aula y desciende el porcentaje de las agresiones de alumnos hacia profesores debido, en buena medida, a la puesta en marcha de los decretos de convivencia y las leyes de autoridad del profesor en diferentes comunidades autónomas. Éstas serían algunas de las principales conclusiones que se podrían extraer del informe anual del Defensor del Profesor, presentado por el sindicato ANPE el pasado jueves 30 de noviembre.

Los datos, que se corresponden con el curso 2010-11, muestran una notable bajada en el número de llamadas, 3.683, respecto a las recibidas el año anterior, 3.998. Nicolás Fernández Guisado, presidente de ANPE, lo justificaba “por la aplicación de las leyes y decretos de convivencia, que han mejorado el clima dentro de las aulas”.
“Las diferentes normas, aprobadas en comunidades como Madrid, Valencia o La Rioja, tienen la finalidad de garantizar el derecho de todo el alumnado a recibir una Educación, además de ayudar a que el profesorado ejerza su labor con dignidad”, aseguraba Inmaculada Suárez, coordinadora del Servicio. “En este sentido, las leyes han servido para que se apliquen sanciones más severas y hemos empezado a observar resultados”.

Por etapas, Secundaria continúa siendo la que mayor número de incidencias registra, un 42% de las llamadas pertenecen a docentes de ESO, aunque se ha experimentado una mejora notable –un 3% menos de denuncias respecto a 2009-10–.

En cuanto a Primaria e Infantil, el porcentaje de llamadas apenas ha variado respecto a 2010, con 38% y un 9% respectivamente, aunque Inmaculada Suárez advertía: “Estamos empezando a recibir denuncias de casos de menores que lanzan acusaciones falsas, algo que antes no pasaba en Primaria”. También aumentan los casos en Formación Profesional (7%).

Según la coordinadora del servicio, “las agresiones se dan con mayor frecuencia cuando el profesor trata de hacer cumplir las normas del centro escolar”, finalizaba.

Problemas con los padres
En cuanto a las principales dificultades a las que se enfrentan los docentes en el aula, destacan el acoso y las amenazas por parte de los padres, que aumentan del 24% al 25%: los problemas para dar clase, donde el número de denuncias baja del 28% al 24%; el acoso y las amenazas por parte de los alumnos, que se incrementa al 22%; las denuncias por parte de los padres, que desciende del 18 al 17%, y los problemas con la dirección derivados de otras situaciones, que mejora tres puntos y se sitúan en el 15%. La coordinadora del servicio del Defensor del Profesor hacía especial hincapié en el aumento de las situaciones conflictivas con las familias, “que se producen porque los padres no admiten la sanción impuesta por el centro, no creen que su hijo deba cumplir la normativa de convivencia e, incluso, no admiten que en temas pedagógicos el profesor sea el especialista”. Asimismo, aseguraba que, en el caso de los conflictos con los padres, los docentes se encuentran más “limitados” a la hora de actuar, “bien sea porque no sepan cómo se aplica la ley o porque la Dirección no aplica las medidas de sanción correspondientes”, informaba Suárez. Otro aspecto a destacar del citado informe es que se ha detectado una mejora en el estado anímico del profesorado, un 32% de los denunciantes aseguraba no tener problemas, frente al 20% del pasado curso.

Además bajan los casos de docentes con ansiedad –del 47% al 45%–, con depresión –del 19 al 13%–, y caen hasta el 10% las bajas laborales. Sólo un 4% de los consultados afirmaba haberse planteado abandonar la profesión por causa de la conflictividad.

Por comunidades
En cuanto a la distribución de las llamadas por comunidades autónomas, Madrid continúa siendo la región que más denuncias, con 2.1389 llamadas. “Esto es normal”, explicaba el presidente de ANPE. “En Madrid es dónde nació el servicio y donde tiene un mayor grado de implantación. Cuando vamos a un centro no tenemos que explicar qué es el Defensor del Profesor porque lo saben. En otras regiones no pasa eso”.

Tras Madrid se situarían Cataluña, con 306 denuncias, y Andalucía, con 271. En ambas comunidades el número de llamadas se ha incrementado, al igual que ha ocurrido en Canarias –que pasan de 78 a 128– y en Castilla-La Mancha –de 89 a 99–. En el resto de las regiones el volumen de denuncias ha bajado. Para el presidente de ANPE estos datos responden a la aplicación de la normativa que regula la convivencia en el aula y a la puesta en marcha de campañas de sensibilización, “como la presentada por ANPE, Yo también soy defensor del profesor.

Sin embargo, Nicolás Fernández afirmaba que “mientras profesores, padres y alumnos no naveguemos en el mismo barco; mientras la sociedad no valore el papel del docente como educador, no avanzaremos”, concluía.

0