Ciudadanos claman en Valencia por la defensa de los servicios públicos

Los ciudadanos se han sumado a los trabajadores de la sanidad, la Educación y la Administración autonómica en las calles de Valencia para clamar por la defensa de los servicios públicos frente a los recortes aprobados por el Gobierno de la Generalitat.
MagisnetLunes, 30 de enero de 2012
0

La marcha, convocada por CCOO, UGT, Intersindical, CSI-F y FSES, ha congregado a unas 100.000 personas, según las organizaciones sindicales, mientras que la Policía Nacional ha rechazado contrastar esta cifra. Los representantes de la Mesa General de la Función Pública han pedido la dimisión del conseller de Hacienda, José Manuel Vela, y han reclamado al president de la Generalitat, Alberto Fabra, que escuche a los valencianos que han protestado en las calles de Alicante, Castellón y Valencia.

Sin embargo, las proclamas que más se han escuchado –"El expresident, a la cárcel de Picassent"– han ido dirigidas a su antecesor en el cargo, Francisco Camps, un día después de su absolución en el juicio de los trajes del caso Gürtel, y con especial intensidad cuando la marcha ha pasado por el portal de su domicilio, en una calle céntrica de la ciudad. Bajo el lema "No a los recortes en los servicios públicos, depuración de responsabilidades en el Gobierno valenciano", los sindicatos han reclamado una "respuesta dura y contundente" del sector público", reivindicaciones que han sido respaldadas por dirigentes políticos de la izquierda valenciana.

La manifestación ha salido a las 18.20 horas de la plaza de San Agustín, 10 minutos antes de lo previsto para evitar que la gran afluencia de gente colapsara las calles colindantes, y su cabecera ha llegado a la plaza de la Virgen casi una hora después. Sin embargo, la cola de la marcha permanecía en su punto de salida y seguía cerrada al tráfico la plaza del Ayuntamiento, a cuyo paso los protestantes han dedicado lemas a la alcaldesa de Valencia como "Rita, Rita, Rita, lo que se da no se quita".

El secretario general de CCOO-PV, Francisco Molina, ha denunciado que las políticas del Gobierno valenciano "esquilman derechos y libertades de trabajadores, privatizan conquistas sociales y nacionalizan las pérdidas de las políticas de grandes eventos". Para el secretario general de UGT-PV, Conrado Hernández, la manifestación de hoy debe servir para "decirle al Gobierno de Fabra que no estamos de acuerdo con lo que están planteando", algo en lo que ha coincidido con el responsable de Intersindical Adel Francés, quien ha recordado al president que sus votantes no sabían que iba a aprobar estos recortes.

Las calles se han llenado de tijeras, algunas de cartón gigantes y la mayoría dibujadas en carteles, para criticar estos recortes aplicados por el Gobierno valenciano, al que se han dirigido mensajes como "¿Dónde está el dinero?" o "Vergüenza de país". En la marcha también han participado colectivos de enfermeras y doctores con sus batas, bomberos, simpatizantes del 15-M con las máscaras de "V de Vendetta", junto a dirigentes políticos como el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, y el diputado de EU en Les Corts Ignacio Blanco. Alarte ha manifestado: "hemos llegado a esta situación por las políticas de Camps, del PP y de Fabra. Han llevado a la quiebra a la Generalitat, a una situación en la que cuesta encender la luz de nuestros centros de salud y hospitales". La periodista de Canal 9 Xelo Miralles ha sido la encargada de leer el manifiesto unitario al final de la marcha, en el que ha llamado a la "participación masiva y activa" de los ciudadanos frente a un paquete de recortes que, según los sindicatos, supone "el mayor ataque de la historia" en una comunidad autónoma.

0