Paso de nivel: de Infantil a Primaria

Al comienzo de un nuevo curso escolar los maestros nos solemos enfrentar a un nuevo reto.
Martes, 31 de enero de 2012
0

A menudo nos encontramos no sólo con un cambio de grupo, sino también de nivel o de ciclo, con el desconcierto que esto puede llegar a suponer. Esto fue precisamente lo que me ocurrió el pasado curso, cuando me encontré con el desafío de hacerme cargo de un grupo de alumnos que empezaba primero de Primaria. Se trataba para mí de un nuevo grupo de alumnos y de nivel –siempre había trabajado con el segundo y tercer ciclo de Primaria y primer ciclo de ESO–.

De entre todos los interrogantes que se agolparon en mi cabeza, el primero fue el de cómo organizar la distribución de la que iba a ser nuestra clase durante el curso. Lo que yo no quería es que los niños de Infantil perdieran la sensación de aprender jugando al llegar a Primaria. Pensé en la posibilidad de diseñar un aula en torno a equipos de trabajo y rincones, ya que ésta me parecía la opción más recomendable para poder dar respuesta a los distintos ritmos y capacidades de mis alumnos, permitiendo a la vez una continuidad con esa autonomía de movimiento en el aula a la que estaban acostumbrados hasta hace sólo unos meses en Infantil.

Organizar la clase en rincones consiste en distribuirla en distintas zonas de trabajo en las que el alumno se encontrará con tareas de carácter libre, y a las que acudirá una vez que haya terminado la tarea programada para la totalidad del grupo-clase por el profesor.

Una vez decidido el sistema que “gobernaría” nuestro aula, faltaba elegir cuáles serían estos rincones, que tendrían que estar adaptados al primer curso de Educación Primaria y deberían conceder un papel “estelar” al aprendizaje de la lectoescritura.

En esta nueva dinámica que quería empezar a emplear el valor educativo del juego seguía estando muy presente. Nuestros rincones quedaron así:

  • Rincón de Matemáticas con fichas, juegos, etc.
  • Rincón de la escritura con juegos y fichas destinados a practicar con trazos y a aprender a escribir.
  • Rincón de la lectura con biblioteca con libros adaptados a los distintos ritmos y niveles en el aprendizaje de la lectura.
  • Rincón del artista con plastilina, manualidades…
  • English corner con actividades basadas en los conocimientos trabajados en la clase de Inglés, que suelen ser aportadas por la editorial con la que trabajamos.
  • Rincón del juego libre.
  • Rincón de la informática con programas relacionados con los contenidos tratados en todas las áreas y discos suministrados por las editoriales, que complementan el trabajo realizado con el libro escolar.

Durante el curso, la clase estuvo estructurada en equipos –a fin de fomentar el aprendizaje cooperativo–, que nombré utilizando colores en inglés para favorecer la interdisciplinariedad. Cada equipo tenía un responsable, que iba rotando cada semana o según fuese su comportamiento y rendimiento escolar. El responsable se encargaba de repartir materiales a sus compañeros, de ser su portavoz en las asambleas y de mediar en los conflictos que pudieran surgir en el seno de su grupo. En definitiva, se trata de que todos los alumnos experimenten el ser representantes y aprendan a salvaguardar el buen funcionamiento de un equipo.

En cuanto al funcionamiento de los rincones, los alumnos acudían a ellos una vez que habían terminado las tareas programadas para esa jornada. Gracias a esta manera de organizar nuestro trabajo, yo podía dedicar más tiempo y atención a aquellos alumnos que presentaban dificultades en sus procesos de aprendizaje, mientras que los que ya habían adquirido los conocimientos programados ampliaban contenidos en cualquiera de los rincones.

Por lo tanto, los rincones son adecuados y recomendables no sólo para alumnos de la etapa de Infantil, sino también para aquellos que pasan al primer ciclo de Educación Primaria. Favorecen el paso de una etapa a otra, proporcionando a los alumnos la autonomía a la que están acostumbrados y sirviendo de enlace entre dos etapas de su vida escolar.

Sonia Crespo
Colegio “Maestro Francisco Martínez Bernal” de Molina de Segura (Murcia)

0
Comentarios