El Programa BEDA de bilingüismo aplicado en un centro de Guadalajara

Escuelas Católicas de Madrid y Cambridge ESOL son los responsables del Programa BEDA de mejora de la enseñanza del inglés en los centros educativos.

Estrella MartínezMartes, 7 de febrero de 2012
0

En un momento de apuesta por el bilingüismo, este programa trabaja en “coherencia con la calidad del resto de las enseñanzas impartidas y del proyecto educativo y los valores del centro”, afirman desde la organización. BEDA supone la implantación gradual de la enseñanza bilingüe en los colegios concertados de FERE-CECA en la Comunidad de Madrid y ahora también en Castilla-La Mancha. Su implementación supone la formación específica del profesorado mediante la realización de seminarios, la incorporación de estudiantes nativos angloparlantes que promueven la conversación con los alumnos, la oferta de actividades alternativas –campamentos de inmersión, clases de refuerzo, etc.– y la evaluación externa con Cambridge ESOL. La importancia de esta entidad evaluadora viene dada porque uno de los principales objetivos de BEDA es la certificación de los conocimentos adquiridos.
En opinión de Desmond Nicholson, director de Cambridge ESOL para España y Portugal, “la evaluación permite realizar un seguimiento y trabajar en torno a unos objetivos”. Pero Cambridge ESOL no sólo llega al final del proceso como entidad evaluadora externa, sino que además “damos formación a los profesores y material para que los alumnos y el personal no docente de los centros preparen nuestros exámenes”, explica Helena Jiménez, marketing officer de Cambridge ESOL.
Los exámenes de Cambridge están alineados en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas –esto es algo que gusta especialmente a los padres– y están abiertos a los alumnos y a todo el personal de los centros donde esté implantado BEDA. Estos exámenes evalúan “las cuatro habilidades lingüísticas –reading, listening, speking y writing– y no sólo la gramática, que ha sido la prioridad en España siempre”, continúa Helena. “Ahora mismo –no hay que olvidar que BEDA es un programa de implantación pogresiva– en los colegios estamos ofreciendo hasta el nivel B2, que equivale al First”, aclara.
“En España el inglés sigue siendo una asignatura pendiente aunque cada vez estamos mejor, nosotros como entidad evaluadora vemos progreso. Lo que está claro es que esto es un camino sin retorno, el mundo es cada vez más global y este idioma no ha perdido un ápice de importancia”, concluye Helena. En esta línea de progreso, es importante saber que BEDA es un programa concreto puesto en marcha con el impulso de FERE, pero que Cambridge ESOL realiza programas similares. Así, por ejemplo, en Castilla-León no está implantado BEDA, sino PIPE, que tiene características parecidas. Por lo tanto, los futuros beneficiarios de las propuestas de Cambridge ESOL pueden optar por acogerse a un plan ya existente o por uno que se cree a propósito de sus circustancias concretas.

This is Guadalajara
El Colegio “Sagrado Corazón Agustinos Recoletos” de Guadalajara está en la segunda etapa, el Modelo Bilingüe, de implantación del Programa BEDA. Al cruzar la puerta de entrada, un bonito cartel con el mensaje Sailing is living –navegar es vivir– recibe a los recién llegados. Un grupo de niños hablan en inglés sobre unos ejercicios, rodeados de paredes que ofrecen un dibujo bilingüe donde los mensajes en español se mezclan con información en inglés, como el menú escolar. Los mal pensados creerán que está todo preparado para la llegada de la periodista, pero no es así, realmente el compromiso de este centro con el inglés es real, como demuestra la ilusión que derrochan sus docentes.
“El programa de bilingüismo empezó como un proyecto de innovación. Queríamos abrirnos al extranjero, beneficiarnos del intercambio de culturas y, sobre todo, dar más opciones a nuestros alumnos de cara al futuro. Con los años este proyecto de innovación ha pasado a ser algo estructural en el centro”, explica Sergio Almenzar Marical, director del colegio. Pero que esta introducción tan idílica no lleve a error: “Para unas cosas el inglés nos está aunando –por ejemplo, a los alumnos les llama la atención que los profesores también estemos estudiando–, pero sí que es verdad que para otras encontramos dificultades. Aún así, tenemos profesores que no han estudiado nunca inglés, y que están próximos a jubilarse, pero que aún así hacen esfuerzos para formar parte de esto. Al principio les daba vergüenza pero, poco a poco, han ido entrando en el juego”, explica el director. “Ahora mismo más del 80% de profesores nos estamos formando”, añade. Por otro lado, “hemos tenido casos concretos de alumnos con cuyos padres hemos tenido que hablar porque se oponen al inglés”. Pero hay otros como Erica, Rodrigo, Valentín y Carlos de 2ºA que, reconocen que “es difícil, pero sigues aprendiendo”.
Esta lengua está integrada en las rutinas diarias del colegio: hay asignaturas que los alumnos aprenden en los dos idiomas y también existen unas clases de refuerzo para aquéllos que tienen más dificultades, además de clases extraescolares. A esto se une que “tenemos Green Village, que es un albergue en un pueblo de Guadalajara que lo hemos enfocado a inmersiones ligüísticas y que nos gustaría abrir a otros colegios”, explica Almenzar. El bilingüismo avanza a buen paso en el centro, los pequeñitos de 2 años también hacen sus pinitos con el inglés. Pero realmente en los que se “nota muchísimo es en los de 1º de ESO. Con ellos fue con quienes empezamos con el bilingüismo cuando estaban en Infantil y por eso los resultados son tan visibles. A ellos les resulta más fácil”, concluye el padre José Ramón Ivimas, subdirector y jefe de estudios de ESO.

Implantación
La implantación del Programa BEDA se hace en tres etapas:
-Modelo de Potenciación del Inglés: se ponen en marcha diferentes estrategias para potenciar el inglés en el centro, con cambios sustanciales en el aprendizaje de esta lengua y dando prioridad a las actividades complementarias y extraescolares que lo fomenten. El profesorado implicado en el programa se incorpora a un proceso de formación y el alumnado a uno de evaluación.
-Modelo Bilingüe: cuando el centro tiene ya una trayectoria en la potenciación del inglés, incrementa la enseñanza de la lengua extranjera en su currículo y un número significativo del claustro está implicado en su formación en inglés. Asimismo, los auxiliares de conversación se incorporan en las aulas y se potencia la evaluación tanto del profesorado como del alumnado.
-Modelo de Excelencia Bilingüe: el centro tiene ya una experiencia educativa muy amplia y una dinámica que integra y desarrolla aspectos que favorecen el bilingüismo. Participa en proyectos europeos de elaboración de materiales didácticos e intercambios con otros centros. Este modelo aporta características propias de un centro de enseñanza bilingüe y un modelo de organización propio de los departamentos y el profesorado.

0
Comentarios