Padres, alumnos y directores condenan la acción policial y piden dimisiones

Asociaciones de padres, de directores de centro, y de estudiantes han condenado la acción policial ante la manifestación de alumnos del IES "Lluis Vives" y han pedido las dimisiones de los responsables en una rueda de prensa en la que el Sindicato de Estudiantes ha anunciado movilizaciones para los próximos 27 y 29 de febrero en todo el país.
MagisnetJueves, 23 de febrero de 2012
0

El presidente del Sindicato de Estudiantes, Thoil Delgado, se ha declarado escandalizado e indignado "con una represión policial que no tiene precedentes" en la historia democrática contra jóvenes de 13 a 17 años. Delgado ha añadido que el Partido Popular insiste en que no quiere que España se convierta en Grecia pero parece que sí quiere la Grecia de la represión y de los palos "como sus acciones demuestran en la práctica".

El calendario de convocatorias son para el próximo día 23, una concentración contra la represión y por la Educación pública, ante la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciano. El día 27, paros de cinco minutos a las 12 de la mañana, en todos los IES de la comunidad y el lunes 29 una nueva huelga general en Valencia y jornada de lucha estatal, con paros, asambleas, concentraciones y manifestaciones a las 12 de la mañana.

Las asociaciones de padres, Ceapa, de estudiantes Canae y de directores de centros públicos (Fedadi), han condenado la violencia con la que ha actuado la policía en Valencia, "tremendamente desmesurada" en un lugar donde mayoritariamente los estudiantes son menores de edad, ha dicho el presidente de Ceapa, Virgilio Gantes. Gantes ha añadido que los estudiantes defendían sus derechos y que "no es tolerable" lo que ha pasado en el IES "Lluis Vives" de Valencia, y ha planteado si los padres ante próximas manifestaciones van a tener que decirles "no podéis ir ante el temor de que les hagan daño a nuestros hijos".

María José Navarro, presidenta de la FAPA de Valencia, ha dicho que la situación que se ha vivido en Valencia "es muy preocupante" y que la actuación de la policía ha sido desproporcionada. Navarro ha añadido que "nuestros hijos no deben recibir ese trato", cuando lo que estaban reclamando era esa Educación de calidad que cualquier alumno merece, y que los responsables deben dimitir. Ha explicado que en la Comunidad Valenciana la situación "es muy complicada", y que hasta hace 15 días los alumnos tenían que ir con mantas a los institutos porque no había para pagar la calefacción y que siguen con graves problemas de financiación. "No estamos pidiendo una educación de calidad, pedimos unos mínimos básicos para poder funcionar", por lo menos el presupuesto para tener calefacción en los centros y la luz encendida y folios para poder escribir, ha añadido Navarro.

El presidente de Canae, Alvaro Ferrer, ha apoyado el derecho de los estudiantes a manifestarse y reclamar un servicio público de calidad y a la integridad física y rechazan la respuesta desorbitada de las fuerzas públicas. En el mismo sentido José Antonio Martínez presidente de Fedadi, ha lamentado la "desproporcionada brutalidad policial" y el trato que se les ha dado a los alumnos como delincuentes o enemigos. Jose Luis Pazos, presidente de la FAPA Giner de los Ríos de Madrid, que ha apoyado las convocatorias de todos los colectivos, ha dicho que se ha conocido en las redes sociales que se ha multiplicado por 10 el gasto de la compra de gases lacrimógenos para este año, un millón y medio de euros, que en su opinión es "una declaración de intenciones" del Gobierno. Las movilizaciones en solidaridad con los estudiantes del Instituto "Lluis Vives" de Valencia, comienzan esta misma tarde con una concentración frente al IES valenciano y después irán a la Delegación del Gobierno a pedir la dimisión de la delegada, Paula Sánchez de León.

Por su parte, la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa) ha pedido a los estudiantes, tras las movilizaciones en Valencia, que no se dejen usar por "intereses partidistas" y que valoren los perjuicios que para ellos mismos supone en su formación. En un comunicado, la Concapa también hace un llamamiento a la "serenidad" y la "despolitización" de las movilizaciones y se pregunta porqué no ha habido movilizaciones por el fracaso escolar. "Pero tampoco es de recibo que la solución para los problemas sea la manifestación violenta de los estudiantes con el apoyo de algunos partidos políticos y sindicatos que, en lugar de ayudar a serenar los ánimos, parecen jalear a los manifestantes", indica la nota.

A su vez, opina que no causa "excesiva sorpresa" que, aprovechándose de esta situación, determinadas organizaciones y "'estudiantes' radicales y violentos, con la connivencia y el apoyo de algunos partidos políticos, sindicatos y medios de comunicación actúen como amplificadores del conflicto". Para la Concapa no tienen otro interés que el suyo propio y sin ninguna consideración para la imagen de la Educación española. En opinión de la Concapa, la violencia "no se justifica por otra violencia previa; únicamente viene a generar mayor caos social y a propiciar el deterioro de bienes que son de toda la sociedad y que toda ella deberá reponer".

Además cree que se hace un "flaco favor" a la Educación quienes alientan e impulsan estos actos, transmitiendo el mensaje de que la violencia y la confrontación son la solución de los conflictos, en lugar de tratar de educar a nuestros jóvenes en la cultura de la paz, del diálogo y de la convivencia, propia de un estado democrático. La Concapa considera inadmisible que los estudiantes del instituto valenciano "Lluis Vives" carecieran de calefacción en sus aulas, puesto que no cabe reducir la asignación de recursos destinados a la Educación que, junto con la sanidad, es pilar básico del Estado de Bienestar. Pero la Educación, en su opinión, presenta problemas más graves como el fracaso escolar, que, en su opinión, no han servido para movilizar a los estudiantes, "tal vez porque en esa coyuntura ellos continúan siendo los privilegiados".

También opinan que si ha existido una actuación excesiva de los cuerpos policiales, habría que denunciarlo, acreditarlo y someterlo al dictamen de las autoridades y de la justicia. Para la Concapa la Educación y la salud han de mantenerse al margen de los recortes, si realmente constituyen la verdadera prioridad admitida por el actual gobierno. Por último, la Concapa considera que la responsabilidad de los gobernantes debe conducir a la resolución de conflictos no violentos, y la de los estudiantes a buscar soluciones que no conduzcan a la violencia, "apartando de sus filas a aquellos que no buscan la mejora educativa sino sus propios intereses espurios".

0
Comentarios