fbpx

El director del colegio dice que la familia recurrió por "reivindicación política"

MagisnetMartes, 13 de March de 2012
0

El director de La Salle Tarragona, Josep Maria Prats, donde estudian los hijos de una de las tres familias que recurrieron contra el modelo educativo de inmersión lingüística, ha dicho a Efe que este caso se debió a una "reivindicación política". Prats ha señalado que esta familia, cuyos cuatro hijos estudian en este centro, empezó el proceso "contra el modelo educativo, no contra la escuela", porque quería que "se respetara su derecho constitucional a ser escolarizados en castellano".

"El departamento de Enseñanza ya regula esta petición de 1º a 3º de Primaria. Luego, a partir de 4º, la lengua vehicular es el catalán", ha señalado Prats, que ha indicado que "una de las hijas de esta familia, que cursa 2º de Primaria, ya recibe atención personalizada en castellano". Así, "el profesor, cuando se dirige a ella, le habla en castellano y le explica el temario en esta lengua", ha dicho el director de esta escuela concertada con 1.350 alumnos, donde sólo una escolar recibe atención particularizada en castellano ya que sus tres hermanos, y miembros de la misma familia, cursan ya la ESO.

En este sentido, Prats se ha mostrado "a favor de la inmersión porque es un modelo que funciona perfectamente", ha señalado que harán "lo que les diga la Conselleria de Enseñanza" y ha añadido que estos cuatro alumnos "nunca han tenido ningún problema con ningún otro alumno del centro por este motivo". "Es una reivindicación política de esta familia para cargarse el modelo educativo y dinamitarlo", ha apostillado Prats.

Por otro lado, el PP de Cataluña ha opinado que el auto del TSJC no entra en el "problema de fondo" del modelo educativo de Cataluña, ya que solo se pronuncia sobre un caso concreto, mientras que Ciutadans ha acusado al Govern de prolongar la "agonía" de un sistema "caduco" que tiene los días contados. El portavoz adjunto del PPC, Santi Rodríguez, ha afirmado que si bien su partido "respeta" el auto del TSJC, éste no dirime sobre cuál debe ser el modelo educativo de Cataluña o si el vigente se adecúa al Estatut "constitucional", puesto que solo se pronuncia sobre un caso particular. "(El auto) se pronuncia sobre un caso particular, no sobre el conjunto" del modelo educativo, ha precisado el diputado popular. Rodríguez ha insistido que su partido defiende, como establece el Estatut "constitucional" tras las diferentes sentencias, un modelo bilingüe "integrador" que no segregue a los niños y en el que el castellano y el catalán sean lenguas vehiculares.

Por su parte, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, que ve el auto "contradictorio y ambiguo", ha acusado a la Generalitat de "poner palos en las ruedas" y de prolongar la "agonía" del modelo educativo en Cataluña con su negativa a aplicar las sentencias del Tribunal Supremo. En este sentido, Rivera ha vaticinado que a este sistema educativo "caduco", basado en una sola lengua, el catalán, le quedan "días, semanas o meses" y ha defendido de nuevo un modelo trilingüe (catalán, castellano e inglés) en Cataluña. El diputado ha denunciado, además, que la actitud "poco inteligente e integradora" del ejecutivo catalán ha abierto la puerta a que, durante un tiempo, pueda haber una "doble vía (educativa) que nadie quería".

0
Comentarios