El 55% de la inversión educativa se destina al pago de salarios de la escuela pública

El notable peso relativo de las nóminas en los presupuestos educativos explica por qué los recortes en materia educativa afectan directamente a las condiciones laborales: la gran partida presupuestaria es la de nóminas y empleo.
Pablo RoviraLunes, 25 de junio de 2012
0

Hasta el año 2010, los presupuestos educativos se habían quedado fuera de las medidas de ajuste que introducían las autonomías por la crisis económica. Pero ha sido en 2012 cuando los recortes inciden de manera más agresiva en los presupuestos educativos. Una de las razones, si no la principal, de por qué las medidas de ajuste afectan fundamentalmente al bolsillo y empleo del personal docente se encuentra en el siguiente dato: el 55,3% del gasto educativo de las comunidades autónomas está en el Capítulo I, es decir, en las nóminas de los empleados públicos, en este caso, docentes. Es la gran partida presupuestaria y, por tanto, la mayor candidata para sufrir los recortes económicos del presupuesto educativo. Un porcentaje que, en autonomías con escaso peso de la enseñanza concertada, se eleva hasta el 65,3%, como en Extremadura; al 64,1% en Castilla-La Mancha o al 62,7% como ocurre en Canarias.

Este porcentaje baja hasta el 44,4% en el País Vasco o al 46% en la Comunidad de Madrid.

Será en este Capítulo I, por tanto, donde en 2012 más se notará el recorte presupuestario que provocan medidas como la ampliación de ratios y de carga lectiva. Por poner un ejemplo: entre 2008 y 2011, años en los que las medidas de reducción presupuestaria fueron menos gravosas para los funcionarios docentes que las actuales, el dinero destinado a salarios docentes en la Comunidad de Madrid descendió en 92,5 millones de euros.

Por encima de la OCDE
El informe de la OCDE Education at a glance 2011 señala que la inversión en profesorado en España está por encima de la media de la OCDE. No obstante, sobre este dato se requiere alguna apreciación. Primero, que este cálculo es distinto al apuntado en este artículo sobre presupuestos autonómicos. Por otro, que esa afirmación, aunque figura en el último estudio presentado, corresponde al año 2008. Así, la OCDE señala que “la proporción del gasto corriente en Educación destinado al pago del profesorado, en las etapas de Educación Primaria y Secundaria, es en España del 73,3%, mientras que la media de la OCDE se sitúa en el 63,2%. No obstante, si se considera la suma del gasto en personal docente y no docente, la proporción del gasto corriente dedicada al pago de personal para Educación Primaria y Secundaria es en España del 82,7%, cifra ligeramente superior al 79,0% de la OCDE”, señala este informe internacional.

Gastos de funcionamiento
Otra partida que aunque de cuantía menor, tiene incidencia directa en los centros educativos es la recogida en el Capítulo II de los presupuestos, donde se recogen los gastos corrientes y de funcionamiento de los centros públicos. De media, las autonomías destinan el 5,65% de su presupuesto educativo a este apartado, aunque con gran variedad según autonomías: desde el 2,92% que da a los centros la Administración andaluza hasta el 9,25% que destina Galicia. Además de las distintas decisiones de gestión que adopta cada Administración autonómica, el peso de la escuela pública o la mayor presencia de escuelas en zonas rurales son variables que afectan a este porcentaje.

No obstante, la segunda gran partida presupuestaria en Educación, tras el Capítulo I de nóminas, es la recogida en el Capítulo IV, donde figuran las ayudas económicas, tanto las ayudas sociales para transporte y comedor escolar, primer ciclo de Infantil, o la gratuidad de los libros de texto, como los conciertos educativos (y, por tanto, el pago delegado del profesorado de la Concertada).

A este apartado, las autonomías destinan en conjunto un 31,6% de su presupuesto educativo. La Comunidad de Madrid, con un 44% de su presupuesto educativo, y País Vasco (43,34%) son las que más dinero público destinan a este capítulo presupuestario. A cierta distancia está Cataluña, con un 38,65% de su presupuesto del departamento de Enseñanza. Del resto de autonomías, sólo Navarra (32,4%) está por encima de la media estatal. Castilla-La Mancha (19,65%) es la que menos dinero público invierte en esta partida, seguida de Extremadura (20,08%) y la Comunidad Valenciana, con un 24,66% de su presupuesto educativo de 2011.

–Masa salarial docente del Estado

  • En materia salarial, en los presupuestos del Estado tiene un peso significativo el dinero destinado a pagar a los docentes en el exterior en comparación con el pago de nóminas docentes, teniendo en cuenta que actualmente el antiguo territorio MEC se circunscribe a Ceuta y Melilla. Así, la masa salarial de los funcionarios docentes no universitarios dependientes de la Administración central ascendió a 199 millones de euros. En comparación con las comunidades autónomas, únicamente La Rioja destina más recursos al pago de su profesorado. Hay que dejar claro que es una cuestión de tamaño de la red y no una cuestión de cicatería presupuestaria. De esa cantidad, 92 millones corresponden a la masa salarial de funcionarios de carrera, 72,5 millones de euros para la red exterior y algo más de 30 millones para funcionarios interinos. En comparación con los presupuestos de 2008, la masa salarial creció un 1,5% en este periodo. Pero con notables diferencias. Mientras que entre 2008 y 2011 la masa salarial destinada por el Estado para pagar a los funcionarios en el exterior se redujo un 6,3%, la inversión destinada a pagar a los funcionarios de carrera de la red estatal de centros (Ceuta y Melilla) creció un 10,9%, según los datos del Ministerio de Hacienda.
0
Comentarios