Inician una huelga de hambre para pedir la apertura de la escuela del pueblo

MagisnetMiércoles, 26 de septiembre de 2012
0

Cinco madres de la localidad conquense de Cañada del Hoyo (Cuenca) han iniciado una huelga de hambre para reclamar la reapertura de su escuela rural cerrada este curso, a pesar de superar, afirman, el número mínimo de alumnos fijados por la consejería de Educación que era de once alumnos. "Es una pena que viviendo en un país como en el que vivimos tengamos que vernos hasta el punto de desesperación de haber llegado a una huelga de hambre simplemente pidiendo educación para nuestros hijos" ha dicho a Efe una de las madres que se ha declarado en huelga, Pamela Torres.

Según esta madre, las cinco mujeres, que se han concentrado en el centro social de la localidad, se encuentran bien y a lo largo del día sólo han ingerido agua. Torres ha asegurado que, en contra de lo anunciado ayer por la consejería, no se ha producido hoy ninguna reunión con representantes de Educación y que las únicas noticias que tienen de la institución regional han sido a través de un vecino del pueblo "afín" al Partido Popular, que les ha dicho que podían ponerse en contacto con las autoridades educativas.

La Consejería de Educación, que estipuló el cierre de las escuelas rurales de Castilla-La Mancha que tuvieran menos de once matriculados, resolvió hace unas semanas cerrar la escuela de Cañada del Hoyo, con trece alumnos, ante lo cual la consejería alega que cuando se decidió el cierre de las sesenta escuelas rurales Cañada no disponía del número suficiente. La Consejería decidió que los escolares de Cañada del Hoyo, localidad situada a unos 30 kilómetros de la capital conquense en dirección a Teruel, recibieran las clases en el municipio de Carboneras de Guadazaón, distante 18 kilómetros.

Los padres se niegan a que sus hijos vayan en el autobús escolar, porque, aseguran, en invierno la carretera pasa por un puerto de montaña y es peligrosa por el hielo y la nieve. Por ello, desde que comenzó el curso, el pasado día 10, los propios padres son los que se encargan de las clases en las instalaciones del centro social que les ha cedido el Ayuntamiento de la localidad. Los tres hijos de Torres sin embargo sí que han sido escolarizados en el centro de Carboneras de Guadazaón por el desacuerdo existente con el padre de los menores.

0
Comentarios