Creatividad y colaboración para aprender matemáticas en la Red

La plataforma gratuita de aprendizaje de matemáticas on line Sangakoo nace en febrero de 2011, pero fue casi tres años antes cuando el matemático experto en pedagogía y comunicación, Enrique Gracián, y Pere Monràs, avezado en Economía del Conocimiento, se juntaron para pensar en la idea de crear una plataforma tecnológica para el aprendizaje colaborativo en la Red, y todo ello con tres posibilidades idiomáticas: castellano, catalán e inglés.

María HernándezMartes, 6 de noviembre de 2012
0

Sangakoo permite a los estudiantes tener su propia escuela de matemáticas en casa, pero, además, se dirige tanto a quiénes estudian una Educación reglada como a quienes necesitan de esta ciencia en su vida diaria. Desde alumnos de Secundaria o Bachillerato, a empresarios o autónomos, pasando por amas de casa que quieran llevar la economía de su hogar o ayudar a los chavales con los deberes, hasta los estudiantes de primeros cursos de carreras técnicas. Los contenidos se pueden adaptar a través de itinerarios personalizados. Por ejemplo, para aprender a gestionar los gastos de casa o la oficina repasar la teoría que luego tendrán que explicar a sus hijos o que ayudará a organizar las cuotas de la hipoteca. Eulàlia Alemany, CEO de Sangakoo y asesora pedagógica, cree que son “matemáticas para la vida. Se necesitan las mates para el día a día, desde los que necesitan aprobar hasta los que tienen una empresa”. Así, con esta red social matemática puedes contactar con personas que tengan tu mismo nivel, ya sean de tu edad u otra diferente. La web www.sangakoo.com crea un espacio virtual donde los estudiantes se pueden ayudar y enseñar unos a otros. Además, se complementa con otro espacio virtual para las tutorías.
También han apostado por esta plataforma algunos centros educativos. Dicen desde Sangakoo que es útil especialmente para ayudar a nivelar al alumnado que pasa de ESO a Bachillerato. Para cada grupo o clase se establece una comunidad de profesores y alumnos que trabajan a través de aulas virtuales gestionadas por docentes. En estas clases on line es el profesorado quien propone los temas sobre los que quiere que trabajen sus alumnos, con lo que interactuarán con los problemas que ya se encuentran en la plataforma y compartirán los suyos. Será otro estudiante quién recoja los problemas compartidos, revise que estén bien formulados y verifique o corrija dando los resultados. El docente será quien modere en caso de que no haya acuerdo en las soluciones.
En opinión de Sangakoo, esta es su gran novedad: ofrece la posibilidad a los estudiantes de aprender de forma activa, colaborando entre ellos. Alemany explica que “normalmente los métodos de aprendizaje matemáticos resuelven problemas. En esta plataforma los participantes lo plantean con la idea de que si se crea se sabe resolver. La creatividad en una iniciativa y aquí está lo novedoso”. Según el equipo de Sangakoo, en su proyecto destacan tres variables fundamentales que aportan ese carácter original: la creatividad, el aprendizaje activo y la metodología colaborativa. Esta plataforma proporciona también el equivalente a más de 1.000 páginas impresas de teoría y problemas matemáticos. Así, los contenidos se organizan en secciones y estas en más de 100 temas diferentes con tres niveles de dificultad para cada tema. Todos ellos han sido elaborados por licenciados en Matemáticas, en Biología y estudiantes de ciencias exactas.
Como otras plataformas o iniciativas españolas y en castellano de ayuda educativa en internet, Sangakoo tiene una presencia activa en Latinoamérica. El segundo país que más visitas genera en esta web por detrás de España es Méjico, que junto con Venezuela son los dos estados donde se está estudiando la posibilidad de implementarlo en varias universidades.

Ensayo error
Marta Espejel es una estudiante de 1º de Secundaria de un instituto de Boadilla del Monte (Madrid). Acaba de ser noticia en todo el país después de que sus profesores le plantearan el problema de la suma de los 100 primeros números naturales. Esta alumna consiguió la solución a través de un planteamiento más sencillo del que se lleva a cabo habitualmente. Según Eulàlia Alemany, Marta “demuestra una inteligencia concreta si consigue resolver problemas de una manera original, sorprendente para la edad que tiene. Lo ha resuelto pero nadie le han enseñado cómo hacerlo”. Así, la CEO de Sangakoo afirma que “el método ideal para resolver un problema es el de ensayo y error. Esto es lo que promueve nuestra plataforma porque el error también forma parte del aprendizaje”.
Desde Sangakoo afirman que gracias a que los perfiles de sus usuarios son anónimos, muchos estudiantes con problemas sociales han conseguido integrarse plenamente en los grupos de trabajo. También personas con dificultades de aprendizaje han encontrado su hueco en esta plataforma.
En definitiva, Sangakoo es una red social basada en el aprendizaje colaborativo por ordenador conocido como Computer-Supported Collaborative Learning (CSCL).

Presente y futuro de Sangakoo
En la actualidad mantienen conversaciones con el Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya y Silicon Valley para realizar, en colaboración, futuras aplicaciones o plataformas.
Desde Sangakoo afirman que unos 7.000 usuarios han compartido más de 2.000 problemas nuevos. Además, han tenido más de 300.000 visitas en su página web y cuentan con más de 700 seguidores en Facebook y 1.200 en Twitter.
Todos los usuarios que quieran utilizarlo pueden acceder a www.sangakoo.com usando su cuenta de Twitter o Facebook.
En un futuro próximo, desde Sangakoo esperan poder utilizar este modelo TAC (Tecnología de Aprendizaje Colaborativo) para cualquier plan de estudio. De hecho, actualmente se encuentran desarrollando una plataforma con contenidos de phrasal-verbs en inglés. Su idea se basa en utilizar la misma metodología colaborativa y creativa, pero con el aprendizaje de idiomas.
En estos momentos están centrados en el trabajo con Sangakoo Math School pero quieren convertirse en academia, por lo que incorporarán muchos tipos de contenidos.

0
Comentarios