Murcia ya tiene en la calle la primera promoción de Bachibac del país

Los 42 alumnos salidos de la primera promoción de Bachibac en la Región de Murcia pasaron sus dos últimos cursos de instituto con la vista puesta en sus interes académicos personales pero con una mirada en común, fijarse como destino el mundo.
María CuéllarMartes, 5 de marzo de 2013
0

Del Bachillerato a la Facultad de Criminología, la Escuela Superior de Arquitectura o la de Traductores e Intérpretes. Los 42 alumnos salidos de la primera promoción de Bachibac en la Región de Murcia pasaron sus dos últimos cursos de instituto con la vista puesta en sus interes académicos personales pero con una mirada en común, fijarse como destino el mundo. No en vano, decantarse por cursar sus estudios de Bachillerato bajo la bandera del Programa de doble titulación Bachiller/Baccalauréat, más conocido como Bachibac, constituía una apuesta firme por formarse en un segundo idioma, en este caso el francés, con todo lo que eso conlleva en un mundo globalizado como el actual. Y esa oportunidad se la brindó la Consejería de Educación, Formación y Empleo de Murcia (desde la Dirección General de Ordenación y Promoción Educativa), que siempre atenta a los programas y proyectos que mejoren el conocimiento de idiomas de sus alumnos, no quiso dejar pasar la oportunidad de ofrecer en sus aulas un Bachillerato que permitiera una doble titulación con todo lo que eso implica: la obtención simultánea del título de Bachiller español y el de Baccalauréat francés, y con él, el acceso en plano de igualdad al sistema de enseñanza superior de ambos países, y de paso, una vía de inserción profesional en Europa.

Para ello, el programa integra los respectivos currículos de Educación Secundaria en un currículo común mixto en Bachillerato con dos materias específicas: Historia de España y Francia y Lengua y Literatura Francesas y con un mínimo del 30% del horario en francés. Además, Bachibac establece una prueba externa que mide los conocimientos alcanzados del alumnado en Lengua y literatura francesa y en Historia de Francia que concede a los alumnos que obtienen el Baccalauréat, certificar un nivel B2 del MCERL y un aprobado en Selectividad. En este caso, para calcular la nota de Selectividad se pondera un 70% la nota media del Bachillerato y un 30% la calificación de la prueba externa
Fue así como en el curso 2010/11, la comunidad murciana inauguraba, junto a Cataluña, este programa, fruto del Acuerdo entre el Gobierno del Reino de España y el Gobierno de la República Francesa durante la Cumbre Franco-Española de enero de 2008.

El mismo director general de Ordenación y Promoción Educativa, Carlos Romero, no puede estar más satisfecho con el resultado de una apuesta que, a pesar de las ventajas que se recogían en el Acuerdo, no dejaban de estar escritas sobre el papel y que lo que tocaba era llevarlas a la práctica con la incertidumbre que genera el hecho de no tener precedentes en los que fijarse.

Eso lo saben bien los alumnos y profesores de los tres IES que se adscribieron sin reservas al programa, los IES “Alfonso X” y “Mariano Baquero” de Murcia y el IES “Ben Arabí” de Cartagena. De hecho, Ricardo Cañabate, del “Mariano Baquero” elige la palabra incertidumbre para describir su periplo por Bachibac. “Hubo dudas durante el curso, ¡éramos la primera promoción cursando el programa! Y eso se tradujo en averiguar poco a poco en qué consistirían las pruebas y cómo giraban los engranajes del mismo”.

Y si hubo incertidumbre, también hubo esfuerzo, añadido a la dificultad de 2º de Bachillerato. Y es que, con todo, alumnos y profesores han tenido más trabajo y enfrentarse a una materia nueva (Literatura francesa y francófona) y ha supuesto un nivel de exigencia B2 mayor de lo que se les habría pedido en un curso normal”, explica la coordinadora de Bachibac en el “Mariano Baquero”. Compromiso y esfuerzo de los alumnos, pero también de los profesores que, aun teniendo que sumar tiempo a sus horarios, coinciden en valorar la experiencia positivamente. De su paso por Bachibac , Medina destaca el trabajo en equipo, así como el apoyo del equipo directivo. “Todos hemos tenido la voluntad de que el programa siguiera adelante, tanto el curso pasado como éste. Y eso es primordial”. En cuanto al alumnado, la coordinadora destaca que se han enriquecido, a nivel cultural y social, “pero sobre todo han aprendido que las metas se consiguen a fuerza de motivación y trabajo”. Aunque la historia continua, porque este curso 2012/13, otros 61 alumnos de 1º de Bachillerato y 50 de 2º de Bachillerato están embarcados en la aventura franco-española.

0
Comentarios