Un freno laboral eficaz: la discapacidad mental

Hoy en día que un joven menor de 25 años se sumerja en la búsqueda de empleo puede llegar a ser toda una aventura.

María HernándezMartes, 30 de abril de 2013
0

Si además le sumamos una discapacidad intelectual, la situación puede convertirse en algo todavía más complejo. Esta aventura es la que está relatando el programa de La 2 de TVE Con una sonrisa, que se estrenó hace un par de semanas, en el que seis jóvenes de 18 a 25 años, con algún tipo de discapacidad mental, tienen su primera incursión en el mercado laboral. Las cámaras nos muestran cómo estas seis personas llevan a cabo tareas diferentes y trabajos reales en un lujoso hotel de Madrid.
La integración laboral de personas con algún tipo de discapacidad física o psíquica es un ámbito del que poco a poco tenemos más constancia y del que cada vez contamos con más datos, como que el 62,2% de los recién titulados con discapacidad en la Universifad de Valencia se encuentra trabajando actualmente. Es la principal conclusión del informe La integración laboral de universitarios con discapacidad, elaborado por la Fundación Adecco y esta universidad valenciana.
El trabajo presenta las opiniones de los que han salido con una titulación en los últimos cinco años, además de las empresas que los contratan.
En principio, las personas con discapacidad intelectual son las que más pegas encuentran a la hora de integrarse en el mercado laboral. “Son las que cuentan con una menor representación en el informe. Es cierto que es una de las discapacidades con menos éxito de integración, en muchas ocasiones debido a prejuicios y al temor de los empleadores. Prejuicios que en la mayor parte de los casos responden a un miedo a lo desconocido y no a conflictos reales”, explica Irene Gil, coordinadora del informe.
Son muchas las ventajas que se encuentra una empresa a la hora de contratar a este perfil de titulados, y no son solo económicas. Está demostrado que integrando un trabajador con alguna discapacidad se sensibiliza al colectivo de trabajadores compañeros, produciéndose una especie de contagio positivo. “El empleado con discapacidad ve reforzadas cualidades como el esfuerzo, la capacidad de sacrificio o el afán de superación, valores que se convierten en garantía de éxito trasladados al ámbito empresarial. Por consiguiente, son trabajadores muy productivos y la rotación y el absentismo disminuyen”, argumenta la coordinadora del estudio.
El perfil de los 62,2% de recién titulados con discapacidad que están trabajando responde al de un hombre de entre 22 y 36 años, con discapacidad física, que estudia una carrera de Ciencias Sociales. La titulación más estudiada es la de Magisterio –con un 13%–, seguida de Psicología –10,6%–, Filología –con un 8,4%– y Enfermería –bajando al 6,5%–. Las áreas laborales en las que más encuentran trabajo confirman estos datos: principalmente en la de Educación y formación –con un 26,1%– y la sanidad y salud –20,7%–. Si tenemos en cuenta que las dos carreras más estudiadas son Magisterio y Psicología, el informe concluye que la mayoría trabaja en un empleo relacionado con lo que ha estudiado.
“En la mayor parte de los casos observamos que los trabajadores con discapacidad son muy agradecidos y su índice de satisfacción es muy elevado. Ello mejora el clima laboral. Algunas de sus peticiones son que su contratación no responda a política social o filantropía, sino a sus propias capacidades como trabajadores y que se garanticen los mecanismos para que las personas con discapacidad promocionen”.

BBVA premia la integración laboral
Cada vez son más las iniciativas empresariales innovadoras que buscan impulsar el acceso al trabajo de personas con algún tipo de discapacidad.
El Plan Integra de BBVA impulsa la integración laboral y promueve un mayor conocimiento y sensibilización de las necesidades y el potencial de las personas con discapacidad.
El premio Integra, que entregan cada año desde el 2008, ha recaído en esta quinta edición en el grupo Galega de Economía Social, por la tarea que realizan en cuanto a la integración laboral de personas con discapacidad.
El galardón está destinado a fomentar la igualdad de oportunidades y mejorar la calidad de vida de este colectivo.
Galega de Economía Social pertenece a la Confederación Gallega de Personas con Discapacidad Física (Cogami), y en la actualidad cuenta con un total de 476 trabajadores, de los cuales el 92% son personas con discapacidad. De ellos, un 80% son personas con discapacidad física, un 12% intelectual y un 8% con discapacidad sensorial.
Además, otros seis innovadores proyectos han sido reconocidos en esta edición del premio Integra.

0
Comentarios