Un invernadero hecho con botellas de plástico, un paso hacia el compromiso

El CEIP “Madre Teresa de Calcuta” es un centro de nueva creación que en la actualidad cuenta con 13 unidades de Infantil y cerca de 340 alumnos.

Miércoles, 9 de octubre de 2013
0

Al tratarse de un colegio nuevo, a lo largo del pasado curso nos planteamos la necesidad y el deseo de desarrollar un proyecto en el que participara toda la comunidad educativa y que reflejara los principios y valores que queremos que formen parte de nuestro proyecto educativo. Nos proponemos incorporar la Educación medioambiental y la solidaridad desde el inicio de nuestra andadura como centro escolar, de tal manera que los niños tomen conciencia desde su paso por la etapa de Infantil de la importancia del cuidado y respeto del medioambiente y la necesidad de detectar y colaborar con las necesidades de la sociedad de la que formamos parte.
Se trataba de aunar esfuerzos, ilusión y colaboración en aras de un mismo objetivo: favorecer el intercambio de experiencias y desarrollar un programa de respeto del medio ambiente, fomento del reciclaje y actitud solidaria entre familias, alumnos, profesorado, personal de cocina y entidades locales. Para poder llevarlo a cabo decidimos partir de algo tan sencillo como una botella de plástico. Acordamos llamar al proyecto Con tu botella de plástico: ¡hacemos equipo, hacemos colegio! Con una simple botella de plástico queríamos inculcar a nuestros alumnos una actitud solidaria, una actitud de respeto al medio ambiente y, al mismo tiempo, de fomento del reciclaje.
El primer paso era elaborar un invernadero ecológico con botellas de plástico, para lo cual solicitamos la colaboración de padres, docentes, alumnos, establecimientos cercanos, asociaciones, etc. Gracias a la gran acogida del proyecto, conseguimos recoger en poco más de tres meses las 2.000 botellas de plástico necesarias para construir nuestro invernadero. A partir de ahí, la colaboración de varias familias del colegio junto con el equipo directivo y las maestras hizo posible que, a lo largo de tres fines de semana, se levantara el invernadero junto al patio del colegio.
Al mismo tiempo, y para favorecer la actitud solidaria entre nuestros alumnos, surge la posibilidad de ayudar a un niño vecino de nuestra localidad que presenta una enfermedad rara llamada síndrome de Angelman. La familia entró en contacto con el colegio y nos solicitó que les ayudáramos con la recogida de tapones de plástico que posteriormente son llevados a una planta de reciclaje y que posibilitan que Izan pueda acudir a un centro especializado donde será atendido por profesionales. La respuesta de toda la comunidad educativa es, nuevamente, asombrosa. Niños, profesores, abuelos, y vecinos de nuestro municipio acuden semanalmente con bolsas llenas de tapones.
Por último, y como parte del fomento y cuidado del medio ambiente, empleamos la base de las botellas de plástico como semilleros para plantas. Estos semilleros se utilizaron posteriormente para trabajar con los alumnos en clase y poder desarrollar distintos aspectos recogidos en nuestra programación a través de distintos talleres y actividades con el propósito de que nuestro planeta siga siendo un maravilloso lugar en el que vivir.
Los objetivos alcanzados con la puesta en marcha de este proyecto han sido numerosos:
-Implicar a la comunidad escolar.
-Fomentar entre los alumnos unos valores solidarios de respeto del medio ambiente.
-Respetar y querer a niños con dificultades, despertando en los alumnos una sensibilidad que busca el bien común.
-Favorecer una imagen de centro, una cultura y seña de identidad propia.
-Fomentar una actitud de trabajo en equipo y de esfuerzo.
-Relacionar los aspectos teóricos con los prácticos.
-Observar y conocer el entorno familiar, social, natural y cultural.
-Reutilizar y reciclar materiales para su uso con otros fines.
-Potenciar la creatividad y la afectividad en contacto con la naturaleza.
-Favorecer una alimentación saludable y un consumo responsable.
-Fortalecer los vínculos institucionales haciendo partícipes de este proyecto a maestras, equipo directivo, familias, empresas, asociaciones, etc.
La convocatoria del Premio Acción Magistral 2013 –del que somos finalistas– supuso una motivación añadida para poner en marcha este proyecto, que ha tenido una estupenda acogida por parte de todo el tejido educativo y que ha supuesto una grata experiencia para todos.

Francisco Gabriel Díaz Santos
CEIP “Madre Teresa de Caltuta” de Parla (Madrid)

0
Comentarios