El 88% de los inmigrantes en Cataluña no homologa sus títulos de estudios

MagisnetMartes, 6 de mayo de 2014
0

El 88% de los inmigrantes residentes en Cataluña con estudios secundarios o superiores no ha homologado ni convalidado sus títulos del país de origen, según un informe elaborado por la Asociación de Ayuda Mutua de Inmigrantes en Cataluña (AMIC) de UGT. El informe muestra un elevado perfil académico de los inmigrantes en Cataluña, basado en las 2.161 consultas de 1.387 personas que atendió AMIC durante 2013. El 60% de ellas tiene estudios secundarios –equivalente a la ESO, Bachillerato o Formación Profesional– y un 27% tiene estudios superiores universitarios.

Pese a la cualificación académica, sólo un 1,57% de las personas atendidas por AMIC ha homologado sus títulos, y un 3,7% está en trámites para hacerlo. Según el informe, los principales motivos para no homologar los estudios son la percepción de que es un proceso largo y muy burocrático, con documentación difícil de conseguir en los países de origen y respuestas normalmente denegadas de la Administración educativa.

La coordinadora de los servicios de AMIC, Helena Lafita, ha reafirmado que es un proceso muy costoso en cuanto a tiempo –puede llegar hasta los dos años– y dinero, por los trámites administrativos y el esfuerzo logístico, que depende, mayoritariamente, de la burocracia de los países de origen, aunque en los últimos años se está produciendo una mayor sistematización y brevedad de los procesos.

El proceso de homologación es especialmente complicado en el caso de los refugiados y las personas procedentes de países en conflicto, ha añadido Lafita, por la dificultad de legalizar su situación y su documentación. Lafita ha destacado también que el proceso de homologación ha hecho "aflorar" la cualificación real de las personas inmigrantes y, en ese sentido, el comisionado de Inmigración del Ayuntamiento de Barcelona, Miquel Esteve, ha añadido que la convalidación de los estudios prestigia a la población inmigrante y permite aprovechar su conocimiento y su experiencia.

Aunque los datos de homologación son discretos, la coordinadora de AMIC se ha mostrado optimista porque en los últimos años la demanda de tramitación de estos procesos ha aumentado, debido en parte a la situación de paro que viven muchos inmigrantes, que antes de la crisis no veían necesario la convalidación de los estudios y preferían dedicar su tiempo al trabajo. Con el panorama actual, ha añadido, estas personas han comenzado a plantearse la homologación de títulos como una opción para mejorar su competitividad en el mercado laboral y para acceder a cursos de formación que requieren titulaciones académicas.

AMIC-UGT de Cataluña, en colaboración con el Servicio de Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (Saier) del Ayuntamiento de Barcelona, se encarga de atender las demandas de la población migrada sobre homologación de títulos y reconocimiento profesional, formación reglada y no reglada, vivienda e inserción laboral y apoderamiento profesional.

Miquel Esteve ha destacado que sin la ayuda de AMIC, el ayuntamiento sería incapaz de gestionar él solo todas las demandas y trámites, y ha asegurado que el papel que desempeñan AMIC y el Saier es fundamental para facilitar los procesos de acogida, que no deben hacerse "a golpe de decreto", sino trabajando con las personas una a una. Como novedad para 2014, el Saier ha incorporado a su servicio el asesoramiento para homologar estudios españoles en otros países, ante la importante demanda de trabajadores nacionales que quiere emigrar.

0
Comentarios