“El inglés se empieza a considerar como una asignatura troncal en España”

Elaine Blaus estrena puesto como la máxima responsable de los prestigiosos exámenes de inglés de Cambridge. Pero su trabajo no se limita sólo a evaluar ejercicios, sino también a contribuir al aprendizaje de este idioma en nuestro país.

Estrella MartínezMartes, 27 de mayo de 2014
0

(Foto: Jorge Zorrilla)

Elaine Blaus es la nueva directora de la oficina de Cambridge English Language Assessment para España y Portugal, organización responsable de los exámenes de inglés, que se realizan en todo el mundo, First, Advanced, Proficiency, etc.

¿Qué implica tu nuevo puesto?
Dirijo a las personas que hay en la sede de Madrid, donde hemos ampliado la plantilla y hay departamentos que van desde evaluación a servicios de red. También me encargo del personal que está en toda España y Portugal, que es quien está en contacto con los centros donde se hacen los exámenes. Por último, mi trabajo consiste en dar forma a la estrategia de Cambridge para España y Portugal, que son países muy importantes para nuestra organización. Son casi los más importantes. Para nosotros es fundamental tener sedes en los países porque España, por ejemplo, es diferente a Francia, a Alemania, etc. Hay que tener relaciones con los centros, incluso con los candidatos que se presentan a los exámenes. Cada país necesita un procedimiento un poco diferente y tenemos que estar cerca; hay que visitar los centros, hacer inspecciones, etc.

¿Por qué España y Portugal son tan importantes?
España siempre ha sido el país más importante para Cambridge, y cada día lo es más. Aquí los exámenes de Cambridge los conoce todo el mundo. España, por ejemplo, es el país del mundo donde más personas hacen el Advanced.

Cualquiera lo diría, todavía hay muchos que dicen que aquí nadie habla inglés…
Eso es lo que siempre dice la gente, pero la situación está cambiando. En cualquier caso, es una percepción bastante falsa. Además, cada vez se empieza a estudiar con menos edad en los colegios, y esto es algo que va a influir en el nivel de inglés general del país, porque cuando empiezas a estudiar el idioma con 5, 6 o 7 años es muy diferente a cuando lo haces siendo más mayor.

Recién estrenado el puesto, ¿qué objetivos tienes?
Ahora mismo estamos enfocados en el sector de los colegios –públicos, concertados y privados–, como el proyecto que tenemos con la Comunidad de Madrid, donde hacemos mucho trabajo en los colegios públicos. Hay otras comunidades en España que están interesadas en hacer lo mismo, como, por ejemplo, Andalucía. Y hay regiones que no tienen programas de inglés y están muy interesadas en tenerlos.

Tras más de 100 años de trabajo, habláis de excelencia e innovación en la enseñanza del inglés, dos palabras muy en boga últimante. ¿Qué significan para vosotros?
El proceso de desarrollo de lo exámenes en Cambridge es muy complejo. Para hacer una pregunta de examen se tardan casi dos años. Después de distintas pruebas es cuando se decide si es válida para un examen del First o del Advanced, por ejemplo. Sólo entonces pasa a la base de datos como pregunta apta. Si una pregunta, después de un año o dos de pruebas, no vale, no se utiliza y ya está. Por otro lado, estamos siempre innovando nuevas pruebas. Las que acabo de mencionar llevan muchos años, pero también creamos nuevas como los exámenes Young Learners, para los niños, o los de Business, enfocados a los negocios. A esto se une que también innovamos con la tecnología. Ahora se están poniendo on line los exámenes para que puedan hacerse en el ordenador, por ejemplo. Siempre estamos buscando formas de hacer los exámenes para que se adecúen lo máximo posible a lo que los candidatos necesitan, para que estén más en consonancia con el mundo moderno. Innovamos y nos modernizamos, pero manteniendo la excelencia.

Tú conoces el sistema educativo español, has sido directora del Colegio “King’s College” de Madrid. ¿Qué opinas de él en relación al aprendizaje del inglés?
Lo primero es que está cambiando, y esto es lo mejor. Los sistemas educativos tienen que cambiar, tienen que evolucionar con la sociedad. En España ahora se ha reconocido que el inglés es algo muy importante, ha habido un cambio en la mentalidad. Los idiomas, y especialmente el inglés, se empiezan a considerar casi como una asignatura troncal, con la misma importancia que las Matemáticas o las Ciencias.

Efectivamente, el inglés gana con la Lomce. ¿Nos estamos focalizando demasiado en él dejando de lado otras asignaturas que también pueden ser importantes, como Filosofía, por ejemplo?
En unos tiempos hay asignaturas que son más importantes y otras que menos, y viceversa. Pero en España siempre se pueden estudiar asignaturas como Latín, Griego o Filosofía, porque es un sistema educativo bastante amplio en comparación con el británico, por ejemplo. La posibilidad de elegir en el Bachillerato es parte del sistema español y yo creo que es algo que no va a desaparecer. Estas asignaturas ahora cuentan menos, pero siguen ahí.

¿Qué crees que estamos haciendo bien y mal en relación al inglés?
Lo bueno en la enseñanza de cualquier idioma es hablar, hacer algo más práctico y comunicativo. Esto hacía falta en España. Lo que está cambiando es que ahora hay más profesores en las clases que sí que hablan, y esto obliga a los alumnos a hablar, les ayuda a perder la inhibición que tenemos todos. Para mí es importante también que se impartan asignaturas en inglés, y no sólo Inglés. Ésta es una buena manera de aplicar la lengua, porque para aprender un idioma no basta con estudiar, hay que aplicarlo.

Tenéis acuerdos con centros escolares, universidades, consejerías de Educación, etc. ¿En qué consisten estos convenios?
Las universidades y centros hacen cursos para los alumnos que terminan en una evaluación de Cambridge. No-sotros ofrecemos estas evaluaciones, pero también ayudamos a formar a los profesores para impartir las clases. La formación de los profesores es clave, por lo que, aparte de evaluaciones de idioma, Cambridge hace también esta formación y exámenes para docentes.

¿Y con las consejerías?
Aquí en Madrid, por ejemplo, en los colegios que forman parte del proyecto, además de evaluar a final de curso y formar, hacemos una prueba de nivel a principio de curso para que vean dónde está cada alumno y hacemos también pruebas de nivel a los profesores. Por último, cuando termina el curso, hacemos un estudio de impacto para ver qué cambios hemos visto durante el de-sarrollo del curso: los resultados, si hay mejoras en cómo hablan los niños, en cómo escriben, en definitiva, ver cómo ha funcionado el proceso de enseñanza.

¿Cómo ayuda esto a una Consejería?
Al evaluar el sistema educativo del inglés de una región con la que trabajamos, damos una idea a la Consejería del efecto o la influencia que tiene este sistema que están empleando. Esto nos ha servido para darnos cuenta de que poner un sistema de evaluación de Cambridge influye en la enseñanza y en la metodología, y no sólo en el inglés. Los profesores empiezan a dar clases en inglés de una forma un poquito más comunicativa y esto al final puede cambiar la forma de dar las clases de Matemáticas o Ciencias, porque se dan cuenta de cómo están enseñando estos docentes, de una forma un más abierta, más práctica.

¿No tenéis miedo de que se os acuse de “britanizar” las aulas?
(Risas). Creo que no lo estamos haciendo, simplemente mejorando o modernizando el sistema educativo.

¿Dirías que el bilingüismo es imprescindible para un sistema educativo que quiera ser competitivo?
Depende. En el Reino Unido o en Estados Unidos claro que no. Donde se habla inglés o un idioma que es global, pues no. Aquí en España es algo bastante importante y en muchos países de Europa imprescindible, porque el mundo no habla holandés, por ejemplo. De cara a salir fuera a trabajar es lo que buscan las empresas globales, el inglés.

0