Los accidentes en el hogar son la tercera causa de muerte entre los menores

Según el estudio realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) y la Fundación Mapfre, llamado Accidentes en la población infantil española, uno de cada diez niños se queda solo en casa en algún momento del día, siendo éstos los que más accidentes sufren y, además, el 18% de los padres no saben a qué teléfono llamar en caso de emergencia.

Laura de FrutosMartes, 27 de mayo de 2014
0

Dicho informe, en el que han colaborado 204 pediatras de atención primaria que trabajan en centros de salud de España, revela que,en cuanto al tipo de accidente, las intoxicaciones son más frecuentes en niños menores de dos años; las quemaduras, los atragantamientos con objetos pequeños y los ahogamientos, entre niños de dos a cuatro años, y en los más mayores lo más frecuente son las caídas y los cortes. Incluso durante los meses de verano se incrementan los accidentes infantiles, produciéndose uno de cada tres accidentes en los más pequeños.
También destaca el hecho de que los niños que tienen más accidentes son los segundos de dos hermanos, con un 32,3%, y los hijos únicos, con un 27,4%, y que seis de cada diez accidentes se producen fuera del domicilio y el resto en el hogar, siendo el salón el lugar más frecuente, con un 32%.
Los accidentes están entre las tres primeras causas de muerte en niños de hasta 14 años, según lo que recoge Aepap y Mapfre en su estudio. Pero como dato positivo, en el informe se pone de manifiesto que nueve de cada diez padres cumplen con las medidas de protección más relevantes, como son poner protectores en las esquinas de objetos, mantener fuera del alcance de los niños productos de limpieza y medicamentos, proteger los enchufes…
Con el objetivo de prevenir los accidentes infantiles en la población infantil española, Fundación Mapfre y Aepap distribuirán en centros de salud y entre las familias un decálogo con medidas clave de prevención que incluye recomendaciones. Algunas como: que en todas las casas se tengan las ventanas protegidas con cierres de seguridad o rejas, o que no se deje al niño bañándose solo.

0
Comentarios