Navarra es la comunidad que más valora la libertad de enseñanza

En los próximos 10 años habrá 3.200 aulas concertadas menos en Primaria, según el informe de la patronal CECE.
Laura de FrutosMartes, 21 de octubre de 2014
0

Indicadores de la libertad de Educación en España es el título del informe que ha hecho la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) con datos del Ministerio de Educación y del INE. Los datos reflejan tendencias, y las variables que más reflejan la libertad son esta serie de indicadores objetivos: cuántos alumnos en colegios concertados hay, cuántos centros concertados hay y cuánta cantidad de dinero destinan las comunidades autónomas.

A colación del último indicador, el ahorro en la enseñanza concertada que supone para el Estado en su conjunto y en cada comunidad, en el último año publicado –2011– fue de más de 6.000 millones de euros. También dicho informe, dadas las tendencias demográficas, refleja la disminución en 10 años de 11.000 aulas en Primaria, de las que unas 3.200 serán concertadas, equivalentes a 270.000 alumnos. En cambio, todavía crecerá la Secundaria en 160.000 alumnos y el Bachillerato y la FP en 130.000 alumnos.

En cuanto al sector infantil, se aprecia un ligero descenso tanto en el número de centros como en el de alumnos, aunque en el resto de niveles educativos aumenta el número de centros. El porcentaje de centros infantiles concertados está en torno al 16% del total, destacando Murcia y Aragón con una escasa presencia de este tipo de centros.

Mariano del Castillo, director del Instituto de Técnicas Educativas de la CECE y autor del mencionado informe, refleja que las comunidades que más valoran la libertad de enseñanza son Navarra en cabeza de lista, seguida del País Vasco, Baleares, Madrid y la Comunidad Valenciana; y a la cola se encuentran comunidades como Canarias, Extremadura, Asturias, Galicia y Andalucía. Según el informe de la CECE, estos datos son debidos a la sensibilidad de las autoridades de cada una de ellas hacia la libertad de creación de centros y al papel de la familia en la Educación y su derecho a elegir libremente centro educativo.

Además, el informe refleja que el País Vasco es la comunidad autónoma que tiene mayor número de concertados sobre el total de centros. Aunque, en general, desciende el porcentaje del número de alumnos de enseñanza concertada en las comunidades autónomas.

Tratando el gasto por alumno concertado, que aparece en la tabla superior, los datos que se han utilizado han sido las series correspondientes al coste de las plazas de alumnos concertados en los distintos años –del 2009 al 2012– obteniendo las medias de coste por comunidad. Y, desde ahí, se calcula un orden entre las comunidades según la cantidad absoluta que destinan al coste del puesto escolar del alumno concertado.

De esta manera se analiza el modo en que cada comunidad autónoma prioriza la enseñanza pública respecto de la concertada, a través de sus partidas de gasto, y se establece el porcentaje de coste que supone un alumno concertado sobre uno de la enseñanza pública. Finalmente, los datos negativos demuestran lo que crece la financiación a los centros privados.

Por último, los datos aportados por el Ministerio de Educación reflejan que la FP lleva superando al Bachillerato de forma absoluta desde el curso 2011-12 en número de alumnos. En el curso actual hay 705.000 alumnos en Bachillerato frente a los 793.000 de la Formación Profesional. Según refleja del Castillo, “si la gente ve que no tiene trabajo hace más FP a consecuencia de la crisis. Esto hace que se haya visto favorecida sorprendentemente y que se haya impulsado la Formación Profesional Dual”.

El cambio más significativo que reflejan las estadísticas del sistema educativo es que la Formación Profesional ha incrementado su peso en un 46%, pasando de 541.807 alumnos en el curso 2008-09 a los 793.034 matriculados actualmente.

Antonio Rodríguez-Campra, presidente de la CECE, pretende abordar en el Congreso Nacional de la Enseanza Privada que se celebrará en Palma de Mallorca cuestiones que le preocupan, tales como “la organización de los colegios en 4º de la ESO; la flexibilidad de ratios; el tratamiento de la Formación Profesional, que puede ser de cara a la empresa o de espaldas a la realidad; la duración de los conciertos educativos, además de las trabas para su renovación y el acceso a ellos; o la evaluación y la tecnología en las aulas”, dijo entre otros. Además matizó que “la Lomce mejora un poco el tratamiento de los conciertos y reconoce que todos los centros educativos deben ser concertables”.

0
Comentarios