Uriarte defiende la evaluación del sistema educativo vasco para mejorarlo

MagisnetMiércoles, 18 de marzo de 2015
0

La consejera de Educación del Gobierno Vasco, Cristina Uriarte, ha defendido en Bilbao la necesidad de evaluar de forma periódica el sistema educativo vasco con el fin de conocer sus posibles carencias y mejorarlas. Uriarte ha intervenido en el acto de apertura del Simposium PISA 2015, dirigido a los centros educativos y en el que también han participado el director de la cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU, Juan Ignacio Pérez Iglesias; Alfonso Echazarra, asesor de la OCDE, y Xabier Aizpurua, director del Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa.

La consejera vasca de Educación ha respondido de esta forma a las críticas que recientemente realizó en Bilbao Richard Gerver, considerado una de las personalidades más influyentes del mundo en el ámbito de la educación. Gerver mantuvo que el Informe PISA, elaborado por la OCDE y que evalúa el rendimiento académico en cerca de cien países de los cinco continentes, es "lo más dañino en la historia de la Educación" porque aporta datos sobre el desarrollo académico que, a su juicio, los gobernantes "utilizan mal" y "se obsesionan".

La consejera ha considerado que el Informe PISA se basa "en el buen uso que se quiera dar a la información que proporciona". Ha concretado, en este sentido, que el interés de las autoridades educativas del País Vasco en el Informe PISA "no es otro que el de intentar mejorar el sistema educativo" vasco.

"El Informe PISA nos da datos sobre el desarrollo académico, lo que es un dato estadístico, pero objetivo, y nuestro interés en el informe es tener información para elaborar un diagnóstico de la situación de nuestro sistema educativo que nos permita orientar las políticas del Gobierno hacia la mejora del mismo", ha señalado.

Uriarte ha recordado que el Plan Heiziberri 2020 de modernización de la enseñanza pública vasca que ha puesto en marcha su departamento, y que ha concitado la contestación de la comunidad educativa, busca desarrollar modelos propios de evaluación del sistema. Ha añadido, en este sentido, que las evaluaciones internacionales, como el Informe PISA, sirven para poder establecer una comparación de sus resultados con los que arroje el sistema propio.

El simposio que se celebra en Bilbao tiene por objeto informar a los representantes de la comunidad educativa vasca de las características de la nueva edición del Informe PISA que se realizará este año, por quinta vez en el País Vasco.

Para el diseño de la muestra de alumnos a evaluar en el País Vasco, compuesta por un máximo de 5.000 escolares de 15 años, con un máximo de 42 por centro, se tendrán en cuenta la representatividad de los modelos lingüísticos y la titularidad de los centros (pública o privada).

En la edición de 2015, los evaluados usarán el ordenador para realizar las pruebas y, además de las competencias básicas como la lectura, las matemáticas y la competencia científica, se juzgarán las habilidades para la resolución de los problemas de forma colaborativa (entres dos o más alumnos), y la competencia financiera. Este último apartado tiene por objeto medir el conocimiento del alumnado en relación a conceptos y riesgos financieros y su aplicación en la toma de decisiones que permitan mejorar su bienestar individual y el de la sociedad en general.

0
Comentarios