El Consejo Consultivo de Asturias avala no ofertar Religión en 2º de Bachillerato

La decisión de la Consejería de Educación de no ofertar Religión en 2º de Bachillerato es legal y cuenta con el aval del Consejo Consultivo que ha emitido un dictamen con este veredicto en base a que se cumplen los acuerdos pactados con la Santa Sede.
Carlos AlonsoMiércoles, 17 de junio de 2015
0

El Consultivo emitió este dictamen tras estudiar en su última reunión el proyecto de decreto por el que se regula la ordenación y se establece el currículo de Bachillerato.

El dictamen incide en que el acuerdo suscrito con la Santa Sede en 1979 obligaba a ofertar la asignatura de Religión Católica en el BUP y, según la orden de 16 de julio de 1980, la oferta no era obligatoria en el COU. Este sistema se mantuvo hasta la implantación de la Logse en 1990 que suponía la creación de la ESO y el Bachillerato. Por tanto, el acuerdo con la Santa Sede no se ajustaba a esta nueva estructura y la nueva ley se limita a señalar que la oferta de Religión será obligatoria en los distintos niveles educativos.

De esta forma señalan que esta decisión de la consejera se ajusta a la legalidad, puesto que es la única exclusión de la asignatura de Religión se produce en 2º curso de Bachillerato, equivalente al COU y, por lo tanto, fuera de los ámbitos pactados con la Santa Sede. Además, según el Consejo Consultivo, el proyecto elaborado por el Principado no resulta contrario a la disposición adicional segunda de la LOE ni a los acuerdos suscritos.

La consejera saca pecho
La consejera, Ana González, se ha pronunciado sobre este dictamen después de acudir a una exposición enel Castro de Chao Martín. Aquí, ha subrayado que las competencias para la distribución de la carga lectiva corresponden al Gobierno del Principado y que quien abrió el debate sobre la asignatura de Religión fue el ministro Wert que en aquellos territorios en los que la carga lectiva es competencia del Estado –Ceuta y Melilla– ha puesto menos horas de Religión que en Asturias.

Además, ha señalado que “el número de horas de las asignaturas no es un derecho y no tiene nada que ver con los derechos, sino con qué creemos que deben aprender los niños en el sistema educativo”.

En relación a la demanda interpuesta por grupo de profesores de Religión de Primaria por la carga horaria de la materia marcada en los distintos decretos del currículos, González explicaba que “últimamente está de moda hablar de la ideología de la consejera”, añadiendo que “es curioso que quienes hablan de mi ideología como un hilo argumental en la gestión de mi departamento se olvidan de la suya y se presentan como personas neutras y olvidando también las competencias de la Consejería”.

Demanda de los docentes
Un total de 25 profesores de Religión de Primaria han demandado a la Consejería de Educación ante lo que entienden como una modificación de su contrato laboral a consecuencia del recorte en los horarios que sufrirá esta asignatura en centros públicos en el proceso de aplicación de la Lomce.

El abogado de algunos de los profesores, José Luis Lafuente, ha señalado que estas modificaciones, que afectan a más de un centenar de profesores, podrían conllevar la pérdida de 40 puestos de trabajo.

Los docentes lamentan que el currículum diseñado por la Consejería de Educación supone un recorte de la carga horaria de Religión del 33% en Primaria, del 20% en Secundaria y del 50% en Bachillerato, siendo el más elevado del conjunto de España.

A juicio del letrado, los padres tienen “derecho” a elegir la Educación de sus hijos, que en el caso de la asignatura de Religión cuenta con un “volumen de aceptación de aproximadamente un 65% de los alumnos”.

Críticas del PP

La diputada del PP, Enma Ramos, ha afirmado que la decisión de excluir la asignatura de Religión del currículum de 2º de Bachillerato “se debe a una decisión meramente ideológica” por parte de los socialistas. Además de criticar esta decisión, Ramos ha censurado el nuevo sistema de becas de libros de texto impulsado por el Principado. La parlamentaria del PP ha reprochado a la conseera que “en los últimos días de esta Legislatura” haya tomado estas decisiones tras una gestión caracterizada por su “inactividad” y “pasividad”. En este sentido, ha anunciado que su partido se reunirá con los colectivos a los que afecta esta decisión –libreros, familias y responsables de centros– para solucionar el “desbarajuste que ha propiciado la consejera con el objetivo de solventar el conflicto e intentar reconducirlo”.

0
Comentarios