Sánchez dice que el PSOE "no va contra" la Iglesia

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que medidas como suprimir la Religión del currículum escolar o revisar el Concordato con la Santa Sede "no van en contra" de la Iglesia, sino de avanzar para que España sea un Estado laico.
MagisnetMiércoles, 21 de octubre de 2015
0

Sánchez, en declaraciones a Los desayunos de TVE, ha asegurado que él no es un “radical” que persiga las creencias de cada uno, pero ha defendido que la Religión debe circunscribirse al ámbito privado y que el Estado tiene que “garantizar la laicidad” en la Educación y en las ceremonias institucionales. “La prioridad política de mi generación, entre otras, será reformar el Estado y convertirlo en laico. No significa ir contra la religión. No soy un radical que ponga en cuestión la creencia de nadie”, ha argumentado.

Como prueba de que las propuestas electorales de su partido “en absoluto” pretenden echar un pulso a la Iglesia Católica, el líder socialista ha subrayado que otra de las medidas será aprobar una Ley de Libertad Religiosa para que cada persona ejerza libremente sus creencias. Por ello, ha hecho hincapié en que el plan del PSOE “no va contra nadie”, sino en favor de avanzar hacia un Estado laico como lo son otros países, entre los que ha citado a Francia, desde “el máximo respeto” al hecho religioso, pero con instituciones aconfesionales.

Para Sánchez, es un “paso atrás” que la ley educativa del Gobierno del PP establezca la Religión como materia evaluable y que cuente para acceder a una beca. Frente a ello, ha insistido en sacar la materia del horario escolar y volver a instaurar la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Matización de Hernando

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha recalcado que la oferta electoral de su partido supone que la Religión “se pueda dar en horario extraescolar” tanto en los centros públicos como privados, pero que “no cuente a efectos del resultado del currículum”. “Se trata de sacar la Religión del currículum y que no cuente como cuentan las Matemáticas, la Lengua o la Literatura”, ha subrayado el portavoz en declaraciones en el parlamento.

La supresión de la enseñanza de la asignatura figura en el borrador del programa del PSOE para las elecciones del 20 de diciembre y “se concretará” y “se explicará” más adelante, ha apuntado el portavoz del PSOE. La medida también afectaría a los colegios privados, donde “se podrá seguir dando Religión, pero no formará parte del currículum”, ha insistido.

Respuesta de la Concapa

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) ha considerado hoy que la propuesta del PSOE de pretender eliminar la clase de religión en las escuelas en un “ataque gravísimo” al derecho constitucional para elegir que sus hijos reciban formación religiosa y moral.

La iniciativa del PSOE, incluida en su programa electoral, es “una absoluta falta de respeto hacia la libertad religiosa de los españoles, sea cual fuere su confesión religiosa”, ha señalado esta Confederación en un comunicado, en el que ha recordado el artículo 27 de la Constitución, que reconoce la libertad de enseñanza.

Para la Concapa, los socialistas pretenden “imponer a todos los alumnos, como ya se intentó antes con la sectaria asignatura de Educación para la Ciudadanía, su propia ideología y una visión uniforme de la sociedad, al más puro estilo de dictaduras ya superadas”. El PSOE vuelve a dar muestras de “intervencionismo ideológico”, de “unas maneras propias de países totalitarios”, en lugar de apoyar, defender y proteger las libertades y derechos constitucionales.

Según la Concapa, el PSOE, que es “el autor fundamental y casi exclusivo de un sistema educativo que nos ha llevado a las más altas cotas de fracaso escolar”, ahora continúa empeñado en “propuestas retrógradas que solo contribuyen a recortar derechos” a los ciudadanos. Concapa ha subrayado que la clase de cualquier religión de las que se tienen acuerdos firmados con el Estado no se impone a nadie y es de libre elección para los alumnos y sus familias, por lo que es de oferta obligatoria para los centros.

“La totalitaria propuesta socialista supondría también imponer a los centros privados, sean concertados o no, una ideología determinada, en muchos casos contraria al ideario de los mismos, lo que constituye un claro y evidente ataque a la libertad ideológica”, ha insistido la Concapa. Esta Confederación ha añadido que la clase de Religión es habitual en los países europeos y que en al menos una docena de ellos es obligatoria como en Alemania, Reino Unido o Noruega.

La opinión de los obispos

Por su aprte, el secretario general de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha considerado que la propuesta socialista es “una incursión en ámbitos radicales” en busca de votos y que tiene “un resabio de otros tiempos”. De este modo, en declaraciones a Efe, ha expresado su extrañeza por la propuesta del PSOE de suprimir la asignatura de los colegios públicos, privados y concertados que ha atribuido a la búsqueda de votos en ámbitos radicales.

Gil Tamayo ha asegurado que el hecho religioso está “plenamente normalizado” en la sociedad española, a lo que se unen el derecho constitucional de los padres a optar por la enseñanza de Religión para sus hijos y los acuerdos internacionales firmados por el Estado español y la Santa Sede.

El también portavoz de la CEE ha considerado que la propuesta de eliminar la asignatura supone “un atrevimiento” que, en su opinión, no es propio de “un partido serio” como el PSOE. Cada año en España, un 70 por ciento de los padres solicita la enseñanza de Religión en Primaria y un 60 por ciento en Secundaria, ha apuntado.

Gil Tamayo ha manifestado que no entiende la iniciativa del PSOE, un partido democrático que participó en la elaboración de la Constitución, que ha achacado a “una incursión en ámbitos radicales” y ha definido como “un resabio de otros tiempos”. El portavoz de la CEE ha indicado que “la Iglesia no es un contrincante político” y ha opinado que el PSOE plantea esta cuestión ahora “por motivos electorales”.

Escuelas Católicas se muestra “alarmada”

La organización Escuelas Católicas (EC) considera que las propuestas del PSOE suponen “atentar” contra el derecho de los padres a elegir el tipo de Educación que quieren para los hijos y “atacar” a la enseñanza concertada católica. En un comunicado, EC se muestra “alarmada” al considerar que el borrador de programa de los socialistas convierte la Educación en un “campo de batalla política” y que es un “gravísimo error” querer derogar la Lomce por muy mejorable que sea. Lamenta “profundamente” esas propuestas, pues eliminar la Lomce tendría consecuencias “muy negativas” para la comunidad escolar.

“Lejos de ilusionarse, alumnos, profesores y centros ya viven con angustia y hartazgo cada uno de los innumerables cambios educativos a los que están sometidos”, argumenta Escuelas Católicas, que pide “más respeto” para la comunidad docente.

Promover la enseñanza laica y suprimir la clase confesional, prosigue la nota, va contra la enseñanza concertada católica, “ampliamente demandada por la sociedad”, y contra el derecho que asiste a los padres para que los hijos reciban la formación religiosa y moral acorde con sus propias convicciones. “Promover estas propuestas y hacer al mismo tiempo una oferta de ‘diálogo y consenso’ nos parece un contrasentido”, argumenta EC, que agrupa a unos 2.000 centros educativos, mayoritariamente concertados.

Según EC, es “incomprensible” que un partido que aspira a gobernar para todos plantee medidas “inconstitucionales” que no solucionan “nada” y evidencian la “necesidad” de un gran pacto educativo, político y social real que dé estabilidad al sistema educativo.

USO acusa al PSOE de “electoralismo”

Igualmente, la Federación de Enseñanza de USO ha denominado como “ocurrencia puramente electoralista” la idea del PSOE de que la Religión deje de formar parte del currículo y del horario escolares. Tal propuesta ha vuelto a poner en el “disparadero” el futuro de esta asignatura y de los miles de profesores que la imparten, opina el sindicato en una nota.

“Como suele ser habitual desde hace ya muchos años –añade–, cualquier presencia del hecho religioso en la opinión pública suele suscitar polémicas muy acaloradas que, sin embargo, en nada contribuyen (al contrario) a despolitizar nuestro sistema educativo”. Por todo ello reitera la necesidad urgente de alcanzar un pacto educativo para tratar como se merecen los verdaderos problemas de la enseñanza.

“La presencia o no de la asignatura de Religión no es el problema fundamental que hay que corregir más urgentemente en los centros educativos para acabar con el abandono y el fracaso escolares, problemas acuciantes que merecerían una mayor atención por parte de nuestros políticos”, insiste el sindicato. El PSOE busca “imponer” un único modelo educativo que, además, va en contra de lo que establece nuestra Constitución en su artículo 27.3, sobre el derecho a elegir el tipo de Educación de acuerdo con las creencias de los padres.

Recuerda USO que la asignatura es voluntaria para el alumnado, y que “casi el 65% de las familias” la elige año tras año. “Nos parece un dato democrático –enfatiza– que nuestros políticos deberían conocer para no imponer medidas que supongan un recorte de las libertades, en este caso de los padres y madres que, con total libertad, la eligen para sus hijos”. Por otro, destaca el valor que tiene la asignatura en la formación humanística de los alumnos, “clave para asimilar correctamente las raíces de nuestra cultura”.

“Ocurrencia electoral”

El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, ha tildado de “ocurrencia electoral” la propuesta del PSOE porque, ha dicho, va contra la Constitución, los tratados internacionales y los derechos de las familias a elegir la Educación de sus hijos. Marín ha afirmado que la Religión es de libre elección y que “no hay que prohibir algo que luego las familias pueden elegir o no”. “Por lo tanto, yo creo que es una ocurrencia más que pretende establecerse como arma electoral dentro de una radicalidad que dice muy poco de un partido que defiende la Constitución”, ha aseverado el secretario de Estado.

La propuesta del PSOE, ha continuado, va incluso en contra de los currículos que ministros socialistas de Educación crearon no solo para la católica sino también para otras religiones. Y ha destacado que en su programa electoral el PSOE se compromete a ampliar el derecho constitucional de la Educación y, en su opinión, precisamente con esta medida lo que hace es “cercenar y quitar” ese derecho “a miles y miles de familias”.

Para el secretario de Estado, prohibir “da pocas opciones” tras lo que ha indicado que la Religión “no hace mal a nadie, sea de la confesión que sea”.

0